“Los derechos fundamentales no son lo mismo que los derechos humanos”: doctora Giamberardino, de UNICEN-Argentina

El evento se desarrolló en el Auditorio 1 del edificio C3 y contó con la participación de académicos y estudiantes.

En el marco de la conferencia “La salud y la educación como derechos humanos fundamentales”, organizada por la Facultad de Ciencias Sociales a través de la Maestría en Cooperación Internacional y Gestión de Proyectos de Desarrollo, la doctora Gissela Giamberardino, del grupo de estudios en Ciencias, Sociedad y Cultura (UNICEN-Argentina), manifestó que “los derechos fundamentales no son lo mismo que los derechos humanos”.

La doctora contextualizó su apreciación, basándose en observaciones de nivel teórico, epistemológico y jurídico, pero subrayó que ambas conceptualizaciones tienen un punto de encuentro que los conecta.   

La académica refirió que los derechos fundamentales son aquellos derechos humanos que están garantizados por el orden jurídico positivo y están incluidos en las Constituciones de las Repúblicas.

Según su forma de evaluarlos, de este modo dejan de ser tan abstractos como pueden ser pensados (los derechos fundamentales), ya que articulan un sistema de relaciones entre el individuo y el Estado.

Giamberardino se encuentra de visita en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), brindando un seminario sobre derechos humanos y perspectiva de género, y allí surgió la invitación a disertar y compartir con toda la población universitaria sobre el estado de situación de los derechos humanos en general, específicamente sobre la temática en mención.

Ofreció un vistazo general sobre la situación que viven todos los países de América Central y el Caribe. “Tenemos una preocupación constante por seguir manteniendo y buscar la ampliación de la ciudadanía respecto al acceso de algunos derechos como salud y educación”, puntualizó.

La experta relató que el mensaje que desea dejar en claro es que “la defensa de la universidad pública es imprescindible; la producción de conocimiento en la universidad pública es importantísima y tiene que estar al frente y poner a disposición todos los recursos a fin de contemplar todas las necesidades de la población”, afianzó.

Contexto General

Todas las luchas y salidas democráticas son colectivas, por lo cual es importante pensar en la articulación que se puede lograr entre diferentes sectores de la sociedad como entre la Academia y los partidos políticos, sindicatos, entre otros, y hacerlos de un modo inteligente y horizontal, aseguró la académica.

Asimismo lamentó que Latinoamérica esté manchada de datos alarmantes de pobreza, violencia de género y otra serie de vicisitudes, y en ese sentido las universidades tienen la responsabilidad de poner a disposición todos los recursos para poder tener una vida más justa y digna, y lograr así una sociedad más libre.

Desde la academia hay distintas perspectivas, unas más críticas que otras, “pero que en fin nos permiten leer con mayor acercamiento la verdad así como conocer las dinámicas contradictorias y de tensión que estamos viviendo como región", expresó.

“Yo por ejemplo estudio temáticas que tienen que ver con las dinámicas relacionales de género y sexualidades, el cual me parece que es un tema poco visto en las currículas de las universidades y es una de las categorías de análisis que más aristas posee", dijo.

Visión Universal

El sitio oficial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cita que la Declaración Universal de los Derechos Humanos lista principios sociales, individuales, económicos, culturales y civiles y que fue aprobada por el Consejo de las Naciones Unidas en 1948, suponiendo el primer gran acuerdo entre las naciones del mundo sobre la libertad, la igualdad y la dignidad humanas.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios