LOS CONFLICTOS ARMADOS SERÁN POR EL AGUA

El  titular -del  presente artículo- es una de las frases más recordadas cuando se habla de escasez de agua, y más cuando hablamos de un recurso tan vital como este precioso líquido, sinónimo de vida. El tema del agua debe ser abordado con la debida importancia y no porque hoy 22 de marzo se celebre el Día Mundial del Agua.

De acuerdo a expertos en la materia, alrededor de 700 millones de personas en 43 países sufren de las consecuencias de la escasez de agua. Datos del 2013 arrojaban que en Honduras el 20 % de la población, cerca de 1. 6 millones de personas no cuentan con agua potable, un aspecto irrisorio sin consideramos que nuestro país cuenta con 19 cuencas hidrográficas, algunas de ellas con más 550 kilómetros de longitud como el río Coco Segovia.

Pero ¿por qué dedicar un día mundial al agua? Uno de los fundamentos que dieron inspiración a la fecha fue para desarrollar conciencia conservación y el desarrollo de los recursos hídricos, apelando a la puesta en práctica de protocolos ambientales amigables con el planeta. El punto de alarma de esta situación se observa en cifras de Naciones Unidas, en las cuales destacan que más del 80 % de las aguas residuales regresa a los ríos, mares y otros ecosistemas sin ser tratada, las mismas fuentes contaminadas  son utilizadas por 1, 800 millones de personas alrededor del mundo.

Otro dato alarmante es que el  agua no potable, y unas pobres infraestructuras sanitarias, así como la falta de higiene, causa alrededor de 842 mil  muertes al año. Esta cifra alarmante puede aumentar si no se hace un uso adecuado del precioso líquido que en un futuro de no cuidarse de forma eficiente y ecológica, puede ser un recurso escaso.

Las razones expuestas son algunas de las condiciones actuales para considerar que la frase “los conflictos armados serán por el agua”, no está fuera de la realidad, ya que de acuerdo a los expertos los lugares donde existe mayor escasez de agua en el mundo son Oriente Medio, China, India, Asia Central y África Central y Oriental, regiones que albergan casi dos tercios de la población mundial.

En ese orden de ideas es prudente concluir con uno de los puntos que dio origen al Día Mundial del Agua “Una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más necesaria que nunca. El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible”, es decir,  cada gota desperdiciada, cada gota mal utilizada, puede no ser importante hoy, ni mañana; pero si lo es para el futuro.

Noticias relacionadas:

Comentarios