Jacobo Edmundo Bertrand Aguilar, arquitecto de profesión y artista nato de la acuarela

Para algunos, el confinamiento por el que estamos viviendo en Honduras puede ser una medida no muy agradable, sin embargo, para otras personas este tiempo lo han convertido en una oportunidad para dejar fluir sus ideas, sentimientos y creatividad a través de las artes visuales, tal es el caso de Jacobo Edmundo Bertrand Aguilar, coordinador de diseño arquitectónico de la Secretaría Ejecutiva de Administración de Proyectos e Infraestructura (SEAPI), quien ha aprovechado su estadía dentro de su hogar para sumergirse en el mundo de la acuarela.


Este artista nato, que cuenta con amplia experiencia en el mundo de la arquitectura, dentro de sus grandes logros fue alcanzar la presidencia del Colegio de Arquitectos de Honduras (CAH) por dos períodos consecutivos (2014-2015 y 2015-2016), en sus tiempos libres los aprovecha al máximo para dejarse llevar por el trinomio perfecto, el pincel, el agua y el color, interpretando diversas obras mediante esta complicada técnica que deja plasmada sobre el papel.


Dentro de sus obras se puede apreciar una mirada humanista, preocupado por la realidad del país, captando el rostro del obrero hondureño en sus diferentes actividades, resaltando esa noble labor del campesinado que día a día lucha para llevar alimento a su familia. Asimismo, proyecta la fuerza de la mujer lenca, la mirada profunda de la anciana, paisajes tantos urbanos como rurales y de los diferentes callejones y edificaciones de la amada Tegucigalpa, incluyendo el campus de Ciudad Universitaria.


A continuación, Presencia Universitaria te regala parte de la entrevista realizada a Jacobo Bertrand:
¿Qué lo motivó a estudiar la Carrera de Arquitectura?
Desde muy pequeño he sentido mucha afinidad al arte, lo más cercano que pude encontrar tanto en la parte técnica y profesional de primer nivel fue la arquitectura, esta fue la razón para estudiar esta noble carrera, en el camino fui descubriendo otras facetas de la arquitectura, en el que requería mucha técnica, conocimientos matemáticos, mucha ciencia, por lo que no me arrepiento haber escogido esta profesión.

¿Cuál es su experiencia laboral?
Egresé de la Universidad en el año 2,000 desde esa fecha inicié a ejercer la arquitectura en una empresa constructora del área de las gasolineras, comencé diseñando estaciones y tiendas de gasolineras. Luego me desempeñé en el área del ordenamiento territorial, con el Proyecto de Administración de Tierra de Honduras (PAT).
Asimismo, trabajé en la ejecución de proyectos de manera independiente, en el año 2009 con el Golpe de Estado la situación económica en el país se complicó mucho. Para el año 2010 surgió la oportunidad de trabajar en la UNAH, en aquel momento la SEAPI se conocía por nombre: UNAPI.
En la parte gremial tuve la oportunidad de conformar en varias juntas directivas, en un momento llegué a ser presidente del Colegio de Arquitectos de Honduras, en dos años consecutivos años 2013- 2014 del período 2014 al 2015.

¿Cuándo inició su interés de pintura con la técnica de la acuarela?
Mi incursión en el arte fue desde muy pequeño, en el uso de las acuarelas comencé hasta el año 2014, cuando tuve la oportunidad de conocer al maestro Ulises Rivera, quien descansé en paz, considerado que él fue el mejor acuarelista de Honduras y me atrevería a decir que es el mejor a nivel mundial, el maestro Rivera debe ser un orgullo para nosotros.
Para esa fecha tuve la oportunidad de especializarme en la técnica de la acuarela, recuerdo que desde que estaba estudiando Arquitectura, siempre me llamó mucho la atención esta clase. Para el año 2015 me dedique de lleno a esta actividad, lastimosamente por mi compromiso gremial no puede continuar las lecciones con el maestro Rivera.
Luego decidí investigar y continuar de manera autodidacta, atreviéndome a dibujar solo, haciendo muchas cosas. Fue así como llevo aproximadamente cinco años de lleno en el mundo de la acuarela, una de mis experiencias fantásticas.

Pero… ¿En qué consiste la técnica de la acuarela?
Esta técnica consiste en el uso de pintura a base de agua, que se utilizan sobre un papel especial, permitiéndole al artista lograr algunos efectos muy interesantes. La acuarela tiene esa versatilidad, pero al mismo tiempo un gran reto, imaginar controlar el agua tan complicado y no digamos manejarla con el color, darle cierta orientación, cierto realismo, cierta vida, cierta expresión lo hace aún más complicado. Todo esto es lo que me fascina lograr esos efectos tan vivos, reales y que en un simple brochazo se pueden lograr.

¿Ha participado en algún concurso de pintura con acuarela?
Sí he participado en concursos, sin embargo, para ser honesto soy del pensamiento que los concursos de pintura atenta contra el propio arte, porque para mi el arte es muy espontaneo, cada artista tiene su propia forma de ver las cosas, de expresarse.
Los concursos de alguna manera desmotivan al artista que no sale favorable en una competencia, por eso considero que en vez de enriquecer disminuye la producción de nuevas obras. En lo personal pinto porque me gusta, me gusta hacer las cosas de manera espontánea, por esto no soy partidario de los concursos, creo que uno no necesita ganar algo para adquirir un renombre en el mundo de las artes.


¿Cuáles son sus artistas de referencia?
Mis artistas de referencia en la técnica de la acuarela tengo varios, en su momento el maestro Ulises Rivera, quien influyo mucho en mi persona. Otros de mis referentes son aquellos personajes fantásticos en la historia, mundialmente conocidos, los admiro no tanto por su técnica en la pintura, sino más bien, por sus personalidades entre ellos los muralistas Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, como la artista Frida Kahlo. En Honduras por ejemplo de Jesús Quioto, el maestro Armando Lara, no tanto por sus obras en particular, sino que me gusta mucho su forma de ser como individuos, como personas, y como ellos han logrado transcender esas personalidades, los hace ser más interesantes.

¿Qué es lo que más le gusta dibujar?
No tengo un predilección en elaborar retratos, un paisaje urbano o rural, cuestiones de arquitectónica, he dibujado de todo, siempre y cuando sienta aquello que me inspire, algo que tenga un mensaje, algo que vaya a transcender, he hecho composiciones que son realidades nuestras, lo comparo como una persona que haya escrito un libro, cuento mi propia historia, he hecho algunas obras donde he dibujado algunas actividades en diferentes escenarios, no tengo una predilección, sino lo que tenga un mensaje, lo que tenga una razón de ser, es lo que me mueve.


En esta cuarentena ¿De qué manera le ha ayudado para enfrentar la actual crisis?
Creo que de lo malo hay que sacar lo bueno, la cuarentena me ha servido mucho para dibujar con más calma, disfrutar más mis obras, mantener la menta ocupada, si bien no solo paso pintando ya que tengo otras obligaciones, pero en mis tiempos libres el pintar me ha servido mucho. Desde que comenzó la emergencia por el COVID 19 he realizado entre siete a ocho acuarelas.
Lo lamentable es que ya me he quedado sin material, sin papel, pero bueno, voy a ver qué otra cosa hacemos, pero me ha servido mucho por la tranquilidad, ya que en algunos de mis obras las dibujo durante la noche, me puedo desvelar un poco, debido que no tengo la presión de levantarme temprano, entonces eso me ha permitido disfrutar el arte.


¿Cuál es su mensaje a la juventud hondureña?
Mi consejo a la juventud hondureña es que, si les gusta hacer algo, que sean perseverante, ya que ahí está el 90% de la clave para alcanzar el éxito, que luchen hasta el final, ya que las cosas buenas requieren mucho esfuerzo, que investiguen, trabajar constantemente para ir mejorando día con día.
¿Cuál es una de sus metas en el mundo artístico?


Aparte de seguir mejorando la técnica de la acuarela, una de mis metas es realizar una exposición de mis obras, tengo cerca de dos años y medio de estar con esa inquietud, pero realmente es un poco complicado por diferentes factores, pero si es un objetivo que quiero realizar, espero que esto me motive en hacer obras de mayor transcendencia de las que ya he venido haciendo.


Esto es lo bonito de esto, porque de repente lo hace a uno buscar opciones de temas y de fuentes que realmente que aún no han sido expuestas anteriormente. De repente puede jugar el ego, pero desde la perspectiva sana del artista, de realizar una obra única que les fascine a las personas, en el buen sentido de la palabra, de sentirse satisfecho por su trabajo.

 

WhatsApp Image 2020 04 06 at 5.39.11 PM

Noticias relacionadas:

Comentarios