Conferencista paraguayo brinda la ponencia en FCM "Conductas suicidas en ambientes educativos: identificación, atención y prevención"

Los asistentes se mostraron muy interesados en la temática.

Con el fin de concientizar a la comunidad universitaria sobre el suicidio, el Área de Psicopedagogía de la Unidad de Tecnología Educacional en Salud (UTES), de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), invitó al paraguayo Olbado Saucedo, quien es máster en Psicología Clínica, para impartir de manera virtual la ponencia "Conductas suicidas en ambientes educativos: identificación, atención y prevención".

“Decidimos abordar esta temática porque ya hemos tenido estudiantes que han presentado algunas de estas situaciones, ya sea intento de suicidio o la realización del mismo. Conocemos casos de estudiantes y también de egresados que han pasado por estas situaciones”, expresó la máster Judith Arrazola, del área de Psicopedagogía de la facultad en mención.

Además de la macroconferencia a cargo de Saucedo, se contó con la participación del máster en Psicología Industrial que labora en el  Área de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE-Salud), Felipe Pineda, quien presentó las estadísticas de atenciones en al Área de Salud Mental de la UNAH; asimismo Juan Carlos Munguía, con especialidad en Psiquiatría Forense, quien se refirió a los aspectos biológicos, sociales y fisiológicos que intervienen en el problema del suicidio.

“El máster Saucedo nos habló del suicidio desde la conceptualización del mismo hasta las estadísticas que se manejan a nivel de Latinoamérica. Esto nos sirve como  panorámica de cómo están los trastornos mentales y los problemas de afectividad, tales como la depresión, el suicidio, la ansiedad, entre otros”, manifestó  Arrazola.

El conferencista paraguayo instó a la psicopedagoga de la facultad y demás profesionales que trabajen en la atención en salud mental para los estudiantes, "para que sigan luchando y se comprometan aun más para erradicar esta problemática a través de la concientización, sensibilización y ayuda  a los chicos que presenten conductas asociadas a trastornos mentales".

A manera de conclusión se realizó una mesa redonda para discutir sobre los 13 mitos acerca del suicidio, establecidos por la OPS/OMS, a cargo de Manuel Salinas, máster en Psicología Criminal con especialidad en Psicología Forense, con el objetivo de generar un espacio para conocer acerca de las diferentes aristas que engloba la temática, desde los factores internos o externos que puede mostrar una persona que esté pensando en suicidarse hasta la toma de conciencia y ayuda que como sociedad podemos darle.

En tanto el máster Salinas comentó que se tocaron los factores psicológicos, biológicos y sociales que intervienen en el momento en que la persona toma la decisión de quitarse la vida. “El doctor ha mencionado algunas zonas del cerebro que están relacionadas con las conductas suicidas, para el caso hizo referencia a la corteza orbitofrontal donde se da el juicio de razonamiento y cómo esto se ve afectado cuando la persona está sometido a muchos estresores”, indicó Salinas.

A criterio de Salinas: “En la sociedad hondureña los estresores se encuentran a la vuelta de la esquina, es decir vivimos en una sociedad bastante agobiante y eso puede incidir de diferentes formas en las personas”.

Durante el evento, al que asistieron docentes, estudiantes y autoridades de la Facultad, se buscó crear un espacio  de aprendizaje bastante dinámico, así se contó con participaciones del público complementadas con apreciaciones de los expositores.

“Estos espacios son ambientes de aprendizaje y hemos considerado adecuada la interacción de los estudiantes en este proceso para compartir juntos las nociones básicas que se tienen respecto al tema”, sintetizó Salinas.  

Arrazola añadió que es importante aclarar que las personas que toman esta decisión (suicidarse), ya sea que se quede en un intento o se ejecute a totalidad, “no lo hacen por falta de carácter, sino que hay un sentimiento, hay un  dolor, un sufrimiento que ellos desean mitigar”.

La profesional de la Psicología recomendó ser empáticos con el dolor ajeno y darles ayuda escuchándolos o aconsejándolos. Además afirmó que “se deben buscar aquellos criterios científicos que puedan ayudar trabajar por la prevención del suicidio”.  

Salinas detalló que “en Honduras existen algunos centros de ayuda para las personas que están pasando por este tipo de situaciones, como ser el Teléfono de la Esperanza, que brinda atención a “personas que tienen ideas suicidas y que están pasando por una depresión, y lo mejor es que es completamente gratis. Las personas que estén pasando una crisis emocional pueden llamar al 150 y serán atendidas por personal especializado en el área y recibirán el debido asesoramiento”, enfatizó.

En tanto, Arrazola aprovechó la oportunidad para agradecer la presencia de la vicepresidenta del Teléfono de la Esperanza. “Es muy importante, para nosotros como Academia, hacer estos vínculos con otras unidades que están trabajando conjuntamente para dar apoyo en esta temática y lograr así trabajar juntos en la prevención del suicidio”, señaló.

Para finalizar, la psicopedagoga puntualizó: “Sensibilicémonos con el dolor de las personas que sufren depresión y que han intentado suicidarse. No las juzguemos”.

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios