LA COMPLEJA PSICOLOGÍA DEL AMOR

La Real Academia de la Lengua Española lo define como ese sentimiento intenso hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

Se trata del amor, la emoción del ser humano que más canciones y películas ha inspirado. Un sentimiento que se manifiesta a través de diversas reacciones físicas y químicas como sudoración de manos, nerviosismo, falta de apetito e incluso de sueño; el corazón se acelera, se alborotan las mariposas en el estómago y cuando menos lo pensamos estamos enamorados.

Para que entiendas mejor este “fenómeno”, en Presencia Universitaria entrevistamos al psicólogo Amílcar Valladares, quien en el marco de las celebraciones del Día de San Valentín nos explicó qué es y por qué ocurre.

Desde el punto de vista psicológico, señaló el experto, el amor es considerado el sentimiento más sublime que puede experimentar un individuo.

Según Valladares, los seres humanos nacemos con dos pulsiones, la sexual y la agresiva. La pulsión sexual se va modificando a medida que crecemos, el amor es la parte más sublime de esta.

“Cuando hablamos de amor nos referimos a compartir con otro u otra lo que tenemos. Más que una emoción cada persona enamorada se convierte en un objeto para su pareja porque replica en ella las característica de su padre en el caso de las mujeres, o de su madre en el caso de los hombres”, dijo.

“Somos seres que repetimos patrones, si nuestra madre es cariñosa o protectora queremos que nuestra novia o esposa tenga características similares”, expuso.

El secreto del amor

Al consultarle al experto sobre la posibilidad de vivir sin amor, su respuesta fue un rotundo NO, puesto que aunque no tengamos una pareja sentimental o sigamos dolidos por relaciones anteriores, “cada quien tiene amor propio”.

El amor propio es la base para amar a otra persona, es el secreto que muchos desconocen y que representa el fracaso de sus relaciones ya que nadie puede dar lo que no tiene.

“Cuando hablamos de amor de pareja nos referimos a que somos lo suficientemente maduros para tener una relación”, aseguró.

Valladares expuso que no se trata solo de enamorarse y ya, sino de ser conscientes de que el amor a veces provoca felicidad y a veces dolor en quien lo siente, “esas son las experiencias que enseñan a amar sanamente”, comentó.

Etapas del enamoramiento

Según las teorías freudianas nos enamoramos desde muy temprana edad, cuando tenemos entre cinco y siete años lo hacemos de nuestros padres, pero ese amor queda reprimido y luego lo transferimos a la adolescencia.

Más o menos a los 13 o 14 años empezamos con el amor ideal y nos enamoramos de nuestro maestro, de algún artista o de un compañero de clases. Ese amor está a nivel de fantasía porque es más o menos hasta los 16 o 17 años que comenzamos a interactuar con la persona que nos gusta.

Nos enamoramos con el sistema límbico, ahí se desarrollan dos importantes neurotransmisores, la oxitocina y la dopamina.

La oxitocina es la que nos permite establecer vínculos con la persona que nos atrae, hasta enamorarnos. La Dopamina, por su parte, incrementa los niveles de endorfina, la hormona del placer y la felicidad.

De acuerdo con nuestro entrevistado, el amor se divide en  tres etapas, enamoramiento, ilusión y amor racional.

El enamoramiento es una atapa irracional, prácticamente se vive a través de la otra persona, se delira por ella. Si el amor es sano, se solucionan los problemas hasta llegar a la etapa de un amor racional y amar al otro con sus cualidades y sus defectos ya que somos capaces de controlar nuestras emociones”.

Las personas que son introvertidas, en la mayoría de los casos tienden a iniciar una relación con personas que las hacen sentir queridas o amadas a través de la amistad, por lo tanto van a establecer primero una amistad y hasta tiempo después que la amistad esté bien establecida van a expresar su amor.

El experto señaló que las personas que se enamoran con facilidad viven solo la etapa de ilusión y no pueden avanzar porque “aman de manera peligrosa y enferma”.

Dos o más amores a la vez

¿Es posible enamorarse de más de una persona a la vez?, le preguntamos. Sí, los seres humanos somos polígamos por naturaleza, pero la sociedad nos va haciendo monógamos; la cultura es la que impone el matrimonio, respondió.

En cuanto al sexo, Valladares dijo que éste juega un papel muy importante en las relaciones de pareja, sobre todo si se trata de un amor maduro, el mismo es una acción de entrega, por lo tanto se debe hacer con una persona que se ama para que haya un verdadero disfrute.

Al referirse a la muerte de nuestra pareja, el psicólogo indicó que se trata del estresor más grande, con una escala de 100 puntos. Aunque normalmente se padece un duelo adaptativo de entre seis meses y un año,, hay personas que se enferman de depresión y tienden a perder la noción de la realidad.

Amores virtuales

La gama de experiencias afectivas es muy amplia, los amores virtuales o a distancia son cada vez más comunes, la tecnología los ha facilitado de manera significativa.

De acuerdo con Amílcar Valladares, son compulsiones parafílicas, se trata de amores enfermos o irreales, sobre todo si las personas si ni siquiera se han visto nunca o no ha existido contacto físico entre ellas.

Generalmente este tipo de relaciones se dan por miedo al amor genuino, al compromiso, a las relaciones reales o luego de una relación conflictiva y dañina.

En ese sentido Valladares recomendó evitar ese tipo de “amores” y explicó que después de una ruptura debe haber un espacio de tres a seis meses para tener una nueva pareja, tomando como experiencia los errores de la relación anterior para no cometerlos de nuevo. Asimismo destacó la importancia del amor que compartimos con nuestra familia y amigos.

“El Día de San Valentín es una ocasión para celebrar no solo el amor de pareja sino el amor a nuestra familia, amigos y a nosotros mismos”, concluyó.

Noticias relacionadas:

Comentarios