HEU recibe donativo de lámparas para fototerapias

La donación tiene un costo aproximado de 100,000 lempiras.

Con el propósito de fortalecer la Sala de Recién Nacidos del área pediátrica del Hospital Escuela Universitario (HEU), la Fundación Angelitos hizo un donativo de dos lámparas de fototerapias, las cuales contribuirán en el tratamiento de los bebés que nacen en el centro asistencial con altos niveles de bilirrubina.

La donación tiene un costo aproximado de 100,000 lempiras y se realizó en la antesala de la celebración del Día Internacional del Prematuro, que se conmemora el 17 de noviembre de cada año.

Ariana Ponce, presidenta de Fundación Angelitos, explicó: “Son lámparas LED de alta generación y este solo es el inicio del proyecto para reemplazar las lámparas de fototerapias que actualmente tiene el Hospital”.

Además, comentó que tienen un proyecto "de cubrir la necesidad de alrededor de diez lámparas más, entonces invito a la sociedad hondureña a que se sume a apoyar las actividades que como Fundación realizamos, porque gracias a ellas podemos realizar estos donativos”.

Aseguró que la Fundación Angelitos todos los años hace donativos al área pediátrica del HEU. “Donamos insumos, equipo especializado, ropa para los bebés; hay una necesidad inmensa y la misión de la Fundación es apoyar constantemente la Sala de Recién Nacidos del HEU”, dijo.

Por su parte el doctor Armando Flores, jefe de la Sala de Recién Nacidos, aseguró que “la Fundación Angelitos es un bastión para el servicio de recién nacidos, nos ha hecho donativos de millonarios en insumos y otras actividades, y siempre está pendiente de las necesidades del servicio”.

“Hoy nos ha hecho un valioso donativo con estas lámparas de fototerapia, que son una luz ultravioleta que se utiliza para tratar a recién nacidos que desarrollan ictericia, o sea que se ponen amarillos, lo que es una patología muy grave en nuestros pacientitos, y estas lámparas nos ayudarán a tratarlos”, explicó el médico.

La incidencia de niños que utilizan este tipo de lámparas es muy frecuente, explicó: “En esta sala tenemos 70 recién nacidos hospitalizados en este momento y ahorita por lo menos hay 10 que ocupan lámparas de fototerapias”, aseguró.

Asimismo, comentó que un niño que nace prematuramente tiene más posibilidades de desarrollar enfermedades porque “sus defensas son muy bajas, por lo tanto se puede infectar fácilmente, también pueden haber malformaciones congénitas, tienen necesidad de oxígeno por su inmadurez pulmonar y pueden tener hemorragias cerebrales por su inmadurez cerebral, por eso en esta sala hay muchas necesidades”, indicó.

La Fundación Angelitos es sin fines de lucro, y tiene como misión garantizar el apoyo a la Sala de Recién Nacidos del HEU mediante la entrega de insumos, equipo, medicamentos y materiales, a fin de contribuir con la sostenibilidad y la mejora de servicios de salud en el área neonatal.

Noticias relacionadas:

Comentarios