Investigan calidad del agua en la quebrada El Horno, Danlí

Se identificaron las fuentes de contaminación a partir de las visitas de campo y encuestas aplicadas por estudiantes de la Carrera de Enfermería.

La calidad de cualquier masa de agua, superficial o subterránea, depende tanto de factores naturales como de la acción humana. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), los contaminantes constituyen la principal causa de la degradación de la calidad de agua en el mundo. 

Entre los contaminantes más importantes se encuentran los microbios, los nutrientes, los metales pesados, los químicos orgánicos, aceites y sedimentos; el calor también puede ser un agente contaminante al elevar la temperatura del agua. 

Nueva Esperanza es una de las colonias más populosas del departamento de El Paraíso, con una gran cantidad de pobladores, de los cuales la mayoría no cuenta con todos los servicios básicos (agua potable y aguas negras).  En esta zona se encuentra la quebrada El Horno, que tiene una extensión de 4.72 Km2 y es una fuente de agua para la población (aseo personal y uso doméstico). Esto llevó a que un grupo de investigadores del Centro Tecnológico de Danlí (UNAH-Tec Danlí) desarrollará la investigación “Análisis de la calidad de agua de la quebrada EHorno”. 

Proceso 

Por lo general, la calidad del agua se determina comparando las características físicas y químicas de una muestra con unas directrices de calidad del agua o estándares. Las muestras de agua se tomaron durante las dos estaciones que predominan en el país (seca y lluviosa).  

Se establecieron tres puntos de muestreo a lo largo de dicha quebrada, donde se tomaron muestras para el análisis fisicoquímico (alcalinidad, aluminio, cadmio, calcio, cianuro, cloro, cobalto, cobre, color y conductividad), muestras microbiológicas y biológicas (macroinvertebrados); todas se analizaron en los laboratorios de UNAH-Tec Danlí.  

Con el propósito de realizar un monitoreo completo de la calidad del agua en la quebrada El Horno se incorporó a la comunidad de macroinvertebrados bentónicos como base para la detección de contaminación, ya que estos organismos reflejan las condiciones en las que se encuentra la quebrada antes del muestreo. 

Resultados de la investigación 

Uno de los elementos químicos que presentó concentraciones elevadas fue el aluminio (0.317 mg/l), ya que según la normativa de la Secretaría de Salud, el rango permitido es de 0.20 mg/l. Asimismo, la cantidad de coliformes encontrados tanto fecales y totales en cada uno de los muestreos en los tres puntos fue incontable. La normativa de calidad del agua indica que el valor del color de esta sustancia para cualquier actividad humana no debe exceder los 15 UC 

De acuerdo con las escalas de contaminación a través de los Índices de Monitoreo Biológicos (por sus siglas en ingléBMWP), se determinó que es agua pobre, con contaminación orgánica. Los pobladores de estas zonas vierten directamente las aguas negras con gran carga orgánica disminuyendo la concentración de oxigeno disuelto en el agua. 

El informe final se presentó al patronato y junta de agua de la colonia Nueva Esperanza, quienes buscarán una alternativa para aumentar el potencial de abastecimiento de dicha colonia, ya que es signo de preocupación el estado de las pocas fuentes de agua natural en la zona oriental. 

La investigación completa se encuentra disponible entrando al siguiente enlace: https://www.lamjol.info/index.php/PC/article/view/5968/5750 

Noticias relacionadas:

Comentarios