La ENEE, sus contratos y sus consecuencias

(Fotos cortesía: autoría de Oliver de Ros y Contracorriente) El 15.7% es endeudamiento de la Estatal Eléctrica con organismos internacionales de crédito.

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) es uno de los tantos “talones de Aquiles” de la débil economía de Honduras, ya que la deuda de la Estatal Eléctrica a febrero de 2019 rondaba los 55 mil millones de lempiras. Sin embargo, expertos aseguran que este déficit operativo acumulado pudo haber aumentado a casi 80 mil millones hasta la fecha.

El Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) expuso una radiografía de las condiciones en que se encuentra la ENEE en su pronunciamiento de 2019. Los expertos que realizaron la investigación detallaron que la deuda representaba el 26.6 % del Producto Interno Bruto (PIB) de ese año.

El documento refiere que según el Banco Central de Honduras (BCH) el 15.7 % del monto total de la deuda externa del país es endeudamiento de la estatal eléctrica con organismos internacionales de crédito.

A la par de esa deuda generada con organismos internacionales, la ENEE mantiene una deuda sin control con los generadores de energía eléctrica, con quienes tiene 101 contratos según su Boletín de Estadísticas a diciembre de 2019.

El boletín establece que se mantienen contratos con 15 empresas generadoras de energía térmica, 5 contratos con generadores de energía a base de carbón, 44 contratos para generación hidroeléctrica, 3 con generadores de energía eólica, 17 con empresas de energía solar, 16 con generadores de energía a base de biomasa y un contrato con generadores a base de geotermia.

El docente de la Máxima Casa de Estudios, Mario Zelaya, experto investigador en el área de energía eléctrica, subrayó que el manejo de los contratos firmados no fue el adecuado “porque trataron de beneficiar sin límites a las empresas generadoras, de tal manera que hoy en día, el costo de energía renovable es de 13 centavos el kilowatt/hora,  teniendo una generación solar fotovoltaica de 15 centavos, siendo la más cara de la región;  en comparación con El Salvador, que tiene costos de generación solar fotovoltaica de 5 centavos el kilowatt/hora ”.

El experto informó que los contratos de energía renovable aumentan su precio año con año en una tasa no menor al 1.5%, crecimiento establecido en el contrato como “incentivo”, a la par de ello, estas empresas están exentas de impuestos “por eso es que la energía renovable es tan cara en el país, no se manejó de manera correcta, la ENEE nunca estudió esos costos de generación y hoy es parte del problema”.

Zelaya, quien también es economista, lamentó que siendo la ENEE un monopolio y monopsonio (único comprador de la energía y potencia producida en el país), que según la teoría económica quien posee el monopsonio determina el precio y la cantidad de lo que quiere comprar, ese poder del monopolista nunca se utilizó. De hecho, la estatal eléctrica trató siempre de pagar más y más.

Consecuencias

Por lo anterior, el experto afirmó que la Estatal Eléctrica debe endeudarse aún más para salir de la crisis, recordó que por medio del Congreso Nacional ha vendido parte de su deuda en bonos soberanos. No obstante, ese nuevo financiamiento de país debe andar por los 4 mil millones de dólares a un préstamo concesional a 30 años con tasas de 1 o 2 % máximo.

Otro de los problemas que debe revisarse y renegociarse es el contrato con la Empresa Energía Honduras (EEH), así como los contratos con los generadores y reconstruir el proceso de gestión de la empresa, acciones que incluso, el Fondo Monetario Internacional (FMI) las demandó con el fin de firmar un nuevo acuerdo Stand-By.

De no tomar estas acciones, el economista avizora un aumento desproporcionado de la deuda o la venta de sus activos, ya que cabe la posibilidad de que los acreedores de los bonos soberanos puedan recibir como pago los activos de la ENEE. “Si eso pasa lo que vendría es un incremento al pliego tarifario”, concluyó.

Marco Flores, director del Instituto de Investigación en Energía de la UNAH (IIE-UNAH) y presidente de la Comisión de Energía del Colegio de Ingenieros Mecánicos, Electricistas y Químicos de Honduras (CIMEQH), adelantó que hasta el 2020, la estatal eléctrica le debía a los generadores de energía eléctrica aproximadamente 6 mil millones de lempiras.

Esta incapacidad de pago del Estado según Flores se debe al alto precio del kilovatio/hora negociado con los generadores “aquí se está pagando 18 centavos de dólares el kilovatio hora de la energía fotovoltaica cuando en países como Estados Unidos, Chile, Dubái paga menos de 4 centavos de dólares el kilovatio/hora”, ejemplificó.

Asimismo, detalló que la energía eólica que compra la ENEE es la más cara del planeta “los precios son exageradamente altos producto de contratos mal negociados desde que se creó la Ley Marco del Subsector Eléctrico de 1994”, lamentó.

De igual manera, sostuvo que el déficit acumulado de 80 mil millones de lempiras pasó como deuda al Estado, todo esto gracias a la mala administración. “No entiendo como una empresa del Estado va a operar con pérdidas”, argumentó el especialista, al tiempo que expuso el caso de éxito de la estatal eléctrica y de telecomunicaciones de Costa Rica, la cual funciona verticalmente integrada generando cuantiosas ganancias.

EEH

Otro de los contratos con que cuenta la estatal eléctrica es con la Empresa Energía Honduras (EEH), con quien el Estado determinó un canon de pago de 14.5 millones de dólares mensuales para que esta a su vez redujera las pérdidas, sin embargo, esta cláusula no se ha cumplido.

Aún así, Flores argumentó que el contrato con EEH no debe cancelarse “debe de llegar a buen tiempo, pero con las partes cumpliendo”, al no hacerlo, el experto indica que la demanda al Estado rondaría los 800 millones de dólares.

Pérdidas

La empresa estatal opera con pérdidas mensuales arriba de los 410 millones lo que al año suma 4,900 millones de lempiras, números rojos que ni la propia empresa ni la Empresa Energía Honduras (EEH) han logrado reducir de manera contundente.

El pronunciamiento del Departamento de Energía Eléctrica remarca que aparte de las pérdidas técnicas y no técnicas (hurto) se le suman el incumplimiento del pago mensual de las dependencias del gobierno (instituciones públicas), lo que representa un déficit del 6% en los ingresos mensuales de la ENEE “el Estado por medio de la Secretaría de Finanzas honra la deuda con la ENEE, pero lo hace de manera impuntual o algunas veces por concepto de bonos soberanos, mismos que no se logran colocar en la banca nacional o los valores que la banca paga por ellos son mucho menores a los valores nominales emitidos en los bonos”, afirmó Denis Rivera,  quien fue el encargado de redactar el documento de la Máxima Casa de Estudios.

Acciones inmediatas

Rivera, quien se desempeña como docente de la UNAH, posee un doctorado en energía eléctrica otorgado por la Universidad de San Juan, Argentina, y que por más de 17 años laboró para la Estatal Eléctrica, recomienda medidas drásticas para la recuperación económica entre ellas la publicación inmediata por parte de EEH de los circuitos de distribución donde se detecta las mayores pérdidas por concepto de hurto y una vez identificado y publicado estos circuitos proceder con el racionamiento de energía de manera progresiva.

Otras de las recomendaciones del experto es exigir a las personas que no tienen medidor instalado y que no estén conectadas de manera legal que se hagan presentes a las oficinas de la EEH a regularizar su situación, caso contrario, se deberá incrementar el racionamiento.

Al respecto, el economista Hugo Noé Pino, expresidente del Banco Central de Honduras (BCH) y extitular de la Secretaría de Finanzas, expresó que el desastre financiero de la estatal eléctrica se debe al mal manejo y a la corrupción. “Deberíamos preguntarnos por qué está endeudada la ENEE, y quiénes son los responsables de haberla endeudado tanto, una empresa que es un monopolio”, se preguntó Pino.

Génesis

La ENEE fue creada en 1957 por la Junta Militar de Gobierno bajo el decreto N° 48 con el propósito de hacer estudios operar y administrar todo el proyecto de electrificación del país.

En 1994 por primera vez, la estatal eléctrica ve la necesidad de comprar energía térmica a empresas privadas debido al crecimiento de la demanda, para ello fue necesario que el Congreso Nacional aprobara la Ley del Subsector Eléctrico, con la cual se constituye el ordenamiento jurídico que regula la generación, transmisión, distribución y comercialización de electricidad por parte de personas jurídicas o naturales y entes públicos, privados o mixtos que participen en cualquiera de las actividades mencionadas. A partir de ese año, la ENEE comienza a operar con pérdidas.

Estas generadoras tuvieron el monopolio de la venta de energía a la ENEE hasta que en el gobierno de Manuel Zelaya Rosales abanderó el cambio de matriz energética para pasar de la generación de energía «sucia», a través de las térmicas, hacia la generación de energía renovable aprovechando los bienes naturales del país. A partir de esa fecha, según informes de la Secretaría de Energía, hubo al menos 200 contratos firmados con empresas privadas.

En 2007 se aprobó la Ley de Promoción a la Generación de Energía Eléctrica con Recursos Renovables que autorizaba la compra directa de energía sin necesidad de licitaciones y la promoción de incentivos hacia las empresas generadoras. Desde entonces se han firmado más de 200 contratos con empresas privadas, de los cuales solo 90 han entrado en operación y están generando energía. La capacidad instalada de las generadoras renovables representa el 62% del total contratado en el país. Según estimaciones del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE), entre renovables y térmicas, se produce un promedio de 1,600 megavatios.

En conclusión, la ENEE está en esa crisis por “ineficiencia económica”, término utilizado por Zelaya, economista y experto en energía eléctrica, para referirse a la corrupción continuada en la estatal y la ineficiencia gerenciales de quienes han estado al mando durante los últimos 25 años.

Noticias relacionadas:

Comentarios