Mujeres que han sobresalido en la historia hondureña

Anarella Vélez es una historiadora e investigadora de temas de género, quien ha brindado aportes significativos al recordar el aporte de las mujeres a la historia hondureña.

El mundo actual ha enfrentado una serie de transformaciones y uno de los más grandes avances es la apertura de campos laborales, académicos, políticos y sociales para las mujeres dentro de los cuales Honduras no sido la excepción, es así que cada 25 de enero se celebra el Día de la Mujer Hondureña, en conmemoración a la aprobación del derecho al voto para las mujeres, acontecimiento por el cual Presencia Universitaria te cuenta acerca de algunas mujeres que han sobresalido en la historia nacional.

“Desde la colonia hasta la época actual han habido figuras femeninas emblemáticas que han destacado con su trayectoria”, expresó la socióloga Hilda Caldera.

Luchas Sociales

Es meritorio comenzar, nombrando a una mujer excepcional dentro de campo de las luchas sociales, como lo fue Josefa Lastiri, esposa de Francisco Morazán. Lastiri fue un gran apoyo para Morazán durante sus gestas heroicas. Junto a Lucía y Petrona, sus hermanas, estuvo en las luchas por la Federación Centroamericana, trabajando por la Unidad de Centroamérica y luchando por la construcción de una sociedad más democrática en donde los intereses de la  nación prevalecieran frente a los intereses extranjeros.

Siempre en el campo de las luchas sociales, se puede recordar a Visitación Padilla, Graciela García y las hermanas Elvir, quiénes integraron la Asociación Cultura Femenina, que llegó a tener 17 mujeres.

En la década de los 40tas. cabe mencionar a Trinidad del Cid, Olimpia Varela y Varela, mujeres que lograron ser escuchadas y que sus derechos políticos fueran reconocidos.

En los últimos años han destacado Nora de Melgar y Xiomara Castro de Zelaya, como precandidata y candidata a la Presidencia de la República. Y otras que han incursionado como congresistas como Doris Gutiérrez.

Dentro del campo académico, cabe mencionar a la historiadora, investigadora de temas de género, docentes y militante feminista, Anarella Vélez, quien aunque no es socióloga de profesión, ha incursionado en el campo de los derechos de las mujeres y ha sido una de las principales gestoras de la cátedra de Estudios de la Mujer, y de espacios culturales, así como apoyo a escritores que comienzan en ese ámbito.

Ámbito Artístico

La poeta Clementina Suárez fue la primera mujer en Honduras en publicar un libro poesía. Suarez nació en 1902, y a lo largo del siglo XX tuvo un protagonismo extraordinario en la vida cultural y política de Honduras, porque ella era una revolucionaria  y formo  parte de las mujeres sufragistas que lucharon por el voto femenino.

Otra interesante mujer fue la escritora Lucila Gamero quien fue la primera novelista hondureña, además primera mujer en Centroamérica en escribir una novela y publicarla. Gamero creció en un ambiente de libres pensadores  y ese ambiente le permitió tener siempre  posiciones muy críticas respecto a las desigualdades y la injusticia social.

“Este discurso puede verse en todas sus novelas, lo que sucede es que la gente hace una muy mala lectura de sus escritos, cuentos y novelas, viendo solo aspectos  rosa, pero las mujeres de ella tienen mucho carácter y pasión ante la vida”, puntualizó la historiadora, escritora e investigadora feminista Anarella Vélez.

Argentina Díaz Lozano, fue la única mujer y escritora en ser candidata al premio nobel de Literatura. Sobresalen las escritoras Paca Navas de Miranda, Ángela Valle y Eva Taís, quienes han hecho extraordinarias trabajos literarios.

En las ciencias y la medicina

“En este campo las  mujeres lo tuvieron bastante difícil ya que hasta la década de los 40tas. se permitió que una mujer ingresará a la Universidad a estudiar medicina”, destacó Vélez.

 Vélez, recordó que de hecho la escritora Gamero de Medina, quiso estudiar  medicina en la UNAH y no la aceptaron,  se fue a Guatemala y tampoco la aceptaron, y fue hasta 1926 que le dieron un Doctorado Honoris Causa en Medicina durante el Gobierno de Miguel Paz Barahona debido a que ella  trabajo con su padre en su clínica y ejerció la medicina  de manera práctica y además fue  boticaria.

Martha Raudales fue la primera mujer que se graduó en la Facultad de Medicina con el título de doctora. Gloria Osejo Paz, fue la primera médica  hondureña en estudiar  en el extranjero en México, la especialidad de Ginecología y Obstetricia. Osejo fue feminista, humanista, y filantrópica, una mujer decidid que tuvo bastantes dificultades en el ejercicio de su profesión porque ser defensora de la planificación familiar y el derecho de las mujeres.

Y más contemporáneas, se puede mencionar a la doctora en Microbiología María Elena Botazzi, quien obtuvo su doctorado (Ph.D.) en Patología Molecular e Inmunología Experimental en el Departamento de Patología de la Universidad de Florida, en Estados Unidos, en los años de 1989-1995. Entre los años 1995 y 1998 cursó una beca posdoctoral en el Departamento de Biología Celular y Anatomía en la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami; y recientemente fue acreedora del "Premio en Salud 2018", entregado por la "Fundación Carlos Slim".

Y la doctora Rina Lissette Girard Rivas de Kaminsky, quien de 1968 a 1972 realizó la Maestría de Ciencias (MSc) en Parasitología, quedando pendiente por escasos créditos la obtención del Doctorado de Filosofía (PhD), en la Universidad de Tulane.

Las matemáticas y la Ingeniería

En las matemáticas, destaca Raquel Angulo quien hizo un extraordinario papel  en el desarrollo académico de la Universidad y llegó a hacer grandes avances  en la organización de la enseñanza de la matemáticas.

Irma Acosta de Fortín, fue la primera mujer en graduarse como ingeniera en la UNAH, además fue fundadora y decana de la Universidad José Cecilio del Valle.

“En 50 años ha habido más crecimiento de la participación de las mujeres en el ámbito académico y profesional que en todos los siglos anteriores, aunque no significaría que no los hubiera,  sino que era todavía más difícil para ellas hacerlo”, comentó Vélez.

La académica añadió que esta época que se está viviendo, es la época de la revolución de las mujeres, la gran transformación en donde las mujeres están aportando con sus  progresos y están logrando obtener sus demandas y participación en la sociedad.

Caldera, finalizó aseverando que “ser mujer no es ser un estereotipo,  ser mujer es ser fiel a uno misma en cada una de los ámbitos tomando la libertad de ser ella misma”.

Noticias relacionadas:

Comentarios