Marbin Mendoza es el estudiante con el mejor índice académico en la UNAH

Marbin Mendoza, a sus 26 años de edad, obtiene este reconocimiento luego de haber ingresado en el 2012 a la UNAH.

Un 99% es el índice académico de Marbin Joel del Cid Mendoza, estudiante de la Carrera de Pedagogía del Centro de Recursos de Aprendizaje de Educación a Distancia (CRAED) en Siguatepeque, de acuerdo con los listados oficiales emitidos por la Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

A sus 26 años de edad obtiene este reconocimiento luego de haber ingresado en el 2012 con un promedio de 94%, fue mejorando su puntaje hasta este II período académico de 2018,  y a un año de terminar su carrera destaca completamente con excelencia académica máxima en la UNAH.

De 1,500 universitarios que cursan las dos asignaturas ofertadas en ese CRAED; Administración Agropecuarias y Pedagogía, Marbin es el estudiante con el mejor índice académico y le siguen 249 estudiantes con excelencia académica.

El joven no solo ostenta el mejor índice de ese Centro, sino también a nivel de la Carrera de Pedagogía en la UNAH, incluyendo Ciudad Universitaria y todos los Centros Regionales donde se imparte esta licenciatura.

Aparte de agradecer al Creador del Universo y a su familia por el apoyo brindado, este estudiante se compensa a él mismo. “Gracias a mi esfuerzo, a mi dedicación y la confianza en mí mismo obtengo esta conquista. Estoy muy satisfecho de mis metas y logros que llevo a cabo”, indicó.

Pero ¿cómo obtiene este índice? La respuesta es sencilla: estudiar a diario. “Dedico dos o tres horas para enfocarme en mis estudios… Tengo que organizarme yo mismo y con los grupos de trabajo, tengo una agenda lista siempre”, expresó.

El universitario no solamente estudia, también ayuda a sus padres con una finca familiar. Un día normal para Marbin comienza a las 4:00 de la mañana y finaliza a las 9:00 de la noche. “Sé que es un poco complicado y es difícil hacer tareas con todo lo que tiene que hacer uno en el día”, explicó.

Sin embargo las ganas de terminar sus estudios no se detienen y espera lograr la meta de ser el primer hijo, de 10 hermanos, en graduarse con estudios a nivel superior.

“No me siento más que nadie, ni superior, sabemos que Dios nos ha dado a todos las mismas capacidades y habilidades, pero sí me siento satisfecho de mí mismo”, señaló Mendoza.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios