INVESTIGADORES DE LA UNAH EXPONDRÁN EN BOSTON LOS AVANCES PARA ENCONTRAR VACUNA CONTRA EL DENGUE

Salón Constitucional de Casa Presidencial, con el Director Ejecutivo de IHCieTI y la Rectora Castellanos avalando a su Equipo, en la entrega del patrocinio del abogado Hernández — con Sobeyda Nazaret Nuñez, Johan David Reyes, Juan David Sifontes, Eduin Ca

Con la expectativa de vincularse con otros ámbitos y lograr un reconocimiento internacional en el área de las investigaciones relacionadas a la salud y la medicina, una docente y un grupo de alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) presentarán en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) sus primeros hallazgos para encontrar una potencial cura del dengue.

Se trata de un importante paso para el referido equipo de investigadores, un avance en el desarrollo de procesos científicos para Honduras, país de Centroamérica en donde se reportan más de 13 mil pacientes infectados al año por el virus del dengue transmitido por el mosquito aedes aegypti.  

La profesora de Biología e investigadora de la UNAH, Carolina Alduvín, manifestó a Presencia Universitaria que han recibido también el apoyo del Instituto Hondureño de Ciencia en Tecnología e Innovación para presentar  la investigación complementada con un estudio económico, financiero y de mercado  para que una vez comprobada la eficacia de la cura, buscar inversionistas para su fabricación en beneficio de Honduras y los demás países que sufren de esta enfermedad.

El equipo de investigadores presentarán entre el 24 y 27 de  septiembre del presente año el proyecto durante el concurso denominado: International Genetic Engineered Machine, organizado por el Massachussetts Institute of Technology, que proporcionará algunos de los insumos necesarios, expresó la investigadora principal de la referida iniciativa, María Guadalupe Carolina Alduvín Sainz.

Integran la referida iniciativa de investigación: Johan David Reyes Chávez, Juan David López Sifontes, Armando Fabián Romero Mendoza, Ricardo Alberto Zavala Sierra, Sobeida Nazaret Núñez, Juan José Díaz Pérez, Edwin Castellanos Dávila, quienes pertenecen a las carreras de Medicina, Biología y Microbiología.   

Descubrimientos

El grupo de investigadores expondrán en el referido concurso que se realizará en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, el experimento mediante el cual utilizan Biología Sintética, para obtener una nueva proteína capaz de generar una respuesta inmune a la fiebre del dengue, sin hacer uso de virus vivos atenuados, a través de un método diferente y menos riesgoso que el tradicional.

Al utilizar el conocimiento reunido en bases de datos científicas, se propugna  descifrar el secreto para la prevención de la fiebre provocada por el dengue que se encuentra en segmentos muy pequeños de proteínas llamados epítopos, éstos constan de solo unos pocos aminoácidos de longitud y pueden ser continuos o descontinuos (conformacionales).

Según Alduvin estos fragmentos son los determinantes antigénicos del virus que generan anticuerpos en el sistema inmunológico de las personas. 

“Si encontramos los epítopos correctos para los cuatro serotipos del virus del dengue, los unimos dentro de una misma proteína y encontramos la manera de que su plegado mantenga la función antigénica, habremos diseñado una nueva proteína que funcione para elaborar una vacuna”, expresó a este periódico.

El siguiente paso será ordenar la síntesis de su respectivo ADN codificante e insertarlo en un vector para que células bacterianas expresen la proteína, purificarla y probarla.

El avance

Alduvín manifestó que en el proceso para lograr una vacuna efectiva y segura en contra del dengue se encuentran en el primer escalón de una cuenta del 1 al 10. Sin embargo en esta escalinata de 10 peldaños se encuentran en el número 8, en el proceso de encontrar la referida proteína de origen animal (quitina-proteína de artrópodo) que tendrá montados los determinantes antigénicos del virus del dengue.    

“Ya utilizamos software especializado y diseñamos varias proteínas para seleccionar la que tenga mejor respuesta; ahora por medio de genética reversa diseñamos los genes que las codifican y ordenaremos su síntesis a una compañía especializada”, explicó la académica.

Así estos nuevos genes se usarán para transformar células bacterianas, los introduciremos utilizando vectores de expresión denominados plásmidos (bacteria e coli). “Se desarrollará  una cepa no infecciosa de bacterias con una nueva secuencia genética incorporada capaz de producir una nueva proteína diseñada para activar nuestro sistema de defensa inmunológica antes de que el cuerpo desarrolle signos de la enfermedad”, explicó Alduvín.

La investigadora fue del parecer que tienen confianza que el método tiene potencial y la fiebre hemorrágica del dengue podría ser sólo una de las muchas enfermedades virales que en los próximos años se podrán evitar.  “Se busca hacerlo a través de vacunas alternativas que también resulten ser accesibles para los países en vías de desarrollo”, expresó.

“Estamos dando los primeros pasos, sin embargo, con el fin de alcanzar nuestro objetivo y proporcionar asesoramiento, los ensayos de prueba son necesarios para la entrega de un producto digno de confianza”, indicó.

Medalla de plata

Alduvín fue del parecer que el referido experimento tiene todas las características para que Honduras obtenga una medalla de plata en la competitiva categoría de salud y desarrollo.

Previo a partir a Boston probarán las investigaciones ya realizadas en simuladores de computadora, recibirán los reactivos provenientes del exterior  y realizarán los experimentos en el Laboratorio que dirige en la UNAH el Dr. Gustavo Fontecha.

El éxito del referido experimento es encontrar la proteína y en todo momento se obviará trabajar con virus vivos y animales de laboratorio.

“El virus aunque esté atenuado tiene la capacidad de realizar una pequeña  mutación que sea dañina. En cambio la proteína no tiene el referido problema porque fue lograda a través de una síntesis”, explicó la investigadora.

Diseño

Además fue del parecer que a partir del diseño de la proteína se diseñó a su vez un gen mediante un procedimiento de genética reversa mediante el cual se mandó a sintetizar – a un laboratorio en el extranjero. En los próximos días se espera que regrese al país y se le inyectará a la bacteria e coli, que es uno de los seres vivos más estudiados.  Luego  la bacteria producirá la proteína  y luego la expulsará.

La investigadora explicó que el laboratorio de la UNAH se recuperará la referida proteína y se probará en un suero que se obtendrá de muestras de sangre de personas que han padecido  de dengue.

“Vamos a ver si ocurre una reacción cuando probemos la proteína para poder continuar con el experimento,  aunque para probarla en humanos se debe tardar entre 10 y 12 años que es el tiempo requerido para realizar las pruebas de bioseguridad, efectividad y con base a regulaciones internacionales y así se probará en animales y en voluntarios”, indicó. 

En el caso que el experimento no funcione, el equipo de investigadores de la UNAH volverá a iniciar las pruebas desde el principio.

Azote de hondureños

En Honduras la Secretaría de Salud registró más de 13,000 casos de personas infectadas por éste virus en 2014. Las campañas hacen énfasis en medidas de control de vectores ya que no hay vacunas disponibles en el mercado, pero incluso cuando la población llega a seguir éstas medidas,  se limitan al ámbito doméstico y nadie asume la responsabilidad que conlleva el mantenimiento de los espacios comunes como calles o campos abiertos donde los vectores prosperan; por lo que una vacuna eficaz sigue siendo una prioridad.

“Sabemos que existe una vacuna en fase de prueba, pero ya que las empresas farmacéuticas tienen elevados costos de investigación y el desarrollo, no está claro qué tan costoso sería importarla y distribuirla”, indicó la docente universitaria.

Nuestra iniciativa, continuó, pretende llegar a encontrar una vacuna eficaz de producción nacional  que esté al alcance de nuestra población  y que incluso tenga el potencial de ser vendida en el resto de la región. 

¿Qué es el dengue?

La fiebre dengue es causada por un virus que se transmite por la picadura de un mosquito. Produce erupciones en la piel, dolor de cabeza, especialmente en la parte de atrás de los ojos, dolor muscular y articular y sólo pueden tratarse los síntomas con analgésicos. En Honduras circulan cuatro serotipos diferentes, una vez que un paciente sufre y se recupera de un serotipo, obtiene inmunidad de por vida para ese serotipo, pero una nueva infección por un segundo serotipo puede evolucionar hasta convertirse en dengue hemorrágico, caracterizado por síndrome de shock con presión arterial baja, un descenso en el conteo de plaquetas y pérdida de plasma sanguíneo que, puede incluso conducir a la muerte.

Esta enfermedad prevalece en países tropicales y subtropicales, el número de casos de personas infectadas aumenta a medida que la enfermedad se propaga a nuevas zonas y es especialmente peligroso para los niños, con una tasa de mortalidad que va del 6 al 30%.

En América Latina el dengue llegó a su máximo en el 2010 con 1.6 millones de casos de los cuales 1,185 fueron mortales. La incidencia de dengue en la región se ve aumentada por la falta de planificación urbana, el crecimiento demográfico rápido, la migración del campo a la ciudad, la falta de servicios agua y saneamiento, el mal manejo de aguas residuales, la gestión de residuos o las instalaciones de salud deficientes, aumentan la probabilidad de transmisión del virus del dengue a través de sus vectores.

Noticias relacionadas:

Comentarios