Instructora en psicología positiva desarrolló conferencia sobre los propósitos de vida y el ecosistema de bienestar

El Instituto de Profesionalización y Superación Docente (IPSD), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), organizó el webinario denominado Proyecto de Vida, impartido por la profesora Ana María Priego, de la Universidad Tecmilenio, México, y dirigido a los docentes universitarios.

La doctora Priego es directora general del Campus de Villahermosa, posee una amplia experiencia en capacitación empresarial educativa emocional y es asesora de organizaciones e instituciones educativas, teniendo como máximo catalizador a las personas. Desde el 2013 está certificada como instructora en psicología positiva brindando talleres sobre el desarrollo de la resiliencia y el aprovechamiento de las fortalezas.

Durante su conferencia, la doctora explicó que durante gran parte de la vida se cree que la felicidad depende de cosas externas, como nacer en una buena familia, vivir en un buen país, tener los recursos económicos suficientes, lograr un buen trabajo, entre otros aspectos.

Sin embargo, afirmó que de acuerdo con estudios científicos basados en la psicología positiva, se ha comprobado que el bienestar está determinado por las decisiones propias, y otros estudios ayudan a identificar cuáles son aquellas cosas que hacen las personas que se consideran felices, y cómo se pueden ir aprendiendo.

Ecosistema de bienestar

La experta señaló que hace 14 años la Universidad Tecmilenio creó un ecosistema de bienestar basado en los estudios del psicólogo y escritor estadounidense, Martin Seligman, a quien se le considera el padre de la psicología positiva y que identificó los patrones que hacen feliz a cada ser humano y diseñó un modelo denominado PERMA.

"El modelo de Seligma lo acomodamos al ecosistema de bienestar y felicidad, y lo traducimos como positividad, involucramiento, relaciones positivas, logro, bienestar físico, atención plena y propósito de vida", siendo este último, el tema en el que se centró la conferencia.

Priego explicó que el propósito de vida, y en general, el ecosistema de bienestar se envuelve en las fortalezas de carácter que son rasgos de la personalidad que están presentes en todos los seres humanos y que son altamente valorados en cualquier cultura y tiempo.

De acuerdo a lo mencionado por Priego, se ha encontrado que tener un propósito en la vida se correlaciona con la longevidad y con la salud física y mental, también ayuda a disminuir la depresión. Asimismo, indicó que lo que debe contener un propósito es integridad, voluntad, metas y trascendencia.

A continuación, le compartimos el webinario organizado por el Instituto de Profesionalización y Superación Docente, como parte de las actividades planificadas para dar respuesta a los efectos de la pandemia del COVID-19, que no solo han afectado la salud física de las personas, sino también su salud mental.

Noticias relacionadas:

Comentarios