Fortalecer relación con EE UU e instaurar CICIH: medidas indispensable para disminuir flujo de migrantes

Sin duda el nuevo gobierno trae aires esperanzadores para la sociedad hondureña en todos los sentidos, y aun así es necesario comprender que la problemática de Honduras es tan profunda y crítica que se necesitarán acciones en conjunto entre el gobierno, sociedad civil y organismos internacionales para construir un nuevo país. 

El desempleo, la pobreza, la violencia y la corrupción son algunos de los principales retos que la nueva presidenta de la República, Xiomara Castro, tendrá que asumir para fraguar los altos índices de migración que ha presentado Honduras en los últimos años.

Según estadísticas, en el 2019 al menos 109,185 hondureños fueron retornados al país, asimismo el 2020 cerró con al menos 36,500 deportaciones, y según proyecciones de analistas de Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), el 2021 culminará con unos 48,900 compatriotas deportados.

“Estimaciones reflejan que aproximadamente de Honduras salen diariamente entre 300 y 400 ciudadanos persiguiendo el sueño americano o huyendo de las calamidades del país”, comentó el coordinador de investigaciones de Flacso, César Castillo.

Para el analista, quizás en los primeros meses del siguiente año disminuya la cantidad de hondureños que salen del país hacia EE UU, esto debido a las altas expectativas que se proyectan en torno a las nuevas autoridades que se encargarán de la administración pública de la nación durante los próximos 4 años.

“Las condiciones de violencia, pobreza y corrupción no se van a mejorar de un día para otro, son procesos que necesitan más tiempo y la voluntad del Gobierno, el Estado y la empresa privada para mejorar las condiciones de vida de la gente”, consideró Castillo.

Recomendaciones

Para el especialista en migraciones, las nuevas autoridades deberán comenzar urgentemente un acercamiento político y diplomático con el gobierno de EE UU para posicionar a Honduras dentro del plan de desarrollo que plantea ese país del norte en conjunto con México, para prevenir la migración de los países del Triángulo Norte.

“EE UU tiene un plan de desarrollo en conjunto con México, pero este plan no se ha reflejado en Honduras; recordemos que ninguno de los altos funcionarios de Biden ha estado en el país como sí sucedió con Guatemala y México”, rememoró Castillo.

Por otra parte, para Castillo las nuevas autoridades deben hacer acciones específicas para revertir ciertas condiciones del crecimiento económico que han venido desarrollándose, “sobre todo porque tenemos una económica muy golpeada por la pandemia; para prevenir la migración se debe incentivar la pequeña y media industria, así como las Mipymes para generar empleo, que es una de las medidas urgentes”, reflexionó.

Asimismo, el investigador recomendó comenzar acciones y pláticas para instalar una Comisión Internacional Contra la Impunidad similar a la que funcionó en Guatemala, debido a que esta organización fue más vinculante que la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad de Honduras.

Noticias relacionadas:

Comentarios