La medicina tradicional y sus ritos de sanación siguen vigentes en la cultura lenca

Todavía conservan sus conocimientos ancestrales aunque ahora combinan sus medicinas tradicionales con la medicina contemporánea.

En el marco del Ciclo de Webinarios realizados por la Carrera de Antropología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), la antropóloga Jasmi Bautista desarrolló su conferencia “Acercamiento y nuevas propuestas de investigación en torno a la medicina tradicional lenca”.

Desde el mirador antropológico, la medicina tradicional es parte sustancial dentro de la esfera cultural en cualquier población del mundo. Todas las comunidades desarrollan mecanismos para curarse; estas prácticas van de la mano con un aspecto meramente empírico, sistemas ideológicos y aspectos mágico-religiosos fundamentales para explicar la causa de las afecciones e indicar los procesos de cura y prevención de las distintas enfermedades.

Bautista expresó que la curación a través de plantas es parte fundamental de la cultura de las comunidades lencas al igual que en todos los grupos indígenas esparcidos por todo Mesoamérica, ahora la medicina tradicional está siendo estudiada por prominentes científicos quienes han definido la investigación en este campo como etnomedicina.

La investigadora indicó que una planta, en la cultura lenca, puede servir para curar distintas enfermedades y su uso o utilidad puede variar de una comunidad a otra y también puede cambiar su uso dependiendo de aspectos específicos de las trayectorias de cada curandero o de cada sanador.

Otro aspecto que Bautista investigó fueron los rituales de sanación de los lencas, los cuales según el antropólogo Federico Travieso este ritual no cae en un reduccionismo físico, ya que los curanderos no se enfocan únicamente en la curación del cuerpo, sino más bien en otras dimensiones puesto que lo que indica la enfermedad es que existe un profundo desbalance en la dimensión espiritual, por tanto, el ritual de sanación se encamina a devolver ese equilibrio al cuerpo y por ende al universo mismo.

Otra categoría que la antropóloga expuso fue el discurso de sanación dentro de los rituales lencas, al que definió citando a Travieso, como una estructura poética vinculada con tradiciones antiguas, el cual tiene como intención entablar comunicación con lo intangible (espíritus, demonios y deidades), por lo que es un lenguaje muy particular tanto en su forma como en su significado, con un gran peso metafórico y semántico.

Todo este proceso relacionado con la medicina tradicional lenca ahora incluye elementos materiales para la curación, Bautista dijo que en este contexto se han incorporado nuevos materiales de la medicina moderna, entre ellos, alcohol, agua florida, algodón; muchos curanderos hacen uso de las inyecciones, esterilizan las jeringas “para algunos, estos nuevos elementos que se incorporan pueden desnaturalizar una práctica tradicional, sin embargo, la tradición misma no es algo estático”.

Curandero

alencaaa

El curandero es un agente terapéutico, tiene la competencia cultural para desarrollar acciones simbólicas que tienen sentido para el enfermo y/o su familia a través de un marco ritual, este marco provee el escenario para el logro de estructuras únicas de experiencia (Tuner,1980).

En la cultura lenca, el curandero es una personas experta en el conocimiento de plantas medicinales y remedios de origen animal, quien diagnostica y da tratamiento oportuno a las personas enfermas,  son poseedores del “don” de la sanación.

Richard Adams, en la década de los 50, define al curandero como una persona que cura enfermedades con técnicas místicas.

Estas prácticas y usos en las comunidades lencas están vigentes en la actualidad y continúan siendo funcionales, convirtiéndose en muchos casos en el único medio de curación que poseen dentro de la localidad.

Bautista manifestó que en la actualidad existe un proceso de sincretismo que estas prácticas medicinales han experimentado desde el período Colonial hasta décadas recientes, ahora se experimenta una estrecha relación entre el modelo médico tradicional y otras prácticas médicas propuestas por la modernidad.

Cabe destacar que la transmisión de conocimientos de la medicina tradicional en las comunidades lencas se ha mantenido de generación en generación por medio de la tradición oral, prácticas y usos, por lo tanto, el conocimiento abstracto mágico-religioso está fielmente arraigado en el marco ideológico de las comunidades, señaló Bautista.

Es importante mencionar que durante la pandemia generada por COVID-19 en muchos hogares hondureños han optado por tratar la enfermedad con plantas y hierbas como un tratamiento preventivo a la pandemia, que ha cobrado la vida de miles de hondureños, haciendo uso de conocimientos y costumbres ancestrales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios