Más de un millón de niños y adolescentes están fuera del sistema educativo: UPNFM

Un niño limpia parabrisas de vehículos para obtener recursos económicos en la vía pública. Foto: Plano Informativo.

Estudio realizado por el Observatorio de la Educación Nacional e Internacional (Oudeni) de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) demuestra que más de un millón de niños y adolescentes están fuera del sistema educativo nacional.

El estudio indica que un millón 132 mil niños y adolescentes entre el rango de edades de 3 a 17 años están fuera del sistema educativo del país cifras que en porcentaje serían el 38.9% de la población en edad escolar.

Pero lo más preocupante de este estudio es que del 61.1% de la población que si está dentro del sistema educativo nacional, un gran porcentaje piensan salirse de los centros escolares.

Entre las razones por las que escolares de 12 a 15 años piensan salirse es en un 19.3% porque aducen necesidad de trabajar, un 59.3% por falta de recursos económicos en la familia, un 19.6% piensa irse del país y el 6.2% no tienen interés en estudiar.

Testimonios

“…En mi casa ya me dijeron la verdad… no pueden pues… no me pueden seguir apoyando para que saque mi bachillerato… ellos ya… se sacrifican pues… para que yo siga estudiando hasta hoy”, (G.F., Langue, Valle), cita el referido texto.

“Mire que mi hermana se graduó hace tres años de bachillerato y busco, y buscó trabajo… pero nada de trabajo consiguió… y más bien ahora tiene un niño que es mi sobrino… por eso yo no quiero seguir estudiando, porque de nada sirve… no hay trabajo… para nada estudia uno…” (G.F., Nacaome, Valle), estos son los testimonios más frecuentes que recogió el estudio realizado por la UPNFM.

Emigrar

De igual manera, con base a una muestra de estudiantes de III ciclo de Educación Básica de San Pedro Sula, Choloma, Langue y Nacaome, realizada en el 2019 demuestra que el 49.4% de los encuestados manifestaron que con frecuencia en sus hogares se habla de que hay que emigrar para trabajar.

Cabe recordar que el Observatorio de las Migraciones Internacionales de Honduras (OMIH) con sede en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) mediante estudio determinó que, por falta de oportunidades de empleo al culminar sus estudios, 63 de cada 100 estudiantes de último año de instituciones de secundaria del país avizoran la posibilidad de migrar hacia los Estados Unidos y España después de graduarse.

El estudio representativo se realizó en los institutos Central Vicente Cáceres, de Comayagüela; León Alvarado de Comayagua; José Cecilio del Valle, Choluteca, el instituto José Trinidad Reyes de San Pedro Sula y varios institutos de la Costa Norte del país.

“Los datos reflejan que la expectativa de los estudiantes de último año de los principales colegios del país es emigrar, fundamentalmente porque no ven oportunidades de un buen empleo al culminar sus estudios”, comentó Rolando Sierra, director de Flacso-Honduras.

El experto ahondó que "la oscuridad e incertidumbre en que vive el país genera inseguridad sobre el futuro en los jóvenes. mientras el país continúe en una situación cuasi prolongada de crisis, debilidad institucional y falta de confianza, difícilmente se pueden ver escenarios que generen oportunidades y mejoras sustanciales para Honduras”, enfatizó.

Sierra fue del parecer que la mayoría de los estudiantes varones ven como lugar de destino Estados Unidos y México mientras que un alto porcentaje de estudiantes mujeres ven a España su principal objetivo de migración.

Deserción

Russbel Hernández, coordinador de investigaciones del Oudeni manifestó que la cantidad de estudiantes en deserción escolar va en aumento, el experto dijo que el estudio demostró que en el año 2015 hubo 47, 813 desertados del sistema educativo cifras que se duplicaron en el año 2019 con 87,379 deserciones.

El investigador detalló que para el año 2018 existió un 3.0% en deserción en el nivel de primaria, un 7.3% en el nivel de séptimo a noveno grado y un 5.7% en el nivel medio que comprende el diversificado.

Reprobados

A los indicadores anteriores se les suma el indicador de reprobados, cifras que aumentaron estrepitosamente en el año 2019 con 135,916 en comparación con 2015 que se contabilizaron 53,907 estudiantes reprobados.

Ya en porcentajes por niveles educativos, el estudio del Oudeni indica que en séptimo a noveno grado refleja el mayor número de estudiantes reprobados con el 9.8%, mientras que en el nivel medio o diversificado existe un 4.2% de reprobación y de primer grado a sexto grado un 3.9% de estudiantes reprobaron.

Repitentes

Otro de los indicadores que debería llamar la atención es el de la cantidad de repitentes, el estudio refleja que la repitencia en la educación básica y media en Honduras pasó de 18,690 niños en el 2015 a 102,401 en el 2019.

Al igual que los otros indicadores, es en el nivel de séptimo a noveno grado donde existen mayores retos para el sistema de educación del país ya que el 9.3% de los estudiantes en este rango están repitiendo año, seguido de un 6.0% de diversificado y solamente un 2.7% de primer a sexto grado.

“Imagínese en 10 años a este millón 132 mil personas, serán personas en un riesgo social fuerte, presionando por salir del país o reclutados por grupos antisociales; si no actuamos ahora será muy peligroso para la sociedad y para el gobierno de turno”, recomendó Hernàndez.

Al concluir, el investigador universitario dijo que todavía hay tiempo para revertir la tendencia, pero requiere el esfuerzo del gobierno, empresas, Sociedad Civil, a su vez, hizo un llamado a invertir en educación para mejorar en todas las áreas.

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios