Honduras estaría cerrando el 2021 con al menos 10,000 menores retornados: jefe de Migración de Dinaf

Fotografía de dos menores emigrantes retornadas de Estados Unidos, atendidas por la Dinaf en San Pedro Sula.

Francisco Urbina, jefe del Programa de Migración de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) informó que para el 2021 se estaría cerrando con cifras cerca de los 10,000 menores retornados al país.

“A raíz de la situación vivida por la pandemia del COVID-19, de enero a diciembre de 2020 se registraron 4,797 niños y niñas emigrantes retornados al país, cifra que en lo que va del presente año ha incrementado con 5,283 menores; esto significa que hemos superado los datos registrados del año anterior y la tendencia sigue en aumento, dado que muchas personas cuentan ya con las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19, y de cierta manera se está normalizado nuevamente la movilidad humana a nivel global, estaríamos esperando cerrar esta año a con cifras cercanas a los 10,000 retornos”, detalló el funcionario.

Datos

De acuerdo con los registros de la Dinaf en que se contabilizan 5,283 menores retornados en el transcurso de este año, 3,717 infantes emprendieron la ruta migratoria solos, y 1,566 niños y niñas viajaron acompañados por uno de sus padres.

“Casi el 90% son del sexo masculino y entre un 10% a un 11% son niñas, además, contamos con registro de acuerdo con los grupos etarios, de primera infancia, es decir, de 0 a 6 años fueron 869 menores retornados, entre las edades de 7 a 12 años son 685 menores y el gran grupo etario comprende las edades entre 13 a los 18 años, con 3,729 niños en total”, indicó Urbina.

Amplió que este fenómeno genera un impacto negativo debido a que se ha identificado que muchos de los niños y niñas emigrantes retornados al país han abandonado la escuela, y que una de sus dificultades para desarrollar sus clases en línea ha sido la falta de herramientas tecnológicas, por tal razón el Dinaf está doblegando esfuerzos para asegurar que ellos se reintegren al sistema educativo.

Factores

El coordinador de la Carrera de Sociología, Marco Tinoco, explicó que el fenómeno de la migración de los hondureños se debe a múltiples factores: en primer lugar, por la desigualdad social que se vive en el país, la falta de oportunidades laborales, donde las familias no tienen una fuente de ingreso económico, como la poca posibilidad de emprender diferentes proyectos.

“La migración de las personas provoca la ruptura de los lazos familiares, de los lazos afectivos, los lazos comunitarios, genera consecuencias en todo el desarrollo de la personalidad de los hijos debido a que los padres tienen que dejarlos, donde muchos niños quedan abandonados, quedan solos o bajo la tutela de adultos mayores y esto puede provocar otros problemas; los menores no tendrán una figura de referente y recordemos que la familia cumple un papel importante y es la transmisión de valores para que en un futuro se puedan desempeñar en la sociedad”, indicó el académico.

Sobre el incremento de la migración de menores, el jefe de Migración del Dinaf comentó que se debe a la mala decisión de los adultos, quienes se arriesgan cruzando la ruta migratoria junto a sus hijos, exponiéndolos a un viaje que cada vez se torna más peligroso, con la falsa esperanza que al llegar a la frontera con Estados Unidos recibirán un beneficio o estatus de protección por presentarse junto a su menor.

Amplió que otros de los factores son las falsas ilusiones que construyen algunos facinerosos (coyotes), que mediante engaños manipulan a grupos sociales más vulnerables, de bajos recursos económicos, endulzándolos con el famoso sueño americano.

Acciones del Dinaf

“Lo primero que hemos establecido es un protocolo de atención y protección al menor retornado, entendiendo que muchos de los niños corren peligro en sus comunidades, víctimas de la violencia, abuso sexual, entre otros riesgos en el hogar o en la comunidad”, indicó Urbina.

Otra de las labores del Dinaf es la puesta en marcha de un proyecto de prevención y reintegración social, con el involucramiento de la sociedad civil, cooperantes, y que cuenta con equipos técnicos que visitan a las familias luego que los menores son retornados a sus casas, a través de una estrategia a largo plazo (6 meses a un año) en el cual los menores se direccionan a las instituciones que están trabajando en temas de emprendimientos, empleabilidad, capital semilla, debido a que esta instancia ha identificado que la mayoría de los casos son personas que están en el umbral de pobreza o extrema pobreza.

“Nosotros, que estamos trabajando directamente y que nos enfrentarnos a esas desagradables noticias de niños que se quedaron perdidos en la ruta migratoria, y que no se sabe dónde se encuentran en este momento, y padres que llaman desesperados queriendo encontrar a sus hijos. El mensaje que le hacemos a la población es que no caiga en las mentiras de las personas que se dedican al tráfico de personas, no vale la pena poner en riesgo la vida de sus hijos y las de ellos por un sueño americano, por un bienestar económico o por lo que les puedan prometer, porque el riesgo que se está corriendo en este momento, agregado el tema de la pandemia, son muchísimos mayores como: el tráfico o la trata de persona y en el peor de los casos la muerte. https://www.facebook.com/DINAFHONDURAS/

Noticias relacionadas:

Comentarios