La ausencia de una nación incluyente demanda la refundación de los Estados centroamericanos, señala investigadora

La falta de un proyecto de nación incluyente ha provocado un déficit permanente de legitimidad en los Estados centroamericanos, afirmó la destacada socióloga, historiadora y catedrática guatemalteca, Marta Casaús Arzú, durante su participación en el Simposio Internacional sobre el Bicentenario pensado desde las artes y la cultura: las invenciones de un Istmo.  

Para la experta, esta carencia de legitimidad hace que en estos momentos se plantee por parte de los pueblos indígenas una refundación del Estado y una resignificación de la nación, pues existen problemas que no se resolvieron en su momento y que hoy demandan solución.

Citando al historiador hispano-francés, François-Xavier Guerra, explicó que el problema de América Latina en general es que el Estado precedió a la nación, y no se construyó una nación con los símbolos y las identidades de todos los grupos que la conformaban.

Explicó que “se hizo una dicotomía falsa entre Estado-nación y buena parte de esa dicotomía es lo que estamos viviendo en Nicaragua, Honduras, Guatemala y en El Salvador, por lo que creo que esos debates inacabados entre el indio y la nación han generado esta problemática”.

Arzú recordó los planteamientos del siglo XVIII orientados a que los indios "calzaran y vistiera a la española", mientras que en la prensa del siglo XIX se hablaban de concursos para que los indios "calzaran y vistieran a la ladina", y posteriormente se empezó a debatir para que el indio se ciudadanizara, civilizara y modernizara.

“Nunca fuimos capaces de construir un proyecto de nación incluyente ni un Estado plural en donde todos los grupos étnicos, sociales y las mujeres nos sintiéramos representados, porque creímos que el Estado era de los mestizos ladinos y la nación, en términos culturales, pertenecía a los pueblos originarios indígenas o afrodescendientes”, justificó Marta Casaús Arzú.

La doctora Marta Casaús Arzú.

La doctora Marta Casaús Arzú.

Para la experta, uno de esos debates parciales e inconclusos que se han tenido en los últimos siglos fue el que se dio con la independencia y el período liberal, en donde se planteó la ciudadanización o desaparición del indio para que pasara de súbdito a ciudadano, sin embargo, con esta ciudadanización desaparecen sus derechos comunitarios, tierras comunales y se intenta encubrir todos los imaginarios simbólicos de los pueblos indígenas.

“Siempre estamos viendo al otro como un problema, sin darnos cuenta que el problema no son los pueblos indígenas o la nación homogénea, sino el problema es la falta de inclusión en los proyectos nacionales”, opinó.

Concluyó en que todo esto ha llevado a que los pueblos originarios exijan un debate de la refundación del Estado y resignificación de la nación, además de una asamblea constituyente para reformar y refundar los Estados centroamericanos.

Noticias relacionadas:

Comentarios