LA DISCIPLINA ES MEJOR QUE EL INTELECTO, SOSTIENE OLGA GAMERO, LA ESTUDIANTE QUE OSTENTA EL ÍNDICE MÁS ALTO DE LA UNAH

Olga Alicia Gamero estudió la Licenciatura en Enfermería para prestar servicio humanitario a las personas más necesitadas.

Por: Elin Rodríguez

Olga Alicia Gamero Padilla es maestra de educación primaria, estudiante de la Carrera de Enfermería en UNAH-TEC Danlí, de 2:00 de la tarde a 7:00 de la noche, y ejerce como madre de dos hijos durante las 24 horas del día, por lo que sería difícil pensar que esta joven docente ocupa el primerísimo lugar en el pódium a la excelencia académica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) del año 2016, con un índice académico de 99%.

La rutina diaria de Alicia es levantarse desde tempranas horas del día para atender a sus hijos, quienes asisten a centros de estudio en Danlí, El Paraíso; posteriormente hace todo el oficio como ama de casa para salir a sus labores y realizar todas las diligencias. Algunos de sus  compañeros de aulas que tienen una edad inferior le preguntan cómo hace para ser una alumna de excelencia académica cuando cumple una diversidad de tareas y funciones.  

“Me gradué de educación media en el año 1998, no estudié inmediatamente por cuestiones económicas, porque se me hacía difícil movilizarme hasta Tegucigalpa, entonces cuando se creó el centro regional aquí en Danlí, lo miré como mi oportunidad de seguir estudiando. Averigüé cuáles eran las carreras que tenía en el centro y de las tres que ofrece opté por enfermería, porque es una carrera que se da para el servicio al igual que el magisterio”, expresó.

Agregó que su trabajo como maestra, sus estudios superiores y las funciones como ama de casa y tutora de sus hijos no han sido obstáculos para obtener el mejor índice académico de la UNAH durante el año anterior.

Beca universitaria

Cuando optó por abandonar su trabajo para cumplir con las prácticas hospitalarias requeridas, enfrentó la encrucijada de perder la fuente primaria de ingresos económicos para sostener a sus hijos. Sin embargo, resolvió en parte este problema cuando aplicó a una beca de equidad que brinda la Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE), que le ha permitido avanzar en su carrera y estar a tres clases para terminar su licenciatura. 

“Me hablaron del programa de becas de la UNAH, me dijeron que metiera la solicitud, pues la metí, y todos los del programa de becas de VOAE me ayudaron; por eso desde el año pasado recibo ese beneficio, me dan una beca de equidad, yo agradezco mucho a la Universidad y por lo mismo trato de dar lo mejor de mí”, dijo la futura enfermera.

El secreto de su índice

Expresó que sus compañeros le dicen: “Olguita, díganos cuál es el secreto para sacar buenas notas en los exámenes, y yo les digo que el secreto no está en la cantidad de tiempo que uno le brinde a sus estudios, sino a la calidad, si son dos horas o tres horas que se van a dedicar a estudiar, que sea de calidad, les digo yo, hay que soltar teléfonos y todo tipo de tecnología distractora y concentrarse”.

Además “yo subrayo lo que considero importante dentro de un contexto, luego eso es lo que más repaso, también se debe conocer al docente, saber por dónde él le puede preguntar a uno, pero lo más importante es no faltar a clases, la puntualidad ocupa el primer lugar porque en el aula es donde dan los apuntes que quizá no estén en la literatura de la asignatura”.

Asimismo, manifestó que la disciplina es muchas veces mejor que el intelecto, “porque de nada sirve ser inteligente y no tener la perseverancia en lo que se propone”.

Al finalizar, Gamero envió un mensaje a los estudiantes: “Ustedes, que están jóvenes, aprovechen el tiempo al máximo, el apoyo que tienen de sus padres, porque ya cuando a uno le toca estudiar con su propio esfuerzo es complicado; no vayan a perder el tiempo a los campus porque genera pérdidas económicas al Estado, a la sociedad y a sus familiares, porque cada clase son miles de lempiras lo que cuesta”.

Por otra parte, también les dejó un mensaje motivacional a las personas que ya tienen cierta edad para que esta no sea un obstáculo. “Nunca es tarde para estudiar, siempre hay tiempo para superarse, no se queden estancados, nada es imposible, todo está en proponérselo, solo es querer”, concluyó la destacada estudiante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios