Gremio de la danza se une para analizar su contexto en tiempos de distanciamiento social

Es un hecho que el sector cultural y artístico en Honduras ha crecido y evolucionado gracias a la pasión y trabajo de quienes se dedican a ello; sin embargo pocas y nulas gestiones estatales pueden evidenciarlo. Esta situación incluye al gremio de la danza, cuyos integrantes y líderes, en el contexto del distanciamiento social, se han visto en la necesidad de reinventarse.

En el marco de la pandemia del coronavirus, el Centro de Arte y Cultura (CAC) organizó y facilitó un espacio virtual a través de la plataforma Zoom en donde un grupo de integrantes del gremio de la danza analizó el impacto de la pandemia del COVID-19 sobre sus diferentes actividades artísticas.

Nidya Zelaya, especialista en el área y gestora cultural, consideró que es indispensable adaptarse, reinventarse e innovar sobre sus estrategias, “se debe analizar la situación del gremio a nivel nacional y buscar la forma para sacar un beneficio de la situación”.

Zelaya además reveló que un grupo de interesados está emprendiendo una iniciativa para consolidad y poner a funcionar la Asociación Hondureña de Danza, “esperamos que el CAC nos pueda seguir acompañando como un eje neutro ante esta iniciativa”, expresó.

Los participantes coinciden en su realidad de invisibilidad a pesar de que son un grupo prominente de danzantes, concuerdan además sobre la desprotección del sector como un sector importante de la sociedad hondureña.

Isadora Paz, gestora de la danza, ve esta situación como una oportunidad para acercarse y crear comunidad desde otro enfoque, lo que obviamente representa algunos desafíos “debería ser una pausa constructiva que nos permite renovarnos desde adentro, comenzar a hilvanarnos de nuevo como un sector y verlo como una oportunidad, el sector danza desde hace mucho necesita gestión; hace falta una política de Estado que nos proteja y le dé valor a nuestra actividad”, explicó.

Por su parte, Rafael Perdomo manifiestó que ningún bailarín está acostumbrado a trabajar en privado y de manera virtual, “uno está acostumbrado a sentir a la gente y su energía, sin embargo tenemos que acoplarnos ante esta situación que es totalmente diferente e inesperada”.

Sin embargo, el gestor cultural Gustavo Ordóñez opina que la situación actual es una oportunidad para comenzar de cero, “obviamente nada será igual, pero debemos visualizar el horizonte para unir el gremio”, señaló.

 Puede ver el encuentro completo a continuación.

Iniciar sesión en Facebook

 

Noticias relacionadas:

Comentarios