Impacto del COVID-19 en el campo de la neurología

Se han descubierto complicaciones neurológicas en pacientes con COVID-19, lo que para los científicos significa tener que trabajar para obtener una mejor comprensión de las manifestaciones neurológicas.

Debido al impacto de la pandemia por COVID-19, la vida de los médicos neurólogos ha cambiado de muchas formas, donde el distanciamiento social mandatorio ha obligado a que los servicios y prácticas neurológicas se tengan que reformar. El editorial titulado “El impacto neurológico del COVID-19”, publicado en la revista científica The Lancet, ahonda en la importancia de investigar sobre las complicaciones neurológicas causadas por el COVID-19.

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el COVID-19 como una “Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional”, el 30 de enero de 2020, muchos procedimientos quirúrgicos no urgentes y citas médicas han sido cancelados debido a la demanda por atención de COVID-19. Muchos neurólogos se han retirado de sus clínicas en ayuda a otros médicos para tratar a pacientes con COVID-19.

Es muy probable que el impacto del COVID-19 en el manejo de pacientes con desórdenes neurológicos sea a largo plazo. Anteriormente el diagnóstico neurológico era cara a cara y para protección de los médicos y pacientes, medios alternativos se han tenido que ejecutar.

Complicaciones neurológicas

Se han descubierto complicaciones neurológicas en pacientes con COVID-19, lo que para los científicos significa tener que trabajar para obtener una mejor comprensión de las manifestaciones neurológicas agudas posinfección de COVID-19. Aunque hay evidencias que sugieren que las comorbilidades como la hipertensión incrementan la severidad del COVID-19, aún se debe investigar sobre el riesgo de pacientes que padecen de trastornos neurológicos.

“La toma de decisiones terapéuticas requiere sensibilización y reconocimiento de las manifestaciones neurológicas. Sin embargo, para pacientes con COVID-19 mucho aún es desconocido sobre las complicaciones neurológicas, por ejemplo la frecuencia, las características precisas, patofisiología, factores de riesgo y pronóstico y las diferencias regionales en el curso de la enfermedad y desenlaces son probables”, mencionó el editorial.  

Iniciativas y coaliciones de investigación

Cabe resaltar que distintas iniciativas han sido puestas en marcha para ahondar en el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las complicaciones neurológicas por COVID-19.  Asimismo, se han hecho llamados a investigadores para una coalición de investigación neurológica y colaborativa mundial de COVID-19 para construir y enlazar colaboraciones internacionales de neurología y métodos de investigación neurológica en relación con el COVID-19 con el fin de desarrollar guías de tratamiento específicos.

Entre algunos entes que coordinan estudios para comprender de mejor forma el impacto del COVID-19 en el cerebro destaca el Consorcio Global de disfunción neurológica en COVID-19 que incluye a más de 100 centros.  La Academia Europea de Neurología (EAN) ha lanzado un registro de recolección de datos estandarizados sobre demografía, comorbilidades, manifestaciones generales y neurológicas en el transcurso y desenlace de enfermedad por COVID-19, creado en colaboración con sociedades neurológicas italianas, portuguesas y españolas.

Para proveer enlaces a todos estos registros y que toda la información recolectada se encuentre de forma gratuita, el grupo con especialidad en neurología Ambiental de la Federación Mundial de Neurología se comprometió respecto a esto. Asimismo, la Universidad de Rockefeller en Nueva York, Estados Unidos (EE UU), a través de la iniciativa Esfuerzo Genético Humano COVID.

“La iniciativa busca identificar las mutaciones genéticas que hacen a algunas personas altamente vulnerables a infección, evaluando los genomas de pacientes sanos menores de 50 años que hayan tenido COVID-19 severo. Se conoce muy bien que errores congénitos de genes individuales pueden subyacer encefalitis por virus herpes simple; por ende, susceptibilidad genética puede estar detrás de las complicaciones severas neurológicas causadas por SARS-CoV-1”, explicó el editorial.

Son muchos los esfuerzos internacionales y colaboraciones que trabajan en la recolección y divulgación de información para entender de forma más amplia las manifestaciones neurológicas de COVID-19 que mejorará el cuidado de pacientes neurológicos durante y pospandemia.

Cabe destacar que en el editorial como parte de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) participó el doctor Marco Tulio Medina. Entre los otros participantes del editorial se encuentran Alain Buguet, Mostafa El Alaoui, Sarosh Katrak, Miguel Láinez, Chandrashekhar Meshram, Hidehiro Mizusawa, Serefnur Öztrük, Jacques Reis, Gustavo C. Román, Peter S. Spencer y Mohammad Wasay.

Si quiere leer el editorial, ingrese a la página de la revista The Lancet https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S1474-4422%2820%2930142-3 .

Noticias relacionadas:

Comentarios