No es agrediendo nuestras facultades constitucionales que van a lograr una reforma: rector Herrera Alvarado respecto a las ZEDE

Imagen de archivo.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Francisco J. Herrera Alvarado, manifestó a través de un reconocido foro televisivo, que no es agrediendo las facultades institucionales que se va a lograr una reforma.

Lo anterior en torno al tema de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (SEDE) y el recurso de inconstitucional contra el artículo 34 de la Ley Orgánica de estas, presentado ante la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), por vulnerar el Artículo 160 constitucional que otorga a la Alma Máter la potestad exclusiva de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior y profesional del país.

“La UNAH, sintiéndose perjudicada en su interés directo, personal y legítimo, ha presentado este recurso de inconstitucionalidad para que la Corte Suprema de Justicia, como intérprete último de la Constitución, proceda a revisar el contenido de este artículo, declararlo inconstitucional y con efectos derogatorio”, detalló la abogada Aída Romero, titular de la Oficina del Abogado General de la UNAH.

La especialista en temas legales refutó además el argumento del exsecretario de Industria y Comercio y designado presidencial de inversiones, Arnaldo Castillo, de que oponerse a las ZEDE es una posición mezquina de parte de la UNAH, argumentando que cuando se les otorga la facultad de establecer sus propias políticas educativas y curriculares, se le cercena a la institución rectora de la educación superior y representante del Estado, parte de esa potestad constitucional.

Eficiencia y calidad educativa

Ebal Díaz, exsecretario de la presidencia y candidato a diputado por el Partido Nacional, señaló que parte del análisis de los diputados en el año 2013 cuando fue aprobada la normativa que le dio vida a las ZEDE, fue el costo-eficiencia que tiene para Honduras, graduar un profesional universitario en la UNAH.

“El costo que tiene el país para graduar un universitario es altísimo, entonces en el Congreso Nacional se tomó la decisión de crear en el modelo de las Zonas de Empleo un modelo educativo con base en las mejores prácticas internacionales y el mundo del trabajo, para que los hondureños puedan tener acceso a una educación de mayor calidad que la que tenemos”, dijo.

“Algunos congresistas dijeron incluso que tenemos una academia divorciada de la realidad que no produce los recursos humanos que el mercado laboral necesita y la decepción del estudiante después de haber estudiado 16, 17 o 18 años, cuando sale al mercado laboral y no encuentra las oportunidades”, añadió

Al respecto el rector Herrera Alvarado planteó su preocupación sobre dichas decisiones fundamentadas en datos erróneos como por ejemplo la cantidad de graduados o el supuesto divorcio con las demás instituciones de educación y la sociedad hondureña en general, y resaltó los logros alcanzados en los últimos años, entre ellos la graduación de más de 10,000 profesionales solo durante la actual pandemia y el ingreso por primera vez en la historia, al ranking de las 1,200 mejores universidades del planeta.

“Hay mucho que hablar, mucho que trabajar, y lo estamos haciendo de la mejor manera; la Universidad ha evolucionado mucho y continuará evolucionando, pero no es agrediendo nuestras facultades constitucionales que van a lograr una reforma. No es descartando la educación hondureña o trayendo universidades extranjeras que vamos a reparar la mente del hondureño que es el que va a conducir los destinos del país”, manifestó.

En esa misma línea de pensamiento se expresó el vicerrector de Relaciones Internacionales y expresidente del Colegio de Economistas de Honduras, Julio Raudales, al señalar que los retos en materia educativa no son solo en el nivel superior, sino en general. Aunque la cobertura educativa en los dos primeros ciclos es de un 90%, solo 70% logra acceder al tercero; al llegar al nivel medio, el número cae a menos de 50 de cada 100 y apenas un 17% ingresa a la universidad. De los 200 mil universitarios, casi 100 mil están matriculados en la UNAH.

“No estoy seguro de que con lo que se está planteando en la Ley de las ZEDE este requerimiento se va a lograr; creo que es un grave error. Más allá de la discusión que podamos tener, hay una violación flagrante a la Constitución de la República que no podemos desconocer”.

“Nosotros estamos a favor de que mejore la educación y de esa confluencia de todos los niveles educativos, pero está claro que ese artículo 34 es ilegal y si la Corte Suprema de Justicia lo analiza (el recurso de inconstitucionalidad) objetivamente, jurídicamente, científicamente y apolíticamente, no le va a quedar más remedio que darnos la razón, y si no lo hace, quedará en evidencia”, acotó el rector Herrera Alvarado, quien señaló además que, como parte de las atribuciones que le otorga el artículo 160 de la Constitución de la República, la UNAH preside el Consejo de Educación Superior, en donde confluyen todas las universidades públicas y privadas del país y recalcó que esta acción legal cuenta con su total respaldo.

“Habiendo discutido el tema en el seno del Consejo Universitario, llegamos al consenso unánime de que esta era nuestra obligación; luego lo trasladamos al Consejo de Educación Superior y nos reunimos con el equipo legal, encabezado por la abogada Romero, para hacer un planteamiento claro, con un abordaje académico, objetivo y apolítico, en relación con la postura universitaria”, indicó.

Noticias relacionadas:

Comentarios