Marco Tulio Medina: “Curva de contagios podría empezar a disminuir a finales de julio”

Foto: UNAH-archivo

Con disciplina de los hondureños, la curva de contagios podría empezar a disminuir a finales del mes de julio, afirmó el reconocido científico hondureño Marco Tulio Medina en una entrevista brindada a través de Webex a periodistas de Presencia Universitaria y en la que se le consultó sobre el panorama que, desde su perspectiva científica, enfrentaría el país en los próximos meses.

“El pronóstico es que el mes de junio será un complicado y esperamos que a final de julio se empiece a observar una reducción de la curva, eso dependerá mucho de cómo nos comportemos los hondureños, en el sentido de seguir las instrucciones que estamos proponiendo y que han funcionado, evitando una tragedia nacional”, argumentó el científico.

El experto explicó que en el caso de Honduras, haber realizado una cuarentena durante las semanas precedentes ha influido que el pico de la epidemia no sea tan elevado, y esa ha sido una de las razones por las que se tienen menos casos de los que se esperaban para estas fechas.

“En estos momentos esperábamos tener entre 26 mil a 46 mil casos mínimos, y una mortalidad entre 600 y 2,000 personas”, señalo Medina, quien se mostró entusiasmado, pero cauto, frente al problema que ahora atraviesa el país.

“Afortunadamente esa montaña de esa epidemia no es el Everest que tanto temíamos, pero igual es una condición gravísima”, continuó argumentando el reconocido médico, quien también es parte fundamental del proyecto internacional “Solidaridad” y en el que participan investigadores nacionales, internistas, infectólogos y neumólogos, dirigidos por la Secretaría de Salud Pública, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), con el soporte del científico Salvador Moncada, quien reside en Londres.

Medina afirma que la enfermedad es peligrosa porque es “multisistémica”, dado que ataca diferentes partes del cuerpo como los pulmones y el cerebro, entre otros importantes órganos.

Informó además que ya se han entregado junto con autoridades gubernamentales los medicamentos del “Proyecto Solidaridad” al Instituto Nacional Cardiopulmonar/ Hospital el Tórax para comenzar a aplicarse a pacientes con COVID-19.

Estos medicamentos incluyen el Remdesivir, Interferon Beta 1A, más el Lopinavir; los resultados de estos medicamentos se conocerán en las próximas semanas.

Destacó que hasta el momento el COVID-19 ha tenido cinco olas a nivel mundial, la primera se dio en Wuhan, donde inició todo y afectó a gran parte de China; la segunda sucedió fuera del país asiático, particularmente en Irán; la tercera en Europa, la cual afectó gravemente a España, Italia y Gran Bretaña; una cuarta ola en EE UU, con New York como epicentro. Y finalmente una quinta ola que se desarrolla en América Latina, específicamente en Brasil, que es el epicentro de la pandemia en estos momentos.

Finalmente, Medina dijo que esperaba que al abrir la economía en el país, la situación no se saliera de control.

“Dependerá si tomamos la medida de bioseguridad en los trabajos”, finalizó diciendo.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios