Honduras continúa entre los países con menor índice de desarrollo humano según informe internacional de 2020

Fotografía de referencia por Clarissa Donaire.

En los últimos días, el Fondo las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) dio a conocer el informe del Índice de Desarrollo Humano (IDH) a nivel mundial durante el 2020, y según el documento, Honduras continúa entre los países con menor índice encontrándose entre la lista de países rezagados.

“Honduras es de los países de América Latina que registra menor número de desarrollo humano y en el caso de Centroamérica es el país que ha tenido menores avances en desarrollo humano”, informó Rolando Sierra, titular de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso-Honduras).

Esta evaluación coloca a Honduras en la posición número 130 de 187 naciones valoradas, lo que indica que los ciudadanos hondureños están en un mal lugar dentro de la clasificación.

Según Sierra, el país lleva una década sin registrar ningún avance en desarrollo humano, es decir, en cuanto a logros en educación, salud y mejora del ingreso de los hondureños, contexto que se agrava debido al impacto del COVID-19 y los recientes huracanes Eta e Iota.

Honduras entre el COVID-19 y los huracanes

El impacto negativo del COVID-19 y ambos huracanes va desde el desarrollo económico, pérdida de infraestructura y crisis social, dejando a su paso un alto número de personas damnificadas que han perdido prácticamente todos sus recursos. Con este panorama solo se avizoran nuevas caravanas migrantes, asegura Sierra.

Panorama político

Según el analista político, nada bueno se vislumbra para Honduras dado que aún no hay garantía para realizar el proceso electoral en los próximos años con una nueva tarjeta de identidad: “Uno de los temas principales justamente para evitar las crisis políticas que hemos tenido tanto para las elecciones del 2017 y 2013 y por el golpe de Estado de 2009”, amplió Sierra.

“Si no se logra depurar el censo electoral, estamos en iguales condiciones que los años anteriores y con lo cual se avizora una crisis”, añadió.

Por otro lado, para mostrar anuencia el Congreso Nacional debería aprobar una nueva ley electoral, “si no se cambian las reglas del juego, si no se fortalecen las instituciones electorales en el país, probablemente estemos en un escenario de crisis sociopolítica, de falta de credibilidad en los procesos electorales, falta de credibilidad en las instituciones electorales”.

La solución dependerá de la capacidad que tenga la clase política y los partidos políticos de garantizar un proceso electoral estable, que sea creíble y que no genere más desequilibrio político o crisis sociopolítica.

El especialista consideró que realmente hasta ahora no se ha visto que los partidos políticos y los diferentes candidatos a puestos de elección popular estén presentando realmente ofertas o propuestas que van a cambiar el destino del país.

El país requiere generar consensos de todos los sectores además de facilitar espacios de participación democrática para que todos los actores y sectores se incorporen al proceso de reconstrucción real.

“No van a servir propuestas de un solo sector y actor, se debe garantizar en las próximas elecciones, tanto en las primarias como en las generales, un proceso con normalidad y transparencia”, manifestó.

Para el analista, es indispensable utilizar los mecanismos técnicos y la tecnología para asegurar una depuración del censo a tiempo, pero esto dependerá del a voluntad y disposición, de los partidos políticos y las instituciones como el Registro y el Consejo Nacional Electoral.

Además, reiteró que el mayor problema que tiene la sociedad hondureña actualmente es el alto nivel de desconfianza en toda la institucionalidad.

Noticias relacionadas:

Comentarios