Investigación revela que el 98% de los estudiantes del CURC considera necesaria la instalación de una incubadora de empresas

Imagen de archivo.

Una investigación desarrollada en el Centro Universitario Regional del Centro (CURC) y publicada en el Volumen 11 de la Revista Economía & Administración (E&A), indizada en el Índice de revistas en consolidación AmeliCA y en Central American Journals Online (CAMJOL), revela que el 98% de los estudiantes considera necesaria la instalación de una incubadora de empresas en dicho centro regional de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) para ayudarles a desarrollar proyectos de emprendimiento y al 89% le gustaría emprender un negocio.

En relación con las funciones institucionales que se verían fortalecidas con la implementación de dicha iniciativa, el 29% expresó que la vinculación con la sociedad, el 28% la innovación tecnológica, el 22% la labor docente y un 19% la investigación científica aplicada.

El estudio denominado “Implementación de una incubadora de empresas en el Centro Universitario Regional del Centro (CURC) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH)” indica además que, del total de la muestra, el 32% ya está desarrollando algún proyecto de negocio, al 37% le gustaría emprender en un negocio comercial, al 27% en producción, al 14% en servicios y al 7% en tecnología. Asimismo, el 77% dijo tener conocimiento de las iniciativas académicas para fortalecer la cultura emprendedora y el 85% expresó querer formar parte de los emprendedores que serían acompañados para ser empresarios si la incubadora se instala.

Otro de los hallazgos del trabajo desarrollado por Martha Alejandrina Urbizo y Rosbym Padilla Ávila es que el 56% de los estudiantes matriculados en las diferentes carreras que oferta el CURC son mujeres y la población estudiantil que trabaja representa en 19.48%.

En cuanto a la importancia de que en el plan de estudios se fortalezcan las competencias para ser emprendedor, el 43% consideró que muy importante y un porcentaje similar, importante, al igual que importante la posibilidad de emprender proyectos para fortalecer el desarrollo del país (30), para su propia superación y satisfacción personal (29%), para generar sus propios ingresos (25%) y para generar empleo (el 15%).

Pertinencia

La investigación tuvo por objetivo analizar la cultura emprendedora de la comunidad académica, la infraestructura institucional disponible, las competencias del talento humano para el acompañamiento especializado y la capacidad financiera, así como la valoración de las capacidades del CURC para la implementación y sostenibilidad de una Incubadora de empresas, analizar la naturaleza, mandato y responsabilidad institucional para el fortalecimiento, la innovación y el desarrollo empresarial de emprendedores de la región central del país y finalmente proponer a las autoridades la filosofía estratégica, la estructura y la estrategia de intervención para una incubadora de empresas.

Lo anterior tomando como referencia diversos autores que señalan que las universidades deben crear diferentes enfoques para la creación de empresas desde el impulso hasta el desarrollo de incubadoras de empresas como una vía alternativa y sugieren que las incubadoras universitarias tienen el rol de apoyar en la etapa inicial de las empresas mediante un entorno común: un espacio subvencionado por un período limitado, servicios compartidos como asesoría de negocios, comunicaciones, infraestructura, tutoría y educación en las mejores prácticas, la creación de redes que con el tiempo pueden llegar a ser los futuros proveedores de servicios, clientes e incluso colaboradores y el apoyo específico para la búsqueda de capital y mecanismos financieros para las empresas, favoreciendo la formación de profesionales emprendedores altamente competitivos que potencia sus ideas para solucionar problemas del entorno y contribuir al desarrollo económico y social de la comunidad, la región y el país.

Con respecto al marco legal que sustenta dicha iniciativa, los investigadores resaltaron que el artículo 160 constitucional establece que la UNAH contribuirá a la investigación científica, humanística y tecnológica, a la difusión de la cultura y al estudio de los problemas nacionales y la Ley Orgánica en su artículo tres señala entre los objetivos de la institución formar profesionales del más alto nivel, capaces de enfrentar los desafíos que impone la sociedad, promover, desarrollar, innovar y difundir la investigación, fomentar la vinculación con las fuerzas productivas, laborales y empresariales, contribuir a la transformación de la sociedad, y al desarrollo sostenible de Honduras.

En ese sentido y con base en los hallazgos, los autores califican de pertinente y relevante la creación de la incubadora, pues “en Honduras existe poca experiencia e información sobre incubación de empresas, particularmente desde el seno de las universidades”, por lo que dicho proyecto  propiciará un rol más protagónico de la UNAH en la creación, fortalecimiento y consolidación de nuevas empresas, además motiva la autoevaluación de las carreras que se ofrecen en la institución, proporcionando aportes para el proceso de fortalecimiento de la cultura del emprendimiento desde la perspectiva de un enfoque sistémico e integral que articule las tres funciones esenciales de la máxima casa de estudios del país: docencia, investigación y vinculación.

“La información obtenida revela que la institución dispone de una serie de recursos humanos, tecnológicos, programas curriculares, políticas y estrategias para implementar la incubadora de empresas. Para lograr la sostenibilidad se requiere disponer de financiamiento asignando un valor monetario en el presupuesto anual y mantener alianzas estratégicas con socios claves del ecosistema emprendedor de la región”, cita uno de los párrafos de la publicación científica.

De concretarse su creación, la incubadora de empresas del CURC será liderada por el Comité de Emprendimiento de dicho centro regional, instancia responsable de gestionar e implementar el modelo de incubación propuesto, así como de definir y monitorear la estrategia de acompañamiento a los emprendedores y emprendedoras, la cual se sustentará en una metodología de cuatro fases: selección de los emprendedores, preincubación, incubación y post incubación.

El artículo completo puede consultarse aquí.

Noticias relacionadas:

Comentarios