La gestión de la abogada Nazar, 8 años al frente de la Facultad de Ciencias Jurídicas

Bessy Nazar, exdecana de la Facultad de Ciencias Jurídicas.

Durante ocho años, la abogada Bessy Nazar asumió el reto de dirigir la Facultad de Ciencias Jurídicas que en 2013 se encontraba en un estado crítico, pero que, gracias a su visión, hoy esta unidad destaca por su organización y éxitos tanto a nivel nacional como internacional con programas como el Moot Court.

Para Nazar, la clave que logró sacar a esta unidad del rezago en el que se encontraba fue la gestión horizontal, fundamentada en la tolerancia, el respeto, la inclusión y el trabajo en equipo, y plasmada en un plan de trabajo que ejecutó tal cual.

“Cuando llegué, en octubre de 2013, la situación de la Facultad era bastante crítica, incluso se hablaba de una junta interventora, porque no había un cumplimiento de objetivos institucionales que se estuvieran desarrollando, por lo que me tocó bastante duro organizar la Facultad”, recuerda.

Aunque el reto era grande, la exdecana considera que su equipo de trabajo lo hizo menos difícil, logrando cumplir con los 12 objetivos que planteó al inicio de su gestión, no sin antes fortalecer al equipo humano que le apostó a su visión, tanto como decana por ley, nombrada en 2013, así como el interinato del 2017.

“Me siento satisfecha, creo que la misión está cumplida, superé mis propias metas y el reto del decano actual es establecer las siguientes propiedades, superando la excelencia y productividad que teníamos hasta el 30 de octubre del presente año”, expresó Nazar.

Gestión 2013-2017

Un informe de más de 140 páginas resume los avances que registró la Facultad de Ciencias Jurídicas bajo la primera gestión de la abogada Nazar, y dentro de estos logros destacan la aprobación y puesta en funcionamiento de tres maestrías: Derecho Constitucional, Derecho Penal y Procesal Penal, y Protección de la Niñez y Justicia Juvenil.

También se llevó a cabo el proceso de elaboración del estudio diagnóstico, plan de estudio y plan de factibilidad del Técnico en Investigación Criminal, la Licenciatura en Criminalística, la Maestría en Seguridad Social y Derecho al Trabajo y el Doctorado en Derecho, y concluyó la reforma del plan de estudios de la Carrera de Derecho.

En el año 2014 se integró funcional y físicamente el Instituto de Investigación Jurídica y se desarrolló al menos un proyecto de investigación al año por departamento, asimismo los docentes recibieron cursos de apoyo a la investigación científica y pasantías internacionales, logrando incrementar el desarrollo de proyectos de investigación jurídica y la publicación de artículos científicos.

En el área de vinculación se desarrollaron programas de educación no formal en cada una de las unidades académicas de la Facultad y se logró fortalecer el Consultorio Jurídico Gratuito con apoyo de fondos de la cooperación internacional y de la misma Universidad, y también se establecieron alianzas estratégicas con más de 30 instituciones tanto nacionales como internacionales, así como la firma de convenios de cooperación.

Como parte de la movilidad académica estudiantil, se consolidó el programa de competencia de juicios simulados en derechos humanos Moot Court, que se lleva a cabo anualmente a nivel nacional e internacional, posibilitando experiencias e intercambios estudiantiles y docentes, y que en la actualidad se posiciona como uno de los más exitosos de la facultad.

También se mejoraron significativamente los procesos de atención a los estudiantes con enfoques personalizados y además se generaron espacios de acercamiento entre las autoridades de la facultad y los alumnos, propiciando un diálogo continuo.

Otro de los logros en la primera gestión de Nazar fue la creación del Sistema de Apoyo a la Gestión Administrativa y Académica en la facultad, con el propósito de crear una plataforma tecnológica que facilitara y garantizara la transparencia en los procesos académicos y administrativos internos de las diferentes unidades.

Gestión 2017-2021

En noviembre de 2017, Nazar inició su segunda gestión como decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas, dándole seguimiento al trabajo realizado en los años anteriores, logrando registrar significativos avances a pesar de las limitaciones que trajo consigo la emergencia sanitaria, adecuando las actividades académicas a la nueva realidad.

Durante estos cuatro años se continuó fortaleciendo la investigación, las capacidades docentes, la vinculación universidad sociedad, la gestión del talento humano, la acreditación y certificación de carreras de grado y posgrado, los procesos de planificación, monitoreo y control, y la movilidad estudiantil, además de desarrollar propuestas de nuevas ofertas de carreras a nivel de grado y posgrado y mejorar la infraestructura y equipamiento.

Como parte de la innovación curricular, y en consonancia con lo que ya se había trabajado, inició el proceso de aprobación del Técnico en investigación forense con énfasis en el procesamiento de la escena del crimen, la Licenciatura en Criminalística, la Maestría en Seguridad Social y Derecho al Trabajo y los doctorados en Derecho y Derecho Penal.

También se aprobó el inicio de la tercera promoción de la Maestría en Derechos Humanos y Desarrollo y el rediseño curricular de la Maestría en Gestión Jurídica del Estado y Derecho Político, antes Maestría en Ciencias Políticas.

Mediante el Plan de Educación no Formal se priorizó el programa de diplomados con propuestas curriculares innovadoras, abordado temas que responden a los problemas del país y logrando capacitar a más de 800 participantes, en 20 promociones de diplomados.

Con el 100% de la estructura del Instituto de Investigación Jurídica establecida y funcionando de acuerdo con las disposiciones de la UNAH, se logró incrementar el desarrollo de proyectos de investigación jurídica y la publicación de artículos científicos.

Mediante el fomento del trabajo en redes internacionales para el desarrollo de investigaciones jurídicas se fortalecieron espacios para la integración de profesores de la facultad a nivel local e internacional, patrocinios para la investigación e intercambios académicos.

También, durante los cuatro años de gestión, fueron integrados los programas y planes para la implementación de los servicios de educación no formal a nivel de diplomados, cursos libres, talleres, seminarios y conferencias con las unidades académicas y en alianza con otros actores de la sociedad.

Actualmente se encuentra en proceso el desarrollo de la propuesta de la Maestría en Métodos Alternos de Resolución de Conflictos y la virtualización las maestrías en Derecho Penal y Procesal Penal, Ciencias Políticas y Gestión del Estado, y Derechos Humanos, que se también se ofrecen de manera presencial.

Para finalizar, la exdecana agradeció al personal docente, administrativo y de servicio, así como a los estudiantes por el acompañamiento que le dieron durante los ocho años que ostentó el cargo que considera honroso.

“Gracias por haber sido parte del éxito que hoy tenemos y haber logrado, más que éxito, la excelencia en cada uno de los proyectos que emprendimos, hicieron fácil lo difícil porque juntos hicimos cosas que van a trascender en el tiempo y esperamos que sigan siendo atesoradas, fortalecidas y superadas por los que vienen”, expresó Nazar.

Noticias relacionadas:

Comentarios