JARDÍN BOTÁNICO DE LA UNAH, UN CONTACTO DIRECTO CON LA NATURALEZA

Sendero del Jardín Botánico

Con una extensión territorial de 3.5 manzanas y 300 especies de plantas, el Jardín Botánico, ubicado en las cercanías del edificio J1, integra la flora más representativa del país, para que sea disfrutada por la comunidad de Ciudad Universitaria y la población en general.

Alrededor de 700 personas visitan al mes este jardín para apreciar colecciones  de helechos, palmas, bromelias, plantas medicinales, endémicas y acuáticas, así como cactáceas, cycadas y orquídeas, las cuales sirven de referencia para investigaciones. Además de una gran cantidad de árboles, entre los que resalta el  guanacaste y la ceiba.  

En el jardín también se encuentran 23 especies de plantas en peligro de extinción y tres que son consideradas nuevas para la ciencia.

El visitante puede respirar aire fresco y relajarse con el canto de las aves que se albergan en el lugar, de igual manera pueden disfrutar de la compañía de ardillas que aparecen en la parte alta de los árboles y de vez en  cuando se pueden apreciar algunos conejos entre las plantas.

El objetivo del jardín es estimular la conservación y protección de los recursos naturales nativos del área, así como la biodiversidad nacional e internacional y cuenta con un recorrido de trece estaciones guiadas a través de un sendero principal.

El asistente técnico del Jardín, Olvin Oyuela, explicó que “el recorrido por el sendero principal lleva una hora y existe un área intocable, ya que se localizan los ejemplares de la planta endémicas y es una zona restringida para no alterar o estresar a los ejemplares”.

Es bueno saber que en 2008 el jardín se unió con al Herbario TEFH del departamento de Biología para formar una entidad de investigación que permita la conservación de plantas de Honduras en peligro de extinción.

Para visitar este lugar, los estudiantes y el público en general deben realizar una reservación, comprar el boleto de ingreso en la administración de la carrera de Biología el cual tiene un valor de 25 lempiras, lo que les permitirá ser guiados por el personal encargado del jardín y así disfrutar de un tiempo de relajación, conocimiento y contacto con la naturaleza.

Noticias relacionadas:

Comentarios