En Honduras se podría evitar más de 700 partos anuales de niñas al despenalizar las PAE: Organizaciones feministas

El objetivo es que las PAE sean incluidas en el Protocolo de Atención Integral a Víctimas de Violencia contra la Mujer, que aplica el Estado.

Desde el 2016, en Honduras 775 niñas en edades comprendidas entre 10 y 14 años obtuvieron el título de madres antes que adquirir el de primaria o secundaria, según las estadísticas mostradas por el Centro de Derechos de Mujeres (CDM).

Independientemente de las circunstancias que provocaron un embarazo en una niña, la responsabilidad a la que se enfrenta genera una carga emocional. Sin embargo, todos estos embarazos no deseados, el Estado de Honduras podría evitarlos al despenalizar la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE) o Plan B, como es conocida comúnmente, para cuando una niña o mujer la requiera después de haber sido víctima de una violación sexual, o incluyendo la materia de educación sexual en el sistema de educativo nacional, según organizaciones defesoras de los derechos de la mujer.

Delito

Después del Golpe de Estado propiciado en el país en el 2009, por medio de un acuerdo ministerial se prohibió la promoción, el uso, venta y compra relacionada con la PAE. “La Organización Mundial para la Salud (OMS), en su paquete de 60 medicamentos esenciales, incluye la PAE como un medicamento esencial y Honduras hace caso omiso a eso”, expresó a Presencia Universitaria Ericka García, integrante del Grupo Estratégico por la legalización de las PAE del CDM.

La PAE podría ser para estas niñas esa segunda oportunidad para continuar su vida, desarrollarse, estudiar, jugar y realizar todo de acuerdo a su edad, pero en la vida real, y especialmente en Honduras, no es así. “Una tan sola firma del Ministerio de Salud puede cambiar la vida de muchas mujeres que han sido víctimas de una violación”, señaló García.

Por lo anterior y desde hace varios años trabajan diversas organizaciones para revertir estas cifras y lograr la despenalización de la pastilla y este año se inició un movimiento denominado “Yo no quiero ser violada”, que se volvió viral.

Torneo amistoso

Y en este mes de julio, estas mujeres organizadas quisieron explicar la problemática que vive el país en torno a este tema desde el contexto del fútbol en el marco del desarrollo del Mundial de Fútbol Rusia 2018.

Con el apoyo de la estudiante y portera del equipo de Fútbol Sala de la UNAH, Fiama Molina, se desarrolló una serie de videos que explican la situación de las PAE. “Marcador de nueve a cero”, es decir cero goles para las mujeres y nueve años de penalización de la pastilla, forma parte del contenido mostrado en uno de ellos.

García indicó que con esta campaña se explica que: “No queremos ser violadas, y que si nos violan por los menos queremos una pastilla anticonceptiva de emergencia para evitar un embarazo no deseado”.

El 8 de julio finalizó el Torneo de Fútbol amistoso desarrollado en el Parque La Amistad de la colonia 21 de Febrero, con el fin de llegar a todos esos jóvenes que aún no conocen este tema. El objetivo es que la PAE sea incluida en el Protocolo de Atención Integral a Víctimas de Violencia Sexual que implementa el Estado.

“Este protocolo no puede estar completo si no se tiene una PAE, es ilógico, está muy bueno, pero si no contiene esta pastilla está incompleto”, enfatizó la representante del CDM.

Aborto

Por otra parte, desde la plataforma Somos Muchas se desarrolló en el mes de junio a nivel académico en la UNAH un foro sobre “Somos más que un domingo 7”, en donde se trató el tema de la aprobación del aborto en sus tres causales: cuando el embarazo pone en riesgo la salud o vida, cuando el producto del embarazo tiene malformaciones graves que harán que el bebé muera al nacer y en casos de violación e incesto.

“Queremos llamar a la conciencia estudiantil, población y sociedad en general, nosotras no queremos ser violadas, no lo merecemos, no estamos aquí como un objeto sexual, somos mujeres y merecemos respeto”, manifestó Suany Rodríguez, estudiante de la Carrera de Periodismo en la UNAH.

Asimismo Sandy Artega, estudiante de la Carrera de Filosofía, comentó que “también hay que desmitificar el tipo de mitos que nos violan por estar a altas horas de la noche fuera de casa, por andar vestidas de tal manera o andar en lugares… somos seres humanos y tenemos derecho a decidir con quién queremos tener una relación sexual”.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios