La huella latente de Irma Leticia Silva de Oyuela en la investigación y cultura nacional

Sin Lugar a dudas, las páginas de la historia hondureña refieren entre sus mujeres más destacadas y prolíficas a Irma Leticia Silva de Oyuela, quien fue homenajeada como Año Académico Universitario por la UNAH en 2019. 

Desde el proyecto de divulgación cultural emprendido por la Coordinación de Colecciones Patrimoniales de la Dirección de Cultura junto a Presencia Universitaria, resulta necesario hacer mención a las contribuciones de Irma Leticia Silva de Oyuela en pro de la construcción de contenidos tendientes a visibilizar los aportes de las mujeres a la historia nacional a través del tiempo; que junto al abordaje de temáticas históricas, artísticas y culturales posibilitan que el Año Académico 2022 amplíe los referentes de conocimiento en torno a las contribuciones femeninas en la historia de nuestro país. 

Su larga trayectoria como investigadora social y cultural, queda reflejada en cuantiosos artículos y una treintena de obras publicadas a lo largo de tres décadas (1968  al 2008); sumándose a la obra póstuma en 2010 Constructores Artísticos entre siglos, que compila y refleja el arte de Honduras en diferentes temporalidades. 

Los estudios de esta investigadora reflejan la presencia de la mujer en la historia durante el periodo hispánico colonial, así como en los últimos dos siglos principalmente.  

Entre las publicaciones dedicadas a mujeres podemos ejemplificar entre otros títulos: Notas sobre la evolución Histórica de la Mujer en Honduras; Cuatro hacendadas del siglo XIX (selección de cuatro capítulos de la mujer en la hacienda) que fueron publicadas en 1989; Mujer, Familia y Sociedad: una aproximación histórica, cuya primera edición fue publicada en 1993 y se actualizó en la segunda edición hasta el 2000 siendo publicada al año siguiente junto con el libro Las sin remedio: Mujeres del siglo XX (en 2001). 

 

A la trayectoria ampliamente conocida de sus publicaciones, que constituyen en la actualidad un valioso referente para la comprensión de la historia y cultura nacional; se suma el hecho de que Irma Leticia Silva de Oyuela también formo parte del equipo de la UNAH, habiendo laborado en la Dirección de Extensión Universitaria. En octubre de 2007 recibió de la máxima casa de estudios el Doctorado Honoris Causa en Humanidades como un reconocimiento por sus contribuciones al conocimiento y la cultura nacional. La obtención de este doctorado se hizo en coincidencia con la conmemoración de los 50 años de autonomía universitaria (siendo la primera mujer en recibir dicho galardón desde 1915, año en que se le confirió a la escritora Lucila Gamero de Medina). 

Así mismo, la UNAH la galardono como Año Académico en 2019, donde se profundizó en el estudio y conocimiento de sus contribuciones mediante el desarrollo de actividades y eventos académicos a nivel nacional en Centros Universitarios Regionales y en Ciudad Universitaria. En la Revista de la Universidad (No. 1, año 2019) se dedicó un artículo como homenaje a Irma Leticia Silva de Oyuela, su vida y aportes; donde se evidencia su amplio legado bibliográfico publicado. 

 

Durante el Año Académico 2022, entre las actividades propuestas sigue latente la huella de Irma Leticia Silva de Oyuela, ya que forma parte de las mujeres incluidas en el nombramiento de calles y espacios de Ciudad Universitaria. 

Por su contribución a la historia bicentenaria, el Año Académico 2022 es la oportunidad perfecta para profundizar en el estudio y reconocimiento de la mujer hondureña en la historia bicentenaria encontrando una importante aliada en Leticia de Oyuela y en sus obras investigadas; con una visión renovada que nos permita la construcción de una sociedad más equitativa, justa y comprometida con el futuro de Honduras. 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios