LOS MENSAJES OCULTOS DEL CINE

Escena de la película El Resplandor, de Stanley Kubrick

Una cinta cinematográfica puede tener distintas lecturas. Como espectadores podemos perder de vista muchos detalles del lenguaje audiovisual que los directores han dejado como mensajes.

Un público novato llegará solamente a la primera lectura de la película, es decir, ese mensaje transversal de transmisión de contenido en donde se cuenta la historia. Un espectador "más educado" visualmente podrá llegar a una segunda lectura, pero sólo algunos con una determinada cultura y conocimientos técnicos podrán acceder a una tercera, donde los símbolos y los mensajes ocultos que las obras esconden detrás de lo "obvio". Para el caso, Stanley Kubrick y Alfred Hitchcock fueron dos maestros en este arte de llevar el lenguaje cinematográfico al límite. 

Mensaje dentro del mensaje

¿Hasta qué punto son conscientes los directores al crear los sub-mensajes dentro de su película? Está claro que muchos cineastas hacen sus películas para el entendimiento del espectador, y también los hay quienes buscan contar dentro de la historia, otra misiva comunicativa.

Un especialista en esta materia fue el director estadounidense Stanley Kubrick, quien ocultaba una gran cantidad de mensajes difícilmente apreciables para los grandes públicos.

Por ejemplo, al principio de la película “The Shinning” (El Resplandor), Danny, hijo de Jack y Wendy Torrance (Jack Nicholson y Shelley Duvall), está hablando con su amigo imaginario en un espejo que llamaba Tony. Éste último le dice que algo malo pasará en el hotel. Durante la secuencia se ven adhesivos en la puerta del baño del niño, en la ultima pegatina se ve a Tontín, personaje de "Blanca Nieves y los 7 enanos" de Walt Disney. Es ahí, cuando Danny tiene su primer “resplandor” y ve lo que pasará en el Overlook Hotel.

Otro ejemplo puede ser “Psicosis”, dirigida por Alfred Hitchcock y basada en la novela de Robert Bloch. En la escena final se puede ver una imagen subliminal. La calavera de la madre de la protagonista superpuesta sobre el rostro de “Norman Bates”, interpretado por Anthony Perkins. De hecho este efecto realza  la psicosis de la doble personalidad que padece el protagonista. Esta escena es conocida por los fanáticos del cine como “La calavera de Norman Bates”. Acá la fotografía: 

psico1 730x395

La luz como mensaje

La luz también es un elemento imprescindible para el lenguaje cinematográfico, ya que este genera la creación de sombras, arrugas,  efectos psicológicos del personaje, genera atomósferas (como lo hacía Hitchcock para brindar una visión más realista o espeluznante de sus personajes).

Pero los directores no solo usan la luz o mensajes ocultos en los pictogramas de sus películas, también existe una comunicación "clandestina" con colores que simbolizan una situación particular, invisible para los ojos de los espectadores.  El color juega un papel principal dentro de la escena cinematográfica, siendo no muy fácil de identificar, eso también lo podemos observar en la película de Kubrick,  “Eyes Wide Shut” (Ojos Bien Cerrados). En donde el  rojo simboliza el erotismo,  la infidelidad y los celos; y por otra parte el azul que representa el hogar, la inocencia y el amor conyugal. Cuando esos dos colores aparecen juntos, expresan una aversión incosciente para el espectador.

Lo anterior se puede apreciar en distintas escenas del filme, principalmente en las puertas del apartamento y consultorio de Bill Harford, protagonista de la historia. Ahí el director utilizó el color azul, símbolo de confianza. Pero el color rojo se hace presente en las escenas que tienen que ver con el erotismo y la corrupción.

Kubrick y Hitchcock son dos ejemplos de cómo el lenguaje va más allá de los ojos del  espectador. Cuando nos fijamos en esos detalles nos creamos una visión más completa de la obra. 

Te compartimos los trailers de El Resplandor y Psicosis:

El Resplandor

Psicosis

Noticias relacionadas:

Comentarios