“No espere a que pase la pandemia para ser feliz”: psicólogo Bladimir Vásquez

Seguramente al inicio de este año 2020 ninguna persona pensó que hasta este día, miércoles 22 de julio, viviría más de 120 días en confinamiento en su casa debido a la pandemia del COVID-19 y que su normalidad de vida daría un giro de 360 grados.

Las rutinas diarias de levantarse, alistarse e ir a estudiar o trabajar por varias horas quedaron atrás para muchas personas a partir del 16 de marzo, cuando el Gobierno de la República decretó aislamiento social como manera de prevención primordial para salvaguardar la vida de la población hondureña.

Desde ese momento cambió todo para muchos hogares y en diferentes perspectivas, unos tienen la capacidad de estar en sus casas seguros, esperando que esto pase, realizando un teletrabajo que asegura su sueldo mensual, y otros empezaron a utilizar medidas de bioseguridad para salir a la calle a conseguir el pan de cada día para el beneficio de su familia.

A estos escenarios se les suma un factor importante que muchas veces no se le brinda la debida atención y es el estado de ánimo, esa estabilidad e inteligencia emocional para afrontar una crisis sanitaria y obviamente tomar en cuenta cómo repercuten cuatro meses de confinamiento en casa.

Emociones

“Hay un cansancio emocional, estrés individual y colectivo, ansiedad y frustración, además hay trastornos desadaptativos, alimenticios, de sueño y del estado de ánimo como la depresión”, manifestó Bladimir Vásquez, psicólogo y coordinador vespertino del Área de Orientación y Asesoría Académica de la Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE) de la Alma Máter, sobre las emociones que sienten las personas alrededor de 126 días de confinamiento.

“Lo que más no está agobiando como personas es la incertidumbre de no saber cuándo termina este confinamiento, cuándo tendremos una vacuna y volveremos a la normalidad”, añadió. Sin embargo, comentó que este tiempo que ha pasado es un camino recorrido y cuatro meses no se deben dejar a un lado todo este avance.

Inteligencia  

Al adentrarnos en el área de la psicología, Vásquez expresa que, para superar problemas emocionales, es importante conseguir o tener una inteligencia racional que básicamente es la adaptación y asimilación de lo que está pasando. “Con la inteligencia racional toda esta pandemia nos tiene que adaptar, entonces todo ser humano que se adapte es inteligente racionalmente”.

Además de incluir la inteligencia emocional que está, es cómo se manejan y controlan las emociones de uno mismo y cómo influyen las de los demás.

Obviamente señala que la personalidad influye enormemente, no es lo mismo haber pasado crisis antes porque se logra una cierta tolerancia, a diferencia de las personas que lo viven por primera vez, ya con experiencias vividas se gana cierto grado de madurez y se centran más en resolver las necesidades antes que los deseos en una pandemia, sin dejarse llevar por cumplir deseos que pueden poner en riesgo su salud física y mental.

“Tenemos que priorizar qué es necesidad y qué es deseo, en este momento no estamos para hacer riquezas, ahorita estamos para cuidar nuestra vida, que es el tesoro más importante, de nada me sirve salir a realizar un negocio y enfermarme”, asevera el psicólogo Vásquez.

En este caso se trata de cubrir las necesidades básicas como salud, comida y trabajo, que no pueden esperar, y que en la psicología se construyen en una pirámide de necesidades como sociales, fisiológicas, de seguridad, estima y autorrealización.

Una forma de sobrellevar esta pandemia de manera inteligente -comenta-  es que una persona se conozca a sí misma, logre tener autocontrol, reconozca el camino trazado para obtener autocuidado, autoestima, seguridad, satisfacción y pertenencia. De esta forma se “va confiando en uno mismo y se piensa en los demás”, apunta el coordinador de esa Área de la VOAE-UNAH.

Recomendaciones

“El ser humano tiene que ser feliz en las circunstancias que tiene…  No espere a que pase la pandemia para ser feliz, sea feliz hoy -21 de julio-, disfrute la vida, levante su cuerpo con energía y cuídelo al igual que su mente”, recomendó el psicólogo.

Añadió que la felicidad es la realización en todas las áreas de la vida, viviendo el presente y disfrutando lo que ofrece al ver nuevas oportunidades en cada día vivido, así como trazarse metas, continuar tolerando, resistiendo y sobrellevando los demás días que faltan de aislamiento social.

El orientador académico de la institución recomendó que las personas deben mantenerse en acción por ejemplo leyendo libros, ocupándose de la casa y el jardín, elaborar nuevas recetas, jugar con sus hijos, comunicarse con sus familiares y amigos, caminar, moverse y hacer ejercicios, entre otros. “No hay que ponerse en modo sedentarismo, porque el neurotransmisor de la tristeza está ahí, y cuando una persona se encuentra en acción la dopamina se activa y estamos felices”.

Psicológicamente se trata de tener empatía al ponerse en el lugar de otros, lograr sociabilidad, compartir tiempo en familia, tener autoconciencia de quiénes somos, y siempre mantenerse positivo realizando ejercicios de motivación. Además de aportar cuidado a la mente, el cuerpo debe cuidarse consiguiendo un sistema inmunológico con un estilo de vida saludable y práctica de ejercicios.

Normalidad

Vásquez aconsejó a la población hondureña que al retornar a la normalidad se debe volver de una forma serena, aprendiendo las lecciones positivas durante el confinamiento y regresar con lecciones aprendidas.

En síntesis, el objetivo primordial del ser humano es cuidar el cuerpo y la mente, porque los pensamientos influyen en un mejor estado físico.

Y a manera de reflexión para las personas que estuvieron durante la transmisión en vivo que realizó Presencia Universitaria por medio del programa virtual Café Presencia, Vásquez dejó un mensaje final de San Agustín que se lee así: “Cuida tu cuerpo como si fueras a vivir por siempre. Cuida tu alma como si fueras a morir mañana”.

Café Presencia

#CaféPresencia☕ Hoy martes 21 de julio conversaremos con Bladimir Vásquez de la Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE), sobre la inteligencia emocional a cuatro meses de confinamiento. #ConéctateYComparte #UNAH2020

Publicado por Presencia Universitaria - Periódico UNAH en Martes, 21 de julio de 2020

 

Noticias relacionadas:

Comentarios