Más del 74% de jóvenes Ninis se encuentran en situación de pobreza

Del total de la población hondureña, 3.2 millones la conforman jóvenes, de los cuales unos 828,200 ni estudian ni trabajan, y forman parte de las estadísticas del fenómeno global de los Ninis en Honduras.

A nivel mundial se contabiliza un promedio de 22.4% Ninis, en países de alto ingreso un 11.2%, en América Latina un 20%, y específicamente en Honduras 171,571 hombres y 656,629 mujeres se encuentran en estos registros, lo que refleja que la predominación de esta población es en mayor cantidad femenina.

Los datos fueron recopilados a través de la Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Múltiples y presentados en una investigación denominada “Factores asociados al incremento de jóvenes que ni estudian ni trabajan (Ninis) 2008-2016”, desarrollada por los investigadores Héctor Figueroa y Manuel Ramírez, pertenecientes al Observatorio en Demografía y Desarrollo (ODU), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

En comparación con el año 2008 y 2016, se reconoce un incremento de un 9%, es decir 71 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan. “Este número va a seguir creciendo; según las proyecciones que hemos hecho, este incremento en el 2019 será de 100 mil”, expresó Figueroa.

Factores

De acuerdo con el estudio, el problema de los Ninis se genera cuando un joven, comprendido en edad entre 12 y 30 años, según el Instituto Nacional de la Juventud, deja o termina su escuela por diferentes causas y no puede encontrar trabajo ya sea por un lapso corto o largo de tiempo.

También en mayor parte depende del avance de la economía a nivel estatal y otros problemas son la oferta y demanda de trabajo, accesibilidad al sistema educativo y fuentes de ingreso de los jóvenes.

“Hay jóvenes que por decisión propia son Ninis, porque los recursos que tienen sus padres les permite no trabajar, pero hay otros que no tienen las oportunidades, van al mercado de trabajo y no encuentran, al final no es que ellos quieran ingresar en estas estadísticas, es que no se le brindan las oportunidades para que puedan insertarse al mercado laboral”, expuso Figueroa.

Algunos aspectos que tienen relación y podrían ser su causa o efecto son que en el 2008 un 49.1% de Ninis vivían con sus padres y para el 2016 el 42.3% de las mujeres estaban casadas o en unión libre, y el 80% de las mujeres realizaban quehaceres del hogar, a diferencia del 33% de hombres que lo hacía.

Educación

Respecto al nivel educativo de esta población en específico, en el 2008 un 62.9% poseía nivel prebásico y en comparación al 2016 con un 52.7%, y el analfabetismo era del 3.9% en 2016, cifra que disminuyó en comparación al 2008 en el que se registraba un 7%.

Según los datos presentados, de la población masculina Nini, un 36.7% no estudia por falta de recursos económicos, un 26.9 no quiere o no quiso seguir estudiando y un 7.8% ya finalizó sus estudios; respecto a las mujeres, un 33.6% no lo hace por lo económico, 17.5% no quiso, un 26.5% realiza o ayuda en el quehacer del hogar y un 3.4% quedó embarazada o se casó.

En ese sentido, las estadísticas reflejan que más del 74% de los jóvenes Ninis viven en situación de pobreza, y un 40.5% a nivel nacional en pobreza extrema, es decir que este sector es más afectado por este flagelo, en mayor proporción que el promedio del país.

Las conclusiones de este estudio manifiestan que por cada hombre que ni estudia ni trabaja hay 3.5 mujeres que lo son a nivel nacional, pero en el sector rural esta relación se eleva a 5.5 % de mujeres por cada hombre.

Recomendaciones

“Tenemos un problema de tipo estructural, en tanto no fortalezcamos la economía y creemos condiciones de empleo y nuevos empleos permanentes seguiremos arrastrando la misma problemática y estará afectando a toda la población, pero con especial énfasis a los jóvenes,  que son el grupo que debemos potenciar”, explicó la coordinadora de la Maestría en Demografía y Desarrollo, María Isabel Zelaya.

Por su parte, Figueroa, uno de los investigadores del ODU, considera que una de las políticas a implementar por el Estado sería garantizar la permanencia de los jóvenes en escuelas y colegios.

DEMOMUJER

El estudio anterior forma parte de una serie de investigaciones que viene desarrollando la Maestría y Observatorio en Demografía y Desarrollo para visibilizar la problemática que hay en esta área con énfasis en el tema de género enfocado a la mujer.

La investigación antes descrita se encuentra plasmada en el séptimo volumen de DEMOMUJER, publicación que realiza esta dependencia adscrita a la Facultad de Ciencias Sociales de la UNAH. La presentación se llevó a cabo en el auditorio 1 del edificio C3.

Noticias relacionadas:

Comentarios