La UNAH y sus 173 años brindando educación superior pública, gratuita y de calidad

Foto : Delmer Membreño .Durante la pandemia, la UNAH mantenido un papel beligerante y protagónico.

La casa de la ciencia, de la razón, del arte, de la cultura, el espacio donde convergen todas las corrientes del pensamiento, arriba a su 173 aniversario. En medio de la pandemia por COVID-19, autoridades, estudiantes, docentes, empleados y egresados de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras celebran la magna fecha.

Honduras, al igual que los otros cuatro países que conformaban Centroamérica en la época colonial, declaró su independencia en 1821; 26 años después (1847), apenas cuando el Estado era muy joven, se fundó la UNAH, institución donde han cumplido sus sueños miles de hondureños y muchos de ellos fueron y son los que dirigen los destinos del país.

Desde 1847 a la fecha se cumplen 173 años brindando al pueblo hondureño educación pública, de calidad y gratuita, razón por la cual, en estos últimos 12 años más de 70 mil hondureños se convirtieron en profesionales universitarios, egresados de las aulas de la Máxima Casa de Estudios. (Foto de archivo)

izamiento de la bandera

Desde la rectoría del presbítero José Trinidad Reyes Sevilla, primer rector y fundador de la Alma Máter hasta la actual administración del doctor Francisco J. Herrera Alvarado, la UNAH ha venido modernizándose tanto en infraestructura y conectividad como en la ampliación de la oferta académica que, producto de la globalización, las demandas de nuevos conocimientos tanto en las ciencias, arte y deportes son constantes.

La UNAH ha estado presente en tres siglos, tiempo durante el cual la capacidad de resiliencia y la visión de quienes la han dirigido ha permitido que sus puertas del conocimiento se mantengan abiertas aún en tiempos difíciles como catástrofes naturales, guerras mundiales y pandemias como la actual y varias anteriores, esta última obligó a cerrar los campus y la educación presencial, sin embargo, mediante la virtualidad, convirtió cada hogar donde vive un universitario en un espacio de Lucem Aspicio.(Rector en UNAH-VS en el Izamiento de la Bandera Nacional)

rector en UNAH VS

Reseña histórica

El doctor en historia Jorge Alberto Amaya, catedrático de la Máxima Casa de Estudios, recordó que el 19 de septiembre de 1847 (aunque los antecedentes se remontan dos años atrás) el presbítero José Trinidad Reyes Sevilla y el presidente de la República Juan Lindo dieron por inaugurada la Universidad Central de Honduras, convirtiéndose en la institución más importante del siglo XIX.

Amaya dijo que en su primera etapa como institución, que se enmarca desde 1847 hasta antes de la Reforma Liberal, de Marco Aurelio Soto y Ramón Rosa 1876, la Alma Máter funcionó con pocos estudiantes y docentes debido a la estructura escasa del país, no obstante, durante la Reforma Liberal su transformación adquirió importancia con la inclusión de un currículum científico y profesional.

Otra fecha importante que recordó el académico fue 1957, año en la UNAH adquiere la Autonomía Universitaria otorgada por el Estado regido por una Junta Militar de Gobierno, convirtiéndose en un espacio abierto para el pueblo, “desde ahí en adelante la Máxima Casa de Estudios se masificó y hoy en día con matrículas cercanas a los 100 mil estudiantes y con la presencia en varios puntos del territorio nacional”.

El coordinador de la Maestría de Historia puntualizó que los jefes de Estado que más acercamiento y contribución tuvieron con la UNAH fueron Juan Lindo, Marco Aurelio Soto, por medio de Ramón Rosa, la Junta Militar de Gobierno constituida por Héctor Caraccioli, Roberto Gálvez y Roque Rodríguez Herrera y el expresidente Ramón Villeda Morales.

Para Amaya, la Alma Máter es la institución más longeva del Estado y la más importante de Honduras porque es la que forma profesionales para que el país funcione en todos sus ámbitos, recordó que casi desde que Honduras se formase como Estado, fue la UNAH por medio de sus profesionales la que le dio forma a la incipiente nación, “la Universidad formó los abogados, los doctores, ingenieros y pedagogos, quienes posteriormente se convirtieron en los intelectuales orgánicos del Estado, por lo tanto, el precio de la Máxima Casa de Estudios por toda su experiencia académica e histórica hoy en día es un capital cultural invaluable para el país”, recalcó.

Autonomía Universitaria

La Autonomía Universitaria se logró el 15 de octubre de 1957, coincidiendo con los 100 años de fundación de la institución educativa, el decreto contenía la “Ley Orgánica de la UNAH”, la cual estuvo vigente hasta el 11 de febrero de 2005 al ser sustituida por la nueva Ley aprobada por el Congreso Nacional, según decreto N° 209-2004.

La Autonomía Universitaria, según la Ley Orgánica, comprende una educación basada en el pluralismo ideológico, libertad plena de cátedra, estudio, investigación y de vinculación de la Universidad con la sociedad; así como la gestión y administración de sus propios recursos.

De igual manera, brinda la facultad y capacidad de elegir de manera autónoma sus propias autoridades, emitir las normas reglamentarias y la formulación de las políticas en relación con el ingreso, permanencia y egreso de los estudiantes, entre otras atribuciones.

Educación superior

Por su parte Jesús de las Heras, responsable de la Colección del Patrimonio Cultural de la Dirección de Cultura de la UNAH, resaltó que la educación superior en el Período Colonial comprendía dos universidades: la Universidad de San Carlos de Guatemala y la Universidad de León, Nicaragua.

El académico destacó el papel importante de Juan Lindo, quien cuando fue jefe de Estado de El Salvador fundó la Universidad de El Salvador y años más tarde ocuparía un rol importante en la fundación de la Máxima Casa de Estudios de Honduras.

A su vez resaltó la figura del Padre Reyes, quien acompañado con un grupo de selectos jóvenes en lo que destacan Máximo Soto, Alejandro Flores, Miguel Antonio Rovelo, Yanuario Girón y Pedro Chirinos abogaron por la oficialización del primer y más importante centro de estudios superiores de Honduras.

En lo que corresponde a la contribución de la UNAH al país y a la sociedad, el funcionario dijo que “ha contribuido en todos los aspectos tanto en lo económico, social, político como cultural, recordemos que la Alma Máter no solo rectora las políticas de la educación superior, sino que va construyendo nación”, argumentó.

Al finalizar, invitó a la comunidad universitaria a seguir el ejemplo de seriedad y el buen juicio del Padre Reyes para afrontar las condiciones difíciles y para tomar las mejores decisiones que contribuyan a sacar adelante a nuestro país. ((foto de archivo)

excelencia VOAE

Datos actuales

En la actualidad, la UNAH cuenta con 115 programas de estudio, 63 de grado: 12 técnicos universitarios, 51 licenciaturas y 52 posgrados que comprenden 31 maestrías, 17 especialidades, 2 subespecialidades y dos doctorados.

La matrícula del segundo período académico 2020 reportó el ingreso de 72,896 estudiantes, 41,734 mujeres y 30,962 hombres, lo que demuestra que la pandemia no tuvo el impacto negativo que se preveía para la educación superior, gracias al diseño de aulas virtuales.

Aun en plena pandemia en el 2020, hasta el segundo trimestre del año, más de 2,100 egresados han recibido su título, entregados con estrictas medidas de bioseguridad.

En cuanto a la cobertura nacional, la UNAH cuenta con 10 facultades, 8 Centros Regionales, igual numero de Centros de Recursos de Aprendizaje de Educación a Distancia (CRAED), y además posee cinco Telecentros, logrando una cobertura territorial enorme.

Por lo anterior, felicitamos a la UNAH y a todos los que de alguna forma se identifican con la ciudadanía universitaria.(Graduación en UNAH-VS)

graduaciones 23

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios