IUDPAS INFORMA SOBRE CONFLICTIVIDAD Y VIOLENCIA POLÍTICA

Blas Enrique Barahona, coordinador del Observatorio de la Conflictividad y Violencia Política.

De cara a las elecciones generales del próximo 24 de noviembre, el Observatorio de la Conflictividad y Violencia Política de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) presentó el segundo boletín informativo de la conflictividad y violencia política-electoral ocurrida entre mayo de 2012 y julio de 2013.

La investigación indica que el partido político más afectado por la violencia durante el proceso electoral interno fue el partido Libertad y Refundación (LIBRE), con la perdida de siete dirigentes. En segundo lugar el Partido Liberal con cuatro homicidios y en tercer lugar el Partido Nacional con dos casos. Siete de las 13 víctimas corresponden a postulantes a alcaldes municipales, tres a candidatos a diputados y tres a dirigentes o activistas de partido.

Se reportaron además seis amenazas a muerte, cinco de ellas contra aspirantes a cargos de elección popular por LIBRE y una contra miembros del Partido Nacional.

Entre enero y julio del presente año se contabilizaron 10 homicidios, 4 de ellos pertenecientes a LIBRE, ultimados por sicariato con arma de fuego, fallecieron además tres activistas del Partido Liberal, dos del Nacional y uno del Partido Anti Corrupción (PAC). El 80% de las víctimas eran del sexo masculino.

El análisis indica que los hechos ocurrieron en su mayoría durante los días laborales entre las 6:00 de la mañana y las 8:00 de la noche, lo que denota un patrón de estudio de la cotidianidad de las víctimas. En 50% de los casos los crímenes son cometidos desde motocicletas, el restante en taxi, automóvil particular o a pie.

Conflictividad política

El informe señala que los problemas político-electorales se dan a lo largo del proceso  debido a conflictos de credibilidad, campañas, nominación ideológica, resultados electorales, representación mediática, militarización de espacios públicos, neutralidad y uso de recursos del Estado para financiar campañas.

Según el mapa de riesgo político-electoral en Honduras el mayor número de víctimas se reportaron en la zona noroccidental, sobre todo en Colón, Atlántida, Cortés, Ocotepeque y Copán, además de los departamentos de Francisco Morazán y Olancho. Estos datos coinciden con los que maneja el Observatorio Nacional de la Violencia.

El documento es el resultado del análisis de la violencia política, el fortalecimiento de la democracia y los comicios electorales en el marco del proyecto  “Observatorio de Conflictividad y Violencia Política” dirigido por el Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (IUDPAS) de la UNAH, con el apoyo del Instituto Nacional Demócrata (NDI).

Noticias relacionadas:

Comentarios