Inversión extranjera directa en Latinoamérica continúa retrocediendo

Desde 2013 se registra una caída constante de la IED en América Latina.

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, presentó el informe anual “La Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina y el Caribe 2021, en una conferencia de prensa virtual realizada desde Santiago de Chile.

El documento muestra  un análisis en el contexto de la mayor crisis sanitaria que azota al mundo en el último siglo, el mismo gira en torno a varios ejes importantes: indaga la situación que está pasando en el tema  de la inversión extranjera directa a nivel mundial y las modificaciones que está presentando, según los datos mostrados actualmente se registra el monto más bajo de la inversión extranjera directa en la última década, un retroceso con al valor más bajo desde 2005, además revela que el 66 % de la inversión se hace en países en desarrollo, lo cual ocasiona diferencias entre las regiones, solo por ejemplificar China creció en ese apartado cerca de un 6%, mientras América Latina registra una caída de-34.7 %.

En ese sentido América Latina y el Caribe se encuentran en una tendencia decreciente desde 2013, lo que ha dejado en evidencia la relación entre los flujos de IED y los ciclos de precios de las materias primas, principalmente en América del Sur.

El texto analiza un escenario complejo para la región en ese apartado económico, el informe muestra que solo en cinco países aumentó la IED en 2020: Bahamas y Barbados en el Caribe, Ecuador y Paraguay en América del Sur, y México, el segundo mayor receptor de la región después de Brasil. Los sectores de recursos naturales y manufacturas, con reducciones de -47% y -38%, respectivamente, fueron los más golpeados en 2020. Las energías renovables se mantuvieron como el sector de la región que despierta el mayor interés de los inversores extranjeros.

Por otro lado muestra como China ha utilizado la inversión directa como un instrumento  de desarrollo para sí misma a largo plazo, y desmenuza la tensión por el liderazgo en tecnologías digitales con Estados Unidos y su lucha por la supremacía mundial.

A la vez hace una mirada al crecimiento disparado en la inversión digital, misma que está creciendo más que los sectores tradicionales, así como las empresas tradicionales emprenden su camino hacia la digitalización, también señala sobre la creciente datificación que refuerza el liderazgo de las plataformas digitales y plantea nuevos desafíos en cuanto a gobernanza y  regulación de las mismas, en temas tan delicados como la privacidad.

En un contexto de grave crisis sanitaria, económica y social generada por la pandemia del COVID-19, América Latina y el Caribe recibió 105.480 millones de dólares por concepto de inversión extranjera directa en 2020, 34,7% menos que en 2019, 51% menos que el récord histórico alcanzado en 2012 y el monto más bajo desde 2010, informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) al presentar este estudio anual.

 “En este escenario es difícil pensar que las entradas de IED hacia la región tengan un incremento superior al 5% en 2021”, señala el informe de la CEPAL.

Finalmente analiza el desarrollo digital en el mundo y la región a través de un modelo conceptual que incluye tres dimensiones: economía conectada, economía digital y economía digitalizada, y aborda diversos desafíos en materia de inclusión, innovación, regulación y tributación, entre otros. La IED puede contribuir a la transformación digital en América Latina y el Caribe, afirma la CEPAL, pero si no se consideran las características estructurales de las economías de la región la digitalización podría profundizar las brechas existentes y generar mayor exclusión e inequidad distributiva, concluye.

Para ver presentación:
https://www.cepal.org/es/videos/lanzamiento-informe-la-inversion-extranjera-directa-america-latina-caribe-2021

Noticias relacionadas:

Comentarios