“Lempira es una inspiración de las generaciones actuales para defender nuestro territorio”, Jorge Amaya

Honduras, mediante Decreto Legislativo N.° 102 del 3 de abril de 1926, adoptó como unidad monetaria el lempira.

Cada 20 de julio se conmemora la vida y muerte del gran cacique Lempira, considerado el primer defensor de nuestras tierras y opositor férreo a la colonización española, su legado sigue vigente por sus grandes hazañas y luchas por defender a su pueblo hasta ofrendar la vida, en la actualidad es considerado un héroe nacional y con el que más se identifica la población hondureña por sus raíces autóctonas, a diferencia de otros héroes nacionales que eran considerados criollos.

“La figura de Lempira caló en la población porque representa esa síntesis indígena, el personaje quedó muy bien porque además trasciende por todos los matices heroicos en su historia”, destaca  Jorge Amaya, reconocido historiador nacional y coordinador de la Maestría en Historia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El departamento de Lempira fue nombrado así en su honor, también Puerto Lempira, cabecera de Gracias a Dios, pero su homenaje más importante fue su inclusión en la moneda nacional, fue precisamente en reconocimiento a su valiente lucha contra los españoles que el Gobierno de la República de Honduras, mediante Decreto Legislativo N.° 102 del 3 de abril de 1926, adoptó como unidad monetaria el lempira.

El billete de un lempira es considerado como uno de los más bellos en el mundo, según el diario inglés The Telegraph.

“Lempira fue encumbrado como héroe desde finales del siglo XIX, sobre todo con mucha fuerza en la década de los años 20 y 30, ya cuando el Congreso Nacional le puso su nombre a la moneda nacional, a partir de allí empezó a crecer su presencia en espacios de identidad nacional, se crearon parques, escuelas y calles con  su nombre”, señaló Amaya.

El nombre Lempira, según Jorge Lardé y Larín, proviene de la palabra “Lempaera” que a su vez procede de dos vocablos de la lengua Lenca. “Lempa” que significa “señor” título de alta dignidad o jerarquía y “era” que significa “cerro o sierra” así que lempira significa señor de la sierra.

Su zona de operaciones fue extensa en la mitad sur de lo que es ahora el departamento de Lempira en Honduras, su figura sigue despertando la fascinación de historiadores y hondureños; actualmente hay diversas versiones sobre su deceso, aunque para el reconocido académico el Señor de la Sierra representa  un motivo de inspiración para la generaciones actuales, sobre todo por la situación que atraviesa el país en cuanto a soberanía nacional.

“Independientemente que haya muerto a traición o en un combate, lo más destacable de Lempira es que defendió su pueblo, sus territorios, sus ríos. En este momento que el país se ve amenazado por las ZEDE, que pretenden cercenar el territorio, la imagen del Lempira pone en vigencia la necesidad de personajes que defiendan su tierra frente a invasiones que son inmorales e ilegales”, argumentó.

Para el  historiador, es el momento propicio para defender nuestra integridad territorial y la imagen de Lempira es sin duda un estandarte en esa lucha por Honduras.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios