FAO y Unión Europea inauguran el proyecto para “Apoyo al Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica”

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) implementará el proyecto Apoyo al Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica en el marco de la respuesta global de la Unión Europea al COVID19”, a través del cual se apoyará el incremento del empleo y la consolidación de los medios de vida.

El Proyecto beneficiará a 1,800 familias rurales en los territorios de la Asociación de Municipios Fronterizos de Intibucá (AMFI), la Mancomunidad de Municipios del Centro de la Paz (Mamcepaz), y la Mancomunidad de Municipios del Norte de Choluteca (Manorcho). Estas zonas presentan una fuerte expulsión migratoria y altas tasas de pobreza.

El acuerdo entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Unión Europea para implementar el proyecto, fue firmado por un monto de 7.2 millones de euros. Las acciones tendrán un alcance regional que contribuirán al Plan de Desarrollo Integral (PDI) elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) por iniciativa de los Gobiernos de México, El Salvador, Guatemala y Honduras.

Las actividades estarán orientadas a brindar apoyo para el fomento del desarrollo de las capacidades de extensión, producción y agronegocios. Asimismo, se apoyará el fortalecimiento de las inversiones para el incremento sostenible de la productividad agrícola, la diversificación e innovación productiva, el desarrollo de emprendimientos, cadenas de valor y el impulso a las actividades rurales no agrícolas.

También contempla la disponibilidad y accesibilidad a los conocimientos y lecciones aprendidas generadas por el proyecto. Cabe destacar que el proyecto tendrá como elemento central la inclusión productiva de los sectores de la población tradicionalmente excluidos de los procesos de desarrollo: mujeres, jóvenes y pueblos indígenas. Ellos serán los verdaderos protagonistas del proyecto, los agentes de cambio que hagan posible el desarrollo económico y social delos territorios rurales.

El proyecto contará con el apoyo y participación de diversos actores nacionales y subnacionales. Entre los principales socios institucionales se enmarca la Secretaría de Agricultura y Ganadería, mancomunidades y municipalidades de los territorios de intervención, y los centros, direcciones o programas a cargo de la extensión rural como es la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (Dicta) en Honduras y la Unidad de Agricultura Familiar de la SAG.

Noticias relacionadas:

Comentarios