Mujeres y niñas, las más necesitadas de justicia y seguridad en Honduras

Foto:ACNUR.

Yolanda Santiago fue asesinada a puñaladas el pasado fin de semana por su pareja sentimental en su casa de habitación. Según testigos, dicho crimen registrado en San Francisco, Lempira, ocurrió en medio de una discusión y en frente de su hijo de 10 años.

Su asesinato forma parte de la ola de violencia que se vive en el país donde cada 27 horas con 33 minutos pierde la vida una mujer, sumando en lo que va del año al menos 17 víctimas y un acumulado de alrededor de 4,600 entre el 2012 y 2021.

Así lo dio a conocer este martes 25 de enero, Día de la mujer hondureña, el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (ONV-UNAH), en el infográfico No. 10 sobre Muerte Violenta de Mujeres y Femicidios, un esfuerzo para sacar a la luz pública la violencia contra la mujer, a fin de que se tomen medidas para eliminarla y así́ hacer realidad la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

El referido informe detalla que, al igual que en años anteriores, el 68.8% de las muertes fueron ejecutadas con arma de fuego y el 13.8%, al igual que la de Yolanda, con arma blanca, con mayor incidencia en Cortés, Francisco Morazán, Olancho Atlántida y Comayagua, sobre todo en sus cabeceras departamentales.

Aunque de éstos, el 61% fueron categorizados como feminicidios y la mayoría sucedieron en el entorno cercano a la víctima, con un hombre vinculado sentimentalmente con la mujer como principal agresor, y pese al incremento en el número de casos, incluyendo niñas y adolescentes, el porcentaje de impunidad es superior al 95%.

Al respecto, la coordinadora de la organización feminista Visitación Padilla, Merly Eguigure, manifestó este martes, en el marco de la celebración del 67 aniversario de la conquista del Derecho al voto, la esperanza de que el nuevo gobierno encabezado por la presidenta electa Xiomara Castro de Zelaya conforme un equipo élite de investigación y tome en cuenta las 23 propuestas presentadas a la comisión de transición, entre ellas la de acceso a la justicia, restitución de la píldora anticonceptiva de emergencia, creación de refugios solidarios y atención prioritaria a sobrevivientes de violencia sexual.

Otras violencias

A la violencia homicida se suma el dolor físico y los traumas de quienes sufren otras violencias y que también corren el riesgo se formar parte de las estadísticas. Evidencia de ello son los llamados de auxilio al Sistema Nacional de Emergencias (911), con un promedio superior a las 300 denuncias diarias por violencia doméstica o intrafamiliar, además de cerca de 16,000 abusos sexuales y unos 20,000 embarazos de menores de edad cada año.

Adicionalmente, de acuerdo con el estudio presentado recientemente por la Asociación Calidad de Vida, el 80% de las víctimas de trata de personas en el país son mujeres y niñas, en modalidades de explotación sexual comercial y servidumbre, incrementando el grado de vulnerabilidad de este grupo poblacional.

El informe destaca que el sistema patriarcal es un factor de riesgo común para las mujeres y niñas, ya que "normaliza" la explotación de sus cuerpos y las vidas de ellas, en un contexto donde son utilizadas en "actos ilícitos y también para la explotación sexual a lo interno de los grupos criminales".

 

Noticias relacionadas:

Comentarios