Honduras celebra hoy el Día de la Mujer Hondureña

Las mujer juega un papel fundamental en el desarrollo integral de las sociedades.

El Día de la Mujer Hondureña se celebra cada 25 de enero, y no es una fecha elegida por casualidad o sin un propósito, sino todo lo contrario, un día como hoy en 1955, las hondureñas protagonizaron una conquista política histórica: el derecho a votar. En ese momento, el entonces presidente Julio Lozano Díaz emitió un decreto ministerial que permitía, aunque con algunas restricciones, que las mujeres del país acudieran a las urnas, un hecho histórico logrado por valientes mujeres como Visitación Padilla, Lucila Gamero, Alba Alonso de Quesada, Joselina Coello, Graciela Bográn, entre otras.

A pesar de los avances que la sociedad ha logrado en materia de equidad de género, aún existe un lastre en su integración social que es responsabilidad de todos alcanzar. Según el Instituto Nacional de Estadística, las mujeres representan el 52% de la población y son un tercio de la fuerza económica del país, las mujeres también cumplen los roles socialmente establecidos conocidos como trabajo invisible: amas de casa y cuidadoras.

El Día de la Mujer Hondureña no solo sirve para celebrar victorias, sino para reivindicar todo lo que falta por hacer por uno de los sectores sociales que es pilar fundamental de la sociedad hondureña, desafíos en materia de seguridad, salud, derechos laborales, civiles y políticos. Según el Observatorio Nacional de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (ONV-UNAH), entre el 2012 y el 2020 ocurrieron en el país 4,216 muertes violentas de mujeres y femicidios, cifras alarmantes que convierten a Honduras en uno de los países más hostiles para las mujeres en el mundo.

En el ámbito laboral, Honduras es uno de los tres países de América Latina y el Caribe con mayores brechas de género, si hablamos de participación laboral, por cada hombre desocupado, hay dos mujeres, una tarea pendiente para el Estado hondureño que deberá orientar políticas que permitan mitigar estas brechas. Asimismo en el ámbito de los derechos civiles y políticos, las mujeres ocupan el 25.8% de los puestos ministeriales, en comparación con el 17% registrado en 2016, no obstante los obstáculos para llegar a estos puestos son cada vez mayores, por otro lado en los últimos períodos electorales han aumentado los  actos de violencia contra las mujeres candidatas.

Las mujeres por su parte son las que más se preparan académicamente a nivel superior, al ser mayoría durante cada período de matrícula en Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), donde continuamente superan el 50% de la matricula según datos del Departamento de Estadística y de la Secretaría General. Similares cifras presenta el Sistema de Educación Superior, que demuestra que en las 20 universidades públicas y privadas del país, el 56% de la población estudiantil pertenece a las mujeres.

Sin embargo, la situación en las comunidades rurales e indígenas puede llegar a ser aún más complicada. A pesar de que son las mujeres quienes sostienen la economía y transmiten la cultura y tradición de los pueblos, no gozan de las mismas libertades que los hombres.

Sin duda la figura de la mujer en el desarrollo del mundo es indispensable, ellas permiten que la sociedad funcione de la mejor manera, pese a los avances positivos, todavía es necesario derribar las barreras que frenan el ejercicio pleno de los derechos políticos, laborales, sexuales y reproductivos de las mujeres en el país. 

Hecho histórico

El año 2022 será un año trascendental para la mujeres y la historia política de la nación, quien por primera vez tendrá una mujer en la silla presidencial, este 27 de enero asumirá su mandato Xiomara Castro Sarmiento, convirtiéndose de esta forma en una referencia para la mujer hondureña.

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios