Gobierno reconoce trayectoria científica del académico Santiago Ruiz

El ph.D Santiago Ruiz, al momento de la obtención del reconocimiento, agradeció a las máximas autoridades universitarias por el espacio brindado para el desarrollo de su plan de proyectos de investigación.

En ceremonia solemne, el gobierno de la República, a través de la Secretaría de Educación, realizó la entrega de la 52 edición de los Premios Nacionales de Ciencia, Arte y Literatura 2018, donde el premio Nacional de Ciencia José Cecilio del Valle se le otorgó a Santiago Ruiz, titular de la Dirección de Investigación Científica Universitaria (DICU).

Junto a Ruiz, también se le reconoció la trayectoria y aportes al destacado pintor Julio Vizquerra, quien ganó el Premio Nacional de Arte Pablo Zelaya Sierra, mientras el Premio Nacional de Literatura Ramón Rosa se le otorgó al crítico de arte, catedrático, historiador y periodista Víctor Manuel Ramos.

Ruiz nació en Ciriboya, Iriona, Colón, es licenciado en Filosofía y en Estudios Eclesiásticos de la Universidad Pontificia de Comillas, de El Salvador, máster en Antropología Cultural, también estudió maestrías en Teología por la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas y un posgrado en Antropología otorgada por la Universidad de la Florida, Estados Unidos, donde también se doctoró en Antropología Sociocultural y un posdoctorado en Antropología Latinoamericana.

En el posdoctorado en Antropología Latinoamericana, Ruiz se enfocó en la muerte y preservación de las lenguas en el mundo, sobre todo las indígenas de culturas minoritarias donde se especializó en conocer la preservación de la lengua garífuna.

El ganador del Premio Nacional de Ciencia José Cecilio del Valle 2018 ha construido una importante línea de investigación de carácter internacional "Estudios de la muerte de lenguas en el mundo y propuesta de preservación".

 Aporte a la ciencia universal

Lo anterior se concreta en las investigaciones de Ruiz sobre Language Colonization and Endangerment: long-term effects, and echoes and reactions ("Colonización del lenguaje y peligro: efectos a largo plazo y reacciones"), publicado por Foundation for Endangered Language, Inglaterra, 2016.

Otra de las investigaciones del homenajeado es la "Destrucción de lenguas: una amenaza a la cultura ética" con el aporte de los académicos Carmen Amaro, Joseph Malta y Rutilia Calderón, asimismo desarrolló investigación sobre "Ética para la construcción de ciudadanía: un compromiso para la formación del profesional- ciudadano, UNAH, 2013".

También ha realizado estudios sobre Language Transmission in a Garifuna Community: Challenging current notions about language death ("Trasmisión del lenguaje en una comunidad garífuna: retando las nociones actuales sobre la muerte del lenguaje), Universidad de Puerto Rico, 2010".

De igual manera ha generado luces sobre Preservation Strategies of the Garifuna Language in the Context of Global Economy in Corozal, Honduras ("Preservación de estrategias de la lengua garífuna en el contexto económico global en Corozal, Honduras) Universidad de Florida, 2018".

Asimismo ha investigado sobre la "Inculturación del Evangelio en la Iglesia Primitiva de Antioquía", en 1999, y en el año 1994 generó "Pistas para una filosofía latinoamericana de liberación".

 Investigación

“He concluido que la universidad investigadora es aquella en donde la investigación científica, humanística y tecnológica tiene primacía en la actividad académica y que informa a la docencia, alimenta a las publicaciones e ilumina la vinculación Universidad-Sociedad; vinculación que a su vez retroalimenta a la investigación en el rescate de necesidades sociales auténticas”, expresó Ruiz en su discurso.

El investigador entiende la gestión general de la investigación como la conjunción de tres gestiones específicas y las enumera como: Gestión de Investigación para el Desarrollo, Gestión Curricular de la Investigación y Gestión de Cultura de Innovación Científica.

“Puedo valorar que en número tenemos muchas investigaciones, pero hemos de asumir el reto de que las mismas sean enfocadas de manera efectiva hacia la solución de los grandes problemas de la realidad y para la transformación nacional”, sostuvo el académico.

En su discurso, también hizo referencia al mandato constitucional del artículo 160 de la Constitución de la República donde le da potestades a la UNAH de contribuir a la investigación científica para la transformación de la sociedad “tenemos una tarea, en un país que después de la Máxima Casa de Estudios no hay nadie más que lo haga”.

 Impresiones

“Tengo la satisfacción de poder decir que este es un honor reconocer la trayectoria de estos destacados profesionales, estos tres hondureños son un orgullo para el país y los reconocimientos entregados reflejan las horas de esfuerzos y sacrificios a lo largo de una trayectoria artística, de investigación y de creaciones literarias, mismas que han contribuido al engrandecimiento de la cultura”, afirmó Marcial Solís, secretario de Estado en los Despachos de Educación.

Por su parte Julio Raudales, vicerrector de Relaciones Internacionales de la Alma Máter, calificó el premio recibido por Ruiz como honroso para la UNAH. “Es una gran honra para nuestra Casa de Estudios que nuestro director de Investigación Científica haya sido galardonado con el premio más alto de la ciencia”, dijo, y a su vez manifestó que la UNAH le apuesta a la investigación con miras a profundizar el conocimiento científico de Honduras.

En los mismos términos se refirió Gustavo Rodríguez, director del Instituto Tecnológico Superior de Tela (ITST), quien expresó que este es un premio al enorme  aporte que el doctor Ruiz le ha dado a la investigación científica.

“Tenemos el reto de comprometernos con los procesos de investigación científica generados por Ruiz, donde se aspira a una universidad investigadora”, concluyó Rodríguez, al momento que indicó que el premio de Ruiz es de toda la comunidad universitaria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios