Investigadores de UNAH-Tec Danlí contribuyeron en un estudio global liderado por IRSTEA

Por: Daniela Martínez, Comunicaciones UNAH-Tec Danlí

Investigadores del Centro Tecnológico de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en Danlí (UNAH-Tec Danlí) participaron en un estudio global para determinar la cantidad de dióxido de carbono (CO2) liberado a la atmósfera por la descomposición de las hojas secas en los arroyos.

Se conoce como ríos intermitentes a aquellos cuerpos de aguas continentales, lénticos, los cuales en época seca no contienen suficiente agua en su cauce. Cuando un río deja de fluir, la hojarasca, en su mayoría hojas y madera de la zona ribereña, cae y se acumula en lechos de ríos secos; sin embargo, poco se conoce sobre el papel de estas hojas secas en el ciclo global del carbono.

El proyecto 1,000 Ríos Intermitentes (1000 IRP, por sus siglas en inglés), liderado por el Instituto Nacional de Investigación en Ciencia y Tecnología para el Ambiente y la Agricultura de Francia (IRSTEA), conformó una red global de científicos, entre ellos del referido Centro Regional, quienes recolectaron muestras de hojas, semillas, frutos, algas y sedimentos secos de cuatro quebradas localizadas en el municipio de Jacaleapa, El Paraíso.

Las muestras fueron colocadas por separado y enviadas al IRSTEA en Francia, donde se llevaron a cabo los análisis experimentales. Mediante dicho estudio se determinó la cuantificación de los desechos de plantas acumulados en el lecho seco de 212 ríos distribuidos a nivel global.

Asimismo se identificó un alto consumo de oxígeno y liberación de dióxido de carbono en los procesos de degradación de la materia orgánica, también se destaca la importancia de incorporar los ríos intermitentes a futuras investigaciones para explorar la contribución de estos al ciclo del carbono.

Los resultados detallados fueron publicados el 21 de mayo de 2018 en la revista Nature Geoscience, una de las publicaciones científicas más destacadas del mundo.

Noticias relacionadas:

Comentarios