Facultad de Ciencias Médicas brindó el webinario "La medicina del deporte en tiempos del COVID-19"

Foto de archivo de Delmer Membreño

Con el apoyo de la Fundación de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Fundaunah), el Departamento de Salud Pública y la Iniciativa Multidisciplinaria de Investigación y Servicio (IMIS), el doctor Jesús Pérez, especialista en medicina del deporte y docente de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM), brindó el webinario: “La medicina del deporte en tiempos del COVID-19”.  

El evento se desarrolló de manera virtual a través de la plataforma Cisco Webex, retransmitido por Facebook Live de la FCM, donde el experto habló sobre las diferentes acciones, metodologías y medidas que debe realizar un médico deportivo al momento de abordar a un atleta de alto rendimiento o persona que incursiona en el mundo deportivo.  

Recordó que algunos de los beneficios del ejercicio físico es que favorece el aumento de la potencia cerebral, reduce la depresión e incrementa la confianza en la imagen corporal, previene problemas respiratorios y mejora el asma bronquial, reduce el riesgo cardíaco, disminuye la presión arterial y corrige el colesterol en la sangre.  

Asimismo, mejora la calcificación de los huesos, previniendo la osteoporosis y osteopenia, mantiene y mejora la flexibilidad, produce hormonas del bienestar, aumenta la masa muscular y mejora la postura corporal, promueve la inmunidad, reduce el sobrepeso, mejora la digestión y disminuye la incidencia de diabetes y accidentes cerebrovascular (ACV).  

Contexto de pandemia  

Sobre el contexto de la pandemia del COVID-19, el especialista comentó que como facultad, con el apoyo de diferentes unidades de la UNAH, ha trabajado en la creación de una propuesta de un protocolo de bioseguridad orientado en la reanudación de las actividades deportivas con el fin de brindar respuesta a los atletas de alto rendimiento.  

Esta propuesta incluye una serie de restricciones de contacto COVID-19 que van desde el distanciamiento o asilamiento, manteniendo las distancias de seguridad recomendadas entres personas (entre 1.5 y 2 metros), evitar contacto entre personas, determinación y aislamiento de personas con factores de riesgo, de personas que convivan con personas que presenten los factores de riesgo de la enfermedad, de sospechosos de infección y de enfermos.  

Además, promover la educación y formación sobre las medidas de protección y prevención, la utilización de mascarilla, de guantes, ropa adecuada, lavado de mano constante, toser con la posición correcta, normativas que se deben estar insistiendo constantemente en cada uno de los procesos de entrenamiento, acciones consideradas por el experto como un gran desafío por la naturaleza de los jóvenes.  

Esta serie de actitudes, amplió Pérez, les permitirá mantenerse lo más alejado de un posible contagio por COVID-19. Amplió que esta iniciativa además cuenta con cuatro protocolos de carácter específico, uno de ellos de muy alta vigilancia (fase 4) que consiste en las prohibiciones del contacto directo, uso obligatorio de mascarilla y solo se permite actividades exteriores.  

Uno segundo de alta vigilancia (fase 3), en el que se prohíbe el contacto directo, uso obligatorio de mascarilla y están permitidas las actividades interiores. La cuarta, de vigilancia media (fase 2), que se aplicará cuando se levanten las medidas de distanciamiento social, sin embargo, sigue siendo obligatorio el uso de la mascarilla, pero es permitido el entrenamiento en parejas.  

Por último, el experto explicó sobre el protocolo de vigilancia preventiva, considerado como la fase 1, en el que será aplicable cuando las medidas de higiene respiratoria se hayan levantado y no sea obligatorio el uso de mascarilla.  

Entrenamiento  

Por otra parte, habló sobre los cambios en la sangre de aquellas personas que incursionan o practican algún deporte, que son: temporales o permanentes, los temporales los describió como los cambio que retornan a las 48 horas, es decir, que son aquellas personas que incursionan en algún tipo de ejercicio, sin embargo, abandonan la actividad deportiva a los días siguientes, tirando al sesto de la basura lo pocos resultados alcanzados.  

Sobre los cambios permanentes en la sangre, explicó que es cuando la persona tiene ya una prolongación de tiempo realizando ejercicios, que entrenan, que se le incorporan cambios permanentes en su organismo, y que, si estas personas están en este régimen y dejan de entrenar, estos cambios desaparecen lentamente, porque ya cuenta con adaptaciones con los que cuenta el organismo.  

“Este es el fenómeno de entrenamiento con los atletas, donde a veces escuchamos decir: ¿este muchacho es atleta? pero él no se mira tan fuerte, no lo veo tan musculoso, sin embargo, tiene incorporado en su organismo millones de cosas, por eso son tan funcionales”, indicó el médico. 

Medicina del deporte 

Compartió con la audiencia sobre los aspectos fundamentales de la medicina del deporte, entre ellos: determinar el estado morfofuncional como respuesta al entrenamiento que consiste en (modificaciones orgánicas y funcionales del atleta), comprobar el estado de salud previo a la práctica sistemática de la actividad física.  

“Sobre este aspecto es muy importante antes de aplicarle carga de entrenamiento al atleta y no atleta, es saber cómo está la salud de la persona, porque recordemos que el entrenamiento es bueno, el ejercicio es bueno, pero hay situaciones no se puede hacer ejercicio porque puede perjudicar a la salud”, agregó el especialista.  

Otros de los aspectos mencionados es la necesidad de prevenir y atender las lesiones que pudieran presentarse en la práctica deportiva, así como atender las enfermedades, valorar las condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones deportivas, en el que señaló que todos estos aspectos son importantes porque están orientados en preservar la salud, desde el punto de vista preventivo y curativo.  

Seguidamente habló de la necesidad de realizar algunas tareas del control médico del entrenamiento entre ellas: contar con un plan profiláctico de fisioterapia, pruebas médicas de laboratorio de control médico, asistencia médica a las lesiones y enfermedades, contar con un plan nutricional adecuado.  

“Debe contar con u plan de trabajo médico, un control del peso corporal, atención odontológica, aquí muchos pudrían decir ¿y…esto que tiene que ver? porque cuando una persona presentan afecciones a nivel bucal, que se le identifica muchas caries, podemos ver y lo hemos visto en muchos deportistas cómo tiene alteraciones electrocardiográfica y alteraciones en su rendimiento, porque las caries son un foco de séptico a distancia, como pruebas médicas de campo”, indicó el galeno.  

Sobre este aspecto se comentó que es muy importante que cada una de estas evaluaciones que se le realiza al atleta, no son medidas que se realizan de puro gusto, sino que van orientados a mejorar y optimizar su rendimiento deportivo, como la importancia de conocer las diferentes reglas del deporte durante las competencias.  

“Hay deportes que un minuto te puede definir si el atleta puede seguir compitiendo, o de resolver la situación del atleta, entonces, si tu como médico estás distraído, conversando con otra persona, sin darse cuenta que lo que le está ocurriendo al atleta, estará obligado a indagar sobre algo que no tiene conocimiento, por lo que no es lo mismo estar muy atento, observar, por ejemplo, cuando a un corredor en plena acción se le dobló el tobillo uno como médico al momento de movilizarse para asistirlo va consiente del lugar, de la lesión, la gravedad de la situación y cómo debe actuar, ya que contará con la información visual que es sumamente importante”, agregó.  

Por otra parte, describió los diferentes tipos de pruebas que deben cumplir los atletas, entre ellas: las pedagógicas, médicas, medico-pedagógicas, como las pruebas psicológicas. Ahondó en las pruebas de control médico de laboratorio, las pruebas de campo (hasta el agotamiento con la determinación de gases, con determinación de frecuencia cardíaca mediante electrocardiogramas (de acuerdo con el protocolo), toma de la presión.  

Pruebas de campo  

Sobre las pruebas de campo realizada a los atletas de alto rendimiento mencionó: las pruebas de campo generales que son aquellas que miden capacidades generales, empleando un mismo instrumento de medición e indican la capacidad estudiada en cualquier deporte (carrera, lanzamiento, los saltos, etc.).  

“Las pruebas de campo especiales son aquellas pruebas específicas de acuerdo con el deporte que practica el atleta, pero ambas determinan la participación de las diferentes vías metabólicas durante el trabajo realizado”, enfatizó el conferencista.  

Asimismo, habló sobre la clasificación de los grupos deportivos, de las dinámicas, de las pruebas de control médico, sobre el análisis e interpretación de los resultados de las pruebas de campo y los beneficios del ejercicio físico.  

 

Noticias relacionadas:

Comentarios