Médico del HEU advierte que medicamentos comprados en la calle no alivian el dolor

Las ventas de medicamentos ambulantes se realizan sin ninguna supervisión.

Médico del Hospital Escuela Universitario (HEU) advierte que la compra de medicamentos en la calle puede producir grandes riesgos a la salud de quienes lo toman ya que existe duda de la producción del fármaco.

Las declaraciones las brindó Carlos Maldonado, médico del centro asistencial quien indicó que la adquisición de los fármacos es un riesgo, porque nadie garantiza a los consumidores la procedencia y la calidad de los medicamentos.

El médico aseguró que “muchos de los medicamentos ambulantes son hechizos porque algunos no llevan el contenido adecuado y aparte de eso, muchos son de pura harina”, enfatizó.

Asimismo, Maldonado explicó que “estos medicamentos no tienen el respectivo registro sanitario”, lo que impide conocer bajo qué condiciones están elaborados los fármacos que consume el comprador.

Si fuera el caso de que el medicamento es químicamente adecuado, el especialista asegura que al no cumplir con el protocolo de preservación de los mismos, al exponerlos al sol, agua o polvo, estos sufren alteraciones en sus componentes.

Del mismo modo, Maldonado expresó que la compra de medicamentos en la calle se da debido a la falta de medicinas en los centros asistenciales. También se debe a la crisis económica y falta de estabilidad en los hogares para garantizar la salud, la cual obliga a las personas a buscar la alternativa más barata antes que ir a la farmacia. En consecuencia, el médico destacó que “no siempre lo barato es la mejor opción”.

Recomendaciones

Ante las posibles repercusiones, el galeno recomienda a las personas que no arriesguen su salud comprando estos medicamentos. Asimismo, aconseja que asistan a los centros asistenciales para que les proporcionen una efectiva solución al problema de salud.

Al finalizar, el médico recomienda evitar consumir medicamentos que no estén bajo prescripción médica. Además, Maldonado enfatizó que “los fármacos ambulantes, en la mayoría de los casos, son elaborados en la clandestinidad y sin registro sanitario”.

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios