Funcionarios del Observatorio Nacional de la Violencia conocen equipo tecnológico utilizado en investigación criminalística

El laboratorio de Retrato hablado es una de las subdivisiones con las que cuenta el Laboratorio de Policía Científica y Criminalística.

Funcionarios del Observatorio Nacional de la Violencia visitaron este día la Dirección Policial de Investigación (DPI) para conocer cómo se realiza el proceso de investigación científica de casos criminales que suceden en este país.

En total son 11 subdivisiones con las que cuenta el Laboratorio de Policía Científica y Criminalística entre ellas los laboratorio en Balística forense, cosmetología forense, retrato hablado, topografía forense, video forense, observatorio de indicios y química forense entre otros. Todos ellos están dotados con el  equipo tecnológico altamente calificado y el personal debidamente capacitado.

“Cada uno de estos laboratorios vienen a ayudar a la inspección criminal y a generar documentación y productos que sirvan para ingresarlos a un proceso público mediante el Ministerio Público u otro operador de justicia que así lo solicite”, aseguró el comisario Leonel Méndez quien guió el recorrido.

Por su parte la directora del Observatorio Nacional de la Violencia, Migdonia Ayestas,  destacó la importancia de que miembros de este organismo conozcan los rigurosos procedimientos que se ejecutan al momento de investigar un caso criminal. "El objetivo consistió en traerlos a que conozcan el método y cómo se procesan cada una de las evidencias hasta llegar a sustentar una prueba", explicó.

 Ayestas añadió  que el Observatorio Nacional de la Violencia cuenta con una serie de capacitaciones en criminología y que este recorrido es vital para los miembros que forman parte del mismo y conocer cómo el Estado se prepara tecnológicamente para lograr sustentar las pruebas científicas.

El equipo de alta generación que opera esta entidad estatal posiciona al país como un referente en la investigación criminal y permite a través de las herramientas necesarias y del personal calificado desarrollar una labor efectiva en favor de la ciudadanía.

Fue una jornada de mucho provecho y nuevos conocimientos,  resultados que se vieron reflejados en el interés por conocer cada uno de los procedimientos que se llevan a cabo en esta desafiante labor, según concluyeron los funcionarios del Observatorio Nacional de la Violencia al terminar su recorrido. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios