La historia de la breve anexión de Centroamérica al Imperio Mexicano

La conferencia fue transmitida a traves del portal del CAC-UNAH en Facebook.

En el marco del Simposio Internacional sobre Bicentenario pensado desde las artes y la cultura: las invenciones de un istmo, organizado por el Centro de Arte y Cultura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) se desarrolló la conferencia magistral: La anexión de Centroamericana al Imperio de Iturbide a cargo del académico mexicano Mario Vázquez Olivera. Dicho evento fue transmitido a través del sitio del CAC-UNAH en Facebook.

“Agradezco enormemente la invitación a los organizadores del evento”, señalo el experto en sus palabras de introducción para luego describir el contexto de la historia centroamericana en el momento en que se produce esta anexión, misma que se firma después de una larga crisis del Imperio Español que afecta las posiciones de España en América y que conlleva a la independencia de las naciones latinoamericanas a lo largo del continente y da paso a la fundación y la conformación de estados nuevos, todos ellos con distintas características.

“Hay una característica que viene al caso referir en América que es la intención de dirigentes latinoamericanos en prácticamente todos lugares, esa es que la separación de España y Portuguesa estuviera acompañada del establecimiento de estados que no fueran solamente provincias que adquirían su autonomía si no también estados que plantearan desde su inicio un proyecto político territorial con cierta ambición”, señala Olivera sobre países como Brasil o Argentina que lograron mantener sus vastos territorios, ese también es la intención del nacimiento del Imperio Mexicano, o de Agustín de Iturbide.

“El imperio no fue la creación de solo una persona, sino que contó con el concurso de distintos sectores como la oligarquía mexicana, amplios sectores de la política, el ejército y la iglesia”, argumentó Olivera sobre el contexto de la anexión.

Otro de las características del Imperio Mexicano es que la forma de gobierno establecida para la nueva nación sería una monarquía constitucional, esta retomaba antecedentes de la vieja tradición centralista y autoritaria de la corona española con otros elementos que se habían desarrollado en América Latina.

En el caso de México en el proyecto hubo una noción básica, que era mantener unificados los territorios de la Nueva España desde California, Nuevo México hasta los confines del sur, hasta Yucatán.

“Además se empezó a contemplar que el Reino de Guatemala se incorporara al imperio, así como la isla de Cuba y Puerto Rico, además se hicieron gestiones para que también se incorporara al imperio mexicano, las islas Filipinas, era un proyecto sumamente ambicioso”, planteó el experto. “La iniciativa era de unión en pro de desarrollo, se asemejaba a lo que planteaba Simón Bolívar en el sur”, amplió. El académico señaló que en varias de las correspondencias enviadas por Agustín de Iturbide a las autoridades centroamericanas argumentos entre los que incluyen el componente geopolítico, les planteó las ventajas de la unión y el gobierno monárquico que intenta implantar en el nuevo imperio, así como la grandeza mexicana, que afirmaba Iturbide “queremos compartir con nuestros hermanos centroamericanos”. Luego de acordar la unión (aunque también hubo movimientos disidentes que rechazaban la anexión), el congreso mexicano emitió un dictamen en 1822 en los que detallaba que el imperio se extendía hasta la frontera con panamá, la posesión del acceso a ambos mares, los territorios, ríos y puertos, además señalaba las ventajas de esta unión.

El 5 de enero de 1822, Guatemala se unía al Imperio Mexicano. El Imperio posteriormente caería en marzo de 1823, al colapsar, Centro América quedó en libertad de continuar o cancelar esa anexión, contribuyó a la separación las continuas tensiones entre las naciones centroamericanas.

Casi de inmediato Centroamérica, canceló se acuerdo con México y durante la próxima década se lanzaría a la aventura incierta de convertirse en una República Federal. El 1 de julio de 1823, las provincias de Centro América se declararon “libres e independientes de la antigua España, de México y de cualquier otra potencia”

 Para ver la ponencia completa ingresar al siguiente enlace: https://fb.watch/8Yb7slDufM/

Noticias relacionadas:

Comentarios