La trayectoria del doctor Lino y sus ambiciosas expectativas encaminadas a fortalecer el CURLA

El doctor Lino durante una entrevista en el canal de YouTube de PRIDCA.

Oriundo de La Ceiba y con una destacada trayectoria académica y profesional, el doctor Julio Emilio Lino ha asumido un nuevo reto en su vida: dirigir el Centro Regional Universitario del Litoral Atlántico (CURLA), para el cual tiene grandes expectativas que impactarán en la zona, una de ellas es ampliar la oferta académica.

Pero antes de hablar de los ambiciosos proyectos del doctor, es necesario recorrer un poco su vida, desde que comenzó su etapa estudiantil cursando la primaria en una escuela pública de La Ceiba y disfrutando sus tiempos libres con el fútbol y el canto, para luego asistir a un colegio privado de donde se graduó de Perito Mercantil.

Sus inicios en el mundo laboral fueron luego de graduarse de secundaria, cuando comenzó a trabajar en la Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal, ahora conocida como el Instituto de Conservación Forestal, lo que le permitió conocer el bosque y lo motivó a estudiar Ingeniería Forestal en el CURLA.

En su cuarto año de carrera logró ser instructor en el Departamento de Industrias Forestales, para posteriormente ocupar un puesto de profesor universitario, luego viajó a los Estados Unidos para continuar preparándose, después a Alemania donde cursó una especialización en planificación para el desarrollo y también estudió desarrollo rural en Ecuador.

Al retornar a Honduras, el nuevo director del CURLA continuó su preparación con la Maestría en Forestería Comunitaria, lo que le permitió escribir un libro sobre la forestería en las comunidades garífunas, y finalmente obtuvo un PhD en Gestión del Desarrollo en la Máxima Casa de Estudios.

Con relación a su trayectoria profesional en la Alma Máter, Lino detalló su amplia experiencia en distintas áreas, desde la docencia, hasta cargos de gestión y administración. "En todo este proceso de formación, desde que ingresé a la Universidad, participé en áreas que tienen que ver con la docencia, administración y gestión, porque fui profesor, jefe de departamento, coordinador de carrera, miembro del Consejo Directivo del CURLA, jefe de Personal, jefe de Vinculación, miembro del Consejo Local de Carrera Docente y también miembro del Consejo General de Carrera Docente y del Consejo Universitario".

Además, ha recibido infinidad de capacitaciones, cursos y talleres, y ha desarrollado una serie de investigaciones que lo han llevado a participar en varios congresos en Costa Rica, Nicaragua, Chile y Cuba, así como en el 90% de los que ha organizado la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Todos estos importantes logros se los atribuye al esfuerzo de sus padres, quienes, sin haber concluido la primaria, se esmeraron en darles lo mejor a sus nueves hijos, y hoy es él quien se esmera para ser el mejor ejemplo para sus cinco hijos. “Puedo asegurar que tengo los mejores padres del mundo, Dios me ha bendecido enormemente con ellos y con una esposa, quien también ha sido mi fortaleza para seguir adelante”, aseguró el doctor.

Sus expectativas como nuevo director 

Lino

Ahora, como nuevo director del CURLA, Lino tiene ambiciosas expectativas, una de ellas es la creación de la Facultad de Ciencias Agrarias, en la cual se está trabajando desde el 2008, pero para que se pueda crear y comience a funcionar como tal, la Junta de Dirección, por mandato de facultades, contempló que se deben crear tres escuelas; ciencias forestales, ciencias agronómicas y ciencias ambientales, todas con los tres niveles: técnico, licenciatura y posgrado.

“Este es un trabajo bastante interesante, porque a nivel de la Escuela Forestal ya tenemos el técnico, la licenciatura y estamos trabajando en el posgrado, y a nivel de Agronomía tenemos la ingeniería y en estos momentos estamos trabajando en los otros dos niveles, pero en Ciencias Ambientales aún no tenemos nada, por lo que hay que creerla todo”, informó.

El doctor manifestó que para este ambicioso proyecto se cuenta con el apoyo de todos los docentes del CURLA, además de una vasta experiencia que ha sido posible con la llegada de nuevos catedráticos preparados en el tema. "Contamos con un equipo bastante importante para lograr esos propósitos en el CURLA", expresó.

Por otro lado, el CURLA cuenta con un alto nivel de producción vegetal y animal, que ha permitido la comercialización de los productos a través de una tienda, sin embargo, las expectativas del director son ampliar la tienda de ventas y organizar ferias quincenales en donde se expongan al público todos los productos que se elaboran en este centro.

Demanda estudiantil

Una de las grandes preocupaciones que manifestó Lino es la demanda estudiantil, la cual con la pandemia se ha visto afectada, por lo que retomarán la promoción del centro regional, de modo que los jóvenes del litoral atlántico encuentren en el CURLA nuevas opciones, y es en ese sentido, además de la Facultad de Ciencias Agrarias, proyecta trabajar en la ampliación de la oferta académica.

"Queremos abrir nuevas carreras que respondan a ciertas necesidades de esta región, y sabemos que nos es fácil, pero si no logramos implementarlas, al menos queremos dejarlas abiertas en un 90 o 95%, listas para su implementación", informó.

Dentro de las nuevas carreras que se proyectan crear y que ya la exdirectora Jean O’dell dejó avances, amplió el doctor, se encuentran las relacionados con el mar, considerando el acceso que tiene La Ceiba tanto al océano como a áreas planas y montañosas, lo que la convierte en una de las zonas universitarias con mayor potencial, en donde se pueden visualizar muchas oportunidades de profesionalización para los jóvenes.

Asimismo, están considerando formar jóvenes especialistas en producción de palma africana y rambután, así como en todos los recursos vinícolas, para que puedan incorporarse en los procesos de desarrollo de la región.   

En síntesis, resumió Lino, “nuestro gran interés es ser un centro que se inserte en los procesos de desarrollo regional y que, desde La Ceiba, como ciudad donde estamos establecidos, hasta toda la región litoral, los jóvenes nos vean como la universidad que les puede acoger para formarlos como buenos profesionales y garantizar que en su futuro encontrarán oportunidades en la región”.

Actualmente el CURLA ofrece nueve carreras; un técnico universitario, seis licenciaturas y dos maestrías, y su demanda estudiantil alcanza los dos mil jóvenes, asimismo, en términos de extensión territorial es el centro universitario más grande de Honduras.

Noticias relacionadas:

Comentarios