Investigador de UNICH participa en el Seminario Latinoamericano de Educación Intercultural

Fotografía: cortesía Unich, México.

En el marco del Seminario Latinoamericano de Educación Intercultural, José Luis Sulvarán López, profesor investigador de la Universidad Intercultural de Chiapas, México (Unich), impartió la conferencia: “Del monólogo al polílogo: algunas ideas básicas para el diálogo entre culturas”. 

El evento se desarrolló en horas de la tarde a través de la plataforma Zoom, el día sábado 26 de junio del presente año, bajo la moderación de Eugenio Sosa, catedrático de la Carrera de Sociología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), correspondiente al módulo del seminario: “Sociedad y Fundamentos de la Educación Intercultural”.

El titular de la Dirección de Investigación Científica Humanística y Tecnológica (DICHT) Santiago Ruiz, en nombre la Máxima Casa de Estudios, agradeció públicamente por los aportes brindados por el doctor Sulvarán, información que vendrá a fortalecer los conocimientos de la comunidad universitaria, como la necesidad de impulsar un modelo educativo más incluyente, respetando la cultura y la cosmovisión de los pueblos. 

Conferencia 

En el lapso de dos horas, el especialista compartió con la audiencia su experiencia en el tema de investigación científica, como en el desarrollo de trabajos de vinculación universidad-sociedad, orientados a favorecer a diferentes comunidades indígenas en México, entre ellos: los chinantecos, los choles entre otros, permitiendo conocer un panorama muy diverso.

“Lo primero que quiero señalar es que la existencia humana en sus diversas concreciones se presenta como una realidad signada por la diversidad cultural, hay muchísimos pueblos a nivel mundial, a nivel latinoamericano, en todo el mundo somos muchísimos pueblos, con una variedad de lenguas, donde lo multicultural es una realidad presente no solo en la historia actual, sino en la historia pasada donde formamos parte de una realidad multicultural”, indicó el experto. 

Explicó que a nivel mundial aproximadamente existen más de 7,000 lenguas, que solo en Papúa, Nueva Guinea se estiman alrededor de 832 lenguas, Indonesia con 731, Nigeria 515, India 400, México 364, Camerún 286, Australia 268, Brasil 234 además de otras; donde cada pueblo ha construido su propia identidad, sus formas de pensamiento, sus propias culturas, sus propias estructuras organizativas, su particularidad del comportamiento frente a la naturaleza, etc.

Amplió que la reproducción cultural es un proceso destinado a mantener la identidad étnica para permanecer en el ser en medio de los cambios propios, como de las transformaciones históricas, dando paso a la construcción de las evidencias personales y estructurales que dan certeza a nuestra particular organización social y política, acciones que determinan nuestra existencia en el mundo. 

Organización del mundo

Por otra parte, fue describiendo algunos hechos históricos y su relación con las diferentes culturas existentes en el mundo, las luchas que ocurrieron a lo largo de esa historia relacionado a la homogeneización cultural. 

Habló sobre los desgastes culturales de las minorías étnicas, como de las acciones de las grandes potencias occidentales, quienes se expandieron mediante las conquistas militares con el fin de dominar territorios, imponiendo sus propias visiones sin fomentar el diálogo, estableciendo un monólogo donde ellos consultan y ellos mismos responden, pero sobre todo a través de la conquista espiritual (religión) y cultural, colocando de ejemplo la conquista de América, la constitución del Estado de México, bajo la lógica de estado-nación-moderno, que significó una pertinaz práctica de destrucción de los complejos socioculturales indígenas para lograr el establecimiento de un nacionalismo artificial. 

Educación intercultural 

En el ámbito de la educación intercultural, uno de los datos interesantes presentados por Sulvarán en la historia de México, fue que después de la revolución de 1910 la educación indígena transitó por dos caminos que pretendían el mismo objetivo: el establecimiento del español como la lengua franca de este estado-nación con la proyección de la escuela rural a principios de 1920, cuyas preocupaciones elementales era cómo integrar a los grupos étnicos y cómo darle a México una lengua franca. 

“Se sugirió enseñar a los grupos étnicos el castellano sin el auxilio de sus lenguas maternas, esta política educativa incorporacionista fracasa, los indígenas tienden más bien a conservar su legado lingüístico; ante esta situación, en las décadas de los 30 se intenta un nuevo método de enseñanza, se trata ahora de utilizar la lengua indígena como medio para llegar al aprendizaje del español, a este nuevo método educativo se conoce como política integracionista”, indicó el investigador. 

Fue del parecer que en este nacionalismo artificial en un contexto histórico, no existió el diálogo, tanto en la época colonial como los criollos en México independiente, quienes impusieron sus perspectivas políticas y culturales, donde el código lingüístico de los conquistadores y de los criollos y la cultura que portan, no tuvo la capacidad de comprender otros códigos lingüísticos y organizativos para la constitución de una realidad política signada por la pluralidad cultural o por la construcción de un marco político intercultural. 

Hoja de vida

El conferencista cuenta con el título de Doctor en Ciencias Sociales y Humanística, es profesor de tiempo completo en la Unich, sus principales líneas de investigación son la cultura, la interculturalidad, como los problemas sociales y políticos de México. Además, es miembro del cuerpo académico Patrimonio, territorio y desarrollo en la frontera sur de México, candidato al Sistema Nacional de Investigadores.

Noticias relacionadas:

Comentarios