Investigación reveló que docentes de la UNAH con mayor edad necesitan mejorar sus competencias digitales

En el marco de la jornada científica que desarrolla el Centro Universitario Regional del Centro (CURC), la docente Paola Turcios presentó una investigación que concluyó en la necesidad de fortalecer las competencias digitales de los docentes nacidos entre 1969 y 1980, que pertenecen a la generación X.

A través del estudio “Desarrollo de competencias digitales: factor crítico en la formación del docente universitario”, la máster Turcios examinó las competencias digitales en la formación de los profesores tomando como base cinco dimensiones.

Para llevar a cabo la investigación, se aplicaron encuestas en línea a docentes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, quienes fueron divididos en tres grupos según su año de nacimiento, agrupando así a la generación Z (1994-2010), generación Y (1981-1993) y generación X (1969-1980).

Como parte de los hallazgos, “la investigación reveló que la generación X, que son los docentes con mayor edad, tenían mayor problema en el uso de estrategias de navegación, asimismo, vimos que no hay docentes en la generación Z”, precisó Turcios. 

En ese sentido, la investigadora indicó que se debe dar acompañamiento especialmente a los docentes de la generación X en actividades de competencias digitales para verificar que las tareas se están ejecutando de forma correcta y adecuada. 

No obstante, se debe capacitar y evaluar a todos los docentes en las cinco dimensiones digitales propuestas, y resaltó que una de las competencias digitales importantes es estudiar la habilidad de los docentes en buscar información confiable sustentada científicamente.

Dimensiones

La académica explicó que “el estudio se basó en una investigación realizada en 2003 por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF) de Madrid, España, a partir de la que se proponen cinco dimensiones de las competencias digitales que todo docente debe tener en cualquier nivel educativo”.

La docente puntualizó que la información y alfabetización informacional, la comunicación y colaboración, la creación de contenidos, la seguridad y la resolución de problemas son esas cinco dimensiones que el docente debe manejar para pasar a la virtualidad.

Explicó que la información y alfabetización informacional analiza la navegación y búsqueda de información de datos y contenidos digitales que el docente hace ante la exagerada cantidad de información que se puede encontrar en la web, seleccionando la que tenga base científica.

Mientras que la segunda dimensión, comunicación y colaboración, se refiere a la forma en que los docentes integran las redes y la tecnología al proceso educativo y cómo comparten la información.

Por su parte, la creación de contenidos analiza el desarrollo del contenido digital, es decir, cómo el profesor reelabora o mejora ese contenido digital, tomando en cuenta la innovación, los derechos de autor y la programación que hace de sus clases.

La cuarta dimensión hace alusión a la protección que hacen de sus dispositivos para evitar hackeos o cualquier inseguridad cibernética y a su vez analiza el papel del profesor para evitar que sus estudiantes sufran bullying, además de la protección del entorno, es decir, si el docente sabe en qué momento debe ser desechado un dispositivo. 

En cuanto a la quinta dimensión, esta se refiere a la forma en la que el docente resuelve problemas técnicos, así como la identificación que hace de las necesidades tecnológicas, tomando en cuenta la innovación y la creatividad.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios