Migrantes retornados en Honduras requieren mayor atención en salud: oficial del CICR

Este evento, organizado por la Facultad de Ciencias Médicas, se está desarrollando en un reconocido hotel capitalino.

Cinthia Maribel Gómez Carías, oficial de campo del Comité Internacional de la Cruz Roja, Misión Honduras, señaló que según cifras del primer trimestre 2019, apenas un 10% de la población migrante retornada en Honduras recibió atención médica en las clínicas de los Centros de Atención al Migrante Retornado (CAMR) de Omoa y La Lima.

Lo anterior lo dio a conocer en el XII Congreso de Investigación de las Ciencias de la Salud, "Desafíos de la migración y salud en Honduras", evento organizado por la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

“En términos sanitarios, en el primer trimestre 2019, la CICR, en coordinación con la Cancillería, Secretaría de Salud, Cruz Roja Hondureña y Pastoral de Movilidad Humana, ha brindado 4,902 asistencias en salud a la población migrante retornada en el CAMR Omoa y CAMR La Lima. Si ustedes ven, estamos atendiendo menos del 10%, en muchos de los casos nos podemos dar cuenta que a su retorno hay una gran oportunidad perdida de atención de salud, para reducir o mitigar las consecuencias médicas de la exposición de la ruta migratoria”, detalló la funcionaria.

Según los datos presentados por la representante de la CICR, entre las enfermedades más comunes de los migrantes retornados se han identificado en primer lugar las infecciones respiratorias altas, seguidamente por los cuadros intestinales (ya sea por cuadros infecciosos o no), infecciones en la piel, lecciones físicas, patologías crónicas desatendidas (pacientes diabéticos, hipertensos o hipertiroidismo).

Estadísticas generales

Dentro de las estadísticas generales brindadas por el Instituto Nacional de Migración (INM), la especialista explicó que Honduras es un país que geográficamente permite la partida, retorno y tránsito de la población migrante, registrando casos de migrantes intercontinentales. Puso como ejemplo las personas procedentes de África, migrantes que se arriesgan cruzar el océano Pacífico para llegar a Brasil, luego subir por el cono sur y pasar por Honduras, todo para alcanzar el famoso sueño americano.

Amplió que el fenómeno de la migración se debe a variadas causas, entre ellas porque huyen de la violencia en sus países de origen, la situación socioeconómica, entre otras.

Indicó que en los años 70 y 80 la migración era solamente de hombres y mujeres adultas, quedando en Centroamérica un contexto social de niños, donde los tutores de los adolescentes eran sus abuelos. Continuó explicando que este contexto en la actualidad ha cambiado significativamente, debido que se está registrando la migración de familias completas, como de niños y niñas que se arriesgan a viajar solos por rutas migratorias.

“Es la oportunidad de grandes desafíos y atención multidisciplinaria bajo el entendido que la población de migrantes es altamente vulnerable, le asiste el derecho a la salud, y que dentro el derecho internacional humanitario, son población de objeto de atención”, aseveró Gómez.

Entre  los datos manejados por la Secretaría de Relaciones Exteriores, se mencionó que, en un período de 2015 al primer trimestre de 2019 han retornado al país 284,000 personas; sobre esta cifra, la oficial de CICR enfatizó que no es la totalidad de personas que ha salido del país y que hay que recortar que un buen número viaja por los puntos ciegos.

“Las situaciones más críticas fueron en el 2015 con 75,875 emigrantes retornados y 2018 con 75,279 personas, mismos que fueron atendidos por distintas formas vía aérea, terrestre y marítima, de los cuales 65,800 eran adultos y más de 9,000 niños. Para este primer trimestre de 2019 han retornado 15,000 personas al país”, agregó.

Noticias relacionadas:

Comentarios