Las remesas y su estrecha relación con la economía hondureña

Casi un 25 % del PIB hondureño proviene de las remesas.

Es indudable la relación entre la economía hondureña y el envío de remesas desde el extranjero por compatriotas que han decidido abandonar las fronteras patrias, y que envían anualmente miles de millones de dólares a sus familiares e impulsan la economía nacional, misma que viene en picada en los últimos años y que se ha visto sacudida aún más por la crisis climatológica de los huracanes Eta e Iota y la actual crisis sanitaria del COVID-19.

Con lo anterior se ha encontrado en el envío de remesas un vital flujo de recursos en una época de contracción económica mundial, así lo indican los últimos datos proporcionados por el Banco Central de Honduras, en los que señala que para este año se proyecta que el envío de divisas alcance el récord histórico de un 25% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

El tema de las remesas en Honduras ha tomado tanta importancia en la vida económica del país, pues desde que el fenómeno migratorio comenzó, los flujos en las remesas han tenido un crecimiento sostenido hacia la región centroamericana a julio de 2021, registrando un aumento interanual de 37.1%, equivalente a US$4,842.5 millones, lo que denota el proceso de recuperación de la economía mundial, derivada de los avances en la vacunación y las políticas económicas de soporte a los hogares y empresas implementadas por los países, especialmente en las economías avanzadas como los Estados Unidos de América y Europa, así lo indica los resultados de la Encuesta Semestral de Remesas Familiares de agosto de 2021, publicada por el Banco Central de Honduras.

En el caso de Honduras entre enero y julio de 2021, el país obtuvo un ingreso de US$4,074.0 millones en concepto de remesas familiares, lo que demuestra un repunte de 36.2% (US$1,083.0 millones) respecto al monto percibido en similar período de 2020. De acuerdo con un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el factor que puede explicar la resiliencia de las remesas es la pronta recuperación del empleo en los EUA. Durante 2020, especialmente en el II trimestre, se registró una fuerte pérdida de empleos; solo en abril de ese año se perdieron 19.8 millones en los EUA en los sectores donde laboran en su mayoría los migrantes de la región: construcción, comercio minorista, servicios de educación y salud, entretenimiento, restaurantes y hoteles; en consecuencia, la tasa del desempleo latino alcanzó 18.9% en abril de ese año.

¿Desde dónde viene el dinero?

Según datos del BCH en el perfil demográfico se encontró que el 95.3% de los migrantes encuestados reside en los EUA, de los cuales 53.3% son mujeres y 46.7% hombres; en orden de importancia le siguen, España y Canadá. Por otro lado también indica que este organismo ha identificado que el 51.0% de los hondureños están radicados en los estados de Texas, Florida, California y Nueva York. El 49.0% restante vive en otros estados, sobresaliendo entre estos, los que radican en Virginia y Nueva Jersey.

Otro dato interesante proporcionado por este ente, es por el tipo de actividad que desempeñan los emigrantes entrevistados; sobresalen los que se dedican a los servicios de principalmente limpieza, cuidado de niños y jardinería, entre otros, lo que representa el 32.4%. Cabe señalar, que la mayor parte de la población femenina entrevistada realiza actividades de servicios, mientras que el género masculino presta su fuerza laboral en el área de construcción.

“No podemos desconocer a las remesas como un factor determinante, además estas le han brindado estabilidad al tipo de cambio a tal grado que este ha retrocedido en un lempira, pero lo más importante es que ha apoyado el consumo de las familias, ya que con la pandemia la capacidad de consumo de los hogares hondureños se vio disminuida y esa fue compensada parcialmente con el ingreso de las remesas, ya que estas continuaron recibiéndolas”, dijo el reconocido economista y titular del Departamento de Economía de la UNAH, Henry Rodríguez, quien además destaca el dinamismo que le dan las remesas a la economía nacional y lamentó la poca o nula eficiencia de las políticas gubernamentales en materia de economía.

Por otro lado la referida encuesta señala que el 81.3% de los migrantes encuestados indicó que remite remesas en efectivo hacia Honduras, reportando un promedio mensual de US$425.20. De los remitentes el 54.0% son mujeres y el 46.0% hombres; sin embargo, de acuerdo con los datos suministrados, estos últimos envían mayores montos de remesas, los más beneficiados de las remesas en efectivo que envían los emigrantes, son sus madres con 44.9% del total de envíos, seguido por sus hermanos y sus hijos.

Según el Boletín Oficial de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en materia económica Honduras es el tercer país en Centroamérica que más recibe remesas, solo después de Guatemala y El Salvador; en 2020 casi 6,000 millones de dólares producto del envío de dinero de los compatriotas, una clara muestra del potencial que tienen las remesas para contribuir de manera directa al desarrollo económico y social del país.

Noticias relacionadas:

Comentarios