HEU realiza jornada educativa, preventiva y de control para personas diabéticas

La diabetes tipo 2 ocupa el 90% de los casos, y es adquirida por el sedentarismo, padecer de alta presión, trastornos de colesterol o triglicéridos y tener un familiar con diabetes.

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, el Servicio de Endocrinología, Departamento de Medicina Interna y miembros de la Asociación de Pacientes con Diabetes del Hospital Escuela Universitario (HEU) realizaron una jornada educativa, preventiva y de control para personas diabéticas, con el propósito de dirigir la atención del público hacia las causas, síntomas, complicaciones y tratamientos para esta afección, que está en constante aumento en todo el mundo.

El doctor Omar Vídea, jefe de la Clínica del Diabético del HEU, explicó que la diabetes es una enfermedad que tiene muchas implicaciones en la elevación de niveles de glucosa, de manera que el cuerpo no los puede controlar y “esta actividad está sirviendo de prevención porque aquí estamos buscando los factores de riesgo  que se dan para el desarrollo de la diabetes”.

“El principal factor de riesgo para desarrollar diabetes es el sobrepeso o la obesidad”, comentó el galeno, además agregó: “Acá tenemos un área destinada para medidas antropométricas, donde a las personas se les está tomando su peso y su talla para determinar el índice de masa corporal, que es la relación entre talla y peso".

En tal sentido, el doctor Vídea aseguró que si la relación entre la talla y el peso es mayor a 25, la persona comienza a tener un riesgo para el desarrollo de la enfermedad.

“Es una enfermedad que se está viendo desde los primeros años de vida, se puede nacer con diabetes, esa es la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2, que ocupa el 90% de los casos, y es la adquirida por el sedentarismo, padecer de alta presión, trastornos de colesterol o triglicéridos y tener un familiar con diabetes”, advirtió.

“Si una persona tiene padre y madre diabéticos, hay un 50% de tener la enfermedad, y si sólo uno de los dos la padecen y se desarrolla antes de los 50 años, el riesgo es del 14%”, recordó, al tiempo que dijo que este riesgo se puede disminuir haciendo ejercicio y teniendo una dieta balanceada.

Continuó: “la edad para diabetes 2, que es la de mayor frecuencia, está determinada para personas mayores de 45 años, pero ahora estamos viendo la que antes se llamaba la diabetes del adulto, en personas de 20 años, población joven que tiene limitaciones por complicaciones crónicas de manera temprana”.

Asimismo, el doctor recordó que la persona que ya fue diagnosticada con diabetes debe examinarse de forma periódica, tomar su medicamento y trabajar en su condición física, “la mayoría de pacientes con diabetes en el HEU tienen sobrepeso y obesidad”, concluyó el doctor.

Dieta

La nutricionista Daniela Urbina, supervisora de la consulta de nutrición en el Área de Endocrinología del HEU, aseguró que la educación nutricional es uno de los pilares en el tratamiento de la diabetes porque “un paciente puede tener los tratamientos, pero si no tiene una correcta alimentación, el medicamento no va a funcionar como se desea”.

En tal sentido, la especialista explicó que la persona con diabetes “no necesita una alimentación fuera de lo normal, simplemente hay que trabajar en el control de las porciones, especialmente en el control de los carbohidratos, que son el arroz, el pan, las pastas, los frijoles si van molidos tienen más cantidad de carbohidratos, los refrescos naturales que tienen igual cantidad de azúcar que una gaseosa”.

De igual manera, dijo que las cantidades de sal se controlan “si el paciente es hipertenso, que generalmente la hipertensión suele acompañar a la diabetes, solo se debe acompañar media cucharadita de sal agregada diariamente porque los alimentos ya traen su propia sal”.

Por esa razón, la licenciada Urbina recomendó el consumo de vegetales para mantener estables los niveles de azúcar en la sangre, “sobre todo los que se consumen en crudo porque tienen mayor cantidad de fibra y el paciente con diabetes puede consumir frutas, pero debe seleccionar frutas con cáscara, de sabor simple o ácidas para que el nivel de azúcar no se eleve tanto”.

El Día Mundial contra la Diabetes es la campaña de concienciación más importante del mundo. Fue instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, como respuesta al alarmante aumento de los casos de diabetes en el mundo. 

En 2007, Naciones Unidas celebró por primera vez este día tras la aprobación de la Resolución en diciembre de 2006 del Día Mundial de la Diabetes, lo que convirtió al ya existente Día Mundial de la Diabetes en un día oficial de la salud de la ONU.

Noticias relacionadas:

Comentarios